Envenenamiento por hongos en perros: ¿qué hacer?

7 diciembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Paloma de los Milagros
Aunque los primeros síntomas sean leves, conviene acudir cuanto antes al especialista

El envenenamiento por hongos en perros puede producirse tanto en un ambiente rural como en el propio entorno doméstico. Por ello, es imprescindible que los dueños se cercioren de la adecuada alimentación de sus mascotas.

El término micotoxicosis hace referencia al conjunto de enfermedades producidas por micotoxinas, presentes en el propio hongo o en otra superficie, sustancia o alimento que haya sido contaminado.

El pan o las frutas son dos de los productos con mayor tendencia a deteriorarse, pero el pienso y, sobre todo, la comida húmeda de los canes también son susceptibles de estropearse.

En cuanto a la ingesta directa de hongos en perros, conviene extremar la precaución. A pesar de que algunos de los ejemplares del campo sean inofensivos o causen pequeños trastornos gastrointestinales, otros pueden resultar letales.

Síntomas del envenenamiento por hongos en perros

La sintomatología y la gravedad de la micotoxicosis dependerá de la especie y la cantidad de toxinas ingeridas. No obstante, existen una serie de indicadores generales que pueden hacer sospechar de un posible envenenamiento:

  • Temblores musculares, descoordinación y convulsiones.
  • Jadeo y aumento de la frecuencia cardíaca y respiratoria.
  • Debilitamiento, deshidratación, pérdida de apetito y vómitos.
  • Fiebre.

En un marco más específico, los hongos tóxicos pueden clasificarse en cinco categorías atendiendo a los signos clínicos provocados. A continuación, se presentan en orden creciente de gravedad:

  • Hongos que causan trastornos gastrointestinales. Pertenecen a los géneros Agaricus, Boletus, Entoloma, Lactarius, Scleroderma y Tricholoma. Los vómitos, dolores abdominales y diarreas suelen aparecer a las dos horas de ser ingeridos, y desaparecen espontáneamente en un margen de dos días.
Cachorro con una cesta de hongos

  • Hongos alucinógenos. Sobresalen los géneros Psilocybe, Panaeolus, Conocybe y Gymnopilus. Afectan al sistema nervioso central al estimular los receptores de serotonina. Aunque los síntomas suelen durar menos de 48 horas, pueden darse convulsiones o incluso resultar letales.
  • Hongos que causan reacciones muscarínicasDestacan los géneros Inocybe y Clitocybe. El lagrimeo, la salivación, los vómitos y las diarreas son los síntomas más frecuentes; estos pueden durar varios días.
  • Hongos psicotrópicos. Destacan la Amanita muscaria y la Amanita pantherina. Alteran la coordinación, la respiración y pueden producir convulsiones o incluso la muerte. Estas reacciones aparecerán entre los 30 y 90 minutos siguientes a la ingesta.
  • Hongos que causan necrosis hepática. Incluyen la Amanita phalloides y los géneros Galerina y Lepiota. Los primeros síntomas son gastrointestinales para acabar en insuficiencias hepáticas de pronóstico crítico. Aunque estos tardan entre 6 y 24 horas en aparecer, conviene acudir inmediatamente al veterinario.

Tratamiento y prevención

El envenenamiento por hongos en perros siempre debe ser atendido por un especialista. A pesar de que los primeros síntomas sean meramente gastrointestinales, estos pueden complicarse en pocas horas. Además, aunque el hongo ingerido no sea altamente tóxico, puede producir un gran daño si se ha ingerido en gran cantidad.

Perro tumbado con hongos

La provocación del vómito, los lavados de estómago o la administración de carbón activado son algunas de las maniobras más frecuentes que tienen por objeto la expulsión de las toxinas.

En el caso de insuficiencias hepáticas, convulsiones o alteraciones en la frecuencia cardiaca o respiratoria, la primera actuación será recuperar las constantes vitales normales.

En cuanto al tratamiento doméstico, puede que el veterinario paute una medicación acompañada de una dieta y un reposo moderado. Las 48 horas siguientes a la intoxicación por hongos en perros son determinantes, por lo que el animal tendrá que estar continuamente atendido.

La prevención de estos envenenamientos no siempre resulta factible. Aun así, conviene extremar la precaución en las salidas rurales e, incluso, en los propios parques y jardines cuando la humedad otoñal se empiece a percibir.

  • Hovda, L. (2015). Dvm360. Unfriendly fungi: Five types of mushrooms toxic to pets. Recuperado de http://veterinaryteam.dvm360.com/unfriendly-fungi-five-types-mushrooms-toxic-pets?pageID=4
  • PetMD. Mushroom, Mold, Yeast Poisoning in Dogs. (S f). Recuperado de https://www.petmd.com/dog/conditions/neurological/c_dg_fungi_poisoning