Enfermedades más comunes de los periquitos australianos

La mayoría de las patologías en los periquitos australianos son fáciles de solucionar, no obstante, es necesario acudir a revisión con un veterinario para un diagnóstico oportuno.
Enfermedades más comunes de los periquitos australianos
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 09 febrero, 2022

Los periquitos australianos son unas de las aves más usuales como compañía. Esto se debe a que no tienen un tamaño demasiado grande y son capaces de adaptarse bien a su entorno. Además, exhiben un plumaje verde bastante colorido, lo que en conjunto con lo anterior los transforma en una excelente elección como mascotas. No obstante, pueden llegar a ser susceptibles de padecer ciertas enfermedades.

El nombre científico de esta ave es Melopsittacus undulatus, la cual pertenece a la familia Psittaculidae. De hecho, esta especie es uno de los parientes más cercanos de los loros. Sigue leyendo este artículo y conoce las enfermedades más comunes que afectan a los periquitos australianos.

Tipos de enfermedades en las aves

La mayoría de las enfermedades que afectan a las aves son ocasionadas por su tipo de alimentación o la calidad de su hábitat. Sin embargo, existe una gran variedad de patologías que ocasionan estragos en la salud de estos bellos animales. Para facilitar su estudio, todos estos padecimientos se pueden clasificar de la siguiente manera:

  • Enfermedades bacterianas.
  • Enfermedades virales.
  • Deficiencias nutricionales.
  • Enfermedades neoplásicas.
  • Enfermedades parasitarias.
  • Padecimientos hormonales (endocrinos).
  • Enfermedades fúngicas (hongos).
Mi pájaro se ha escapado: ¿qué hago?

¿Cuáles son las patologías más usuales en los periquitos australianos?

Las enfermedades comunes que afectan a los periquitos australianos son muy bien conocidas, pues esta especie es una de las más famosas como animal de compañía. Gracias a esto, se pueden listar las patologías para que otros tutores estén atentos a la salud de su mascota. A continuación, se presentan los padecimientos más habituales en estas aves.

Sarna knemidocóptica (sarna de las patas de las aves)

Esta patología parasitaria es producida por los ácaros del género Knemidocoptes, los cuales ocasionan lesiones debajo de las escamas de sus patas. En consecuencia, las aves lucen una piel engrosada (hiperqueratinizada) que puede crecer hasta deformar su apariencia. Esta enfermedad también afecta al pico y el contorno de los ojos con los mismos síntomas que en las patas.

El diagnóstico se realiza por medio de un análisis físico para encontrar al ácaro que provoca la patología. Esto se suele lograr por medio de un raspado en la lesión que es observado a través de un microscopio. Una vez se tiene el diagnóstico, el veterinario recetará el uso de un acaricida para solucionar el problema.

Deficiencia de yodo (bocio)

Esta enfermedad es ocasionada por una deficiencia nutricional del yodo, lo que provoca un agrandamiento (hiperplasia) de la glándula tiroides. Dicha estructura se encuentra alrededor de la tráquea y produce hormonas que son esenciales para el crecimiento. Al verse afectada, se provoca que el periquito tenga problemas en su desarrollo y que se obstruya el paso del aire.

Según la gravedad del caso, el padecimiento puede detectarse al palpar la zona de la garganta. Aparte de esto, será necesario llevar a cabo un análisis sanguíneo para confirmar que la tiroides se encuentra afectada. El tratamiento no suele ser complicado, ya que solo se requiere el uso de suplementos alimenticios. En general, el ave suele recuperarse dentro de los próximos 5 días.

Diabetes mellitus

Es una enfermedad provocada por la incapacidad del cuerpo para utilizar o producir la hormona insulina (padecimiento hormonal). En consecuencia, ocasiona que el nivel de glucosa en la sangre se eleve, lo que genera varias afecciones en los órganos y el sistema inmunitario. Por esta razón, las aves son más susceptibles de padecer infecciones.

Los periquitos australianos pueden verse afectados por tumores renales que propicien la aparición de la diabetes. Además, el diagnóstico debe ser realizado por medio de distintos análisis clínicos que incluyan muestras de sangre y de orina. En cuanto a su tratamiento, según la gravedad del caso se puede necesitar la administración de insulina y el cambio de la dieta.

Clamidiosis

La clamidiosis es un padecimiento provocado por la bacteria Chlamydia psittaci, que provoca una infección general progresiva. Entre los síntomas más habituales se encuentran la pérdida de peso, el plumaje erizado, las secreciones oculares o nasales, la letargia y en algunos casos las complicaciones respiratorias.

Esta enfermedad suele ser fácil de diagnosticar con los análisis clínicos adecuados. No obstante, la clamidiosis también puede infectar a los tutores (zoonosis), por lo que se debe tener cuidado con la higiene de la mascota. En cuanto al tratamiento, el veterinario puede recetar el uso de antibióticos. Ten en mente que esta patología es capaz de agravarse y causar la muerte del ave, así que procura atenderla cuanto antes.

Virus polioma (poliomavirus aviar)

Este patógeno es reconocido como uno de los más problemáticos para las aves recién nacidas. La enfermedad provoca la muerte en la mayoría de los polluelos infectados, pero en los adultos se genera resistencia. En consecuencia, los ejemplares más grandes se convierten en transmisores de la enfermedad. Para contagiarse, solo hace falta que se tenga contacto con las heces de un animal con el patógeno.

El diagnóstico es complejo y puede realizarse a través de pruebas moleculares, pues los signos clínicos del padecimiento son poco específicos. Por si fuera poco, en la actualidad no existe un tratamiento eficaz contra este virus. Esto ocasiona que los neonatos mueran sin poder hacer nada, mientras que los adultos suelen sobrevivir sin problema.

Cera marrón en el macho

El sexo de los periquitos se puede reconocer por el color de la cera, la cual es una estructura que se encuentra en la base del pico, justo al lado de sus ojos. Las hembras tienen esta región de color marrón cuando se encuentran en celo, mientras que los machos presentan siempre tonos azules o rosados.

Si el macho sufre alguna alteración de sus hormonas sexuales, la cera de su rostro se puede tornar marrón. Dicho cambio de color puede ser ocasionado por tumores del aparato reproductor, edad avanzada o alguna otra patología asociada. Ante este padecimiento, es mejor acudir al veterinario para investigar cuál es la causa del problema.

Enfermedad de Newcastle (paramyxovirus)

Este padecimiento es ocasionado por un paramyxovirus que suele ser muy contagioso. De hecho, es muy peligroso y se encuentra dentro del código sanitario para animales terrestres de la Organización Mundial de Sanidad Animal. Los síntomas más usuales son jadeos, estornudos, secreciones nasales, pérdida del apetito, temblores musculares y diarrea.

Es muy importante recalcar que la gravedad depende de la cepa con la que se infecte el ave. Además, no existe tratamiento eficaz que cure esta patología y solo se puede esperar a que la mascota se recupere por sí misma. Por si fuera poco, esta enfermedad también es zoonótica y el tutor corre peligro de padecerla.

Coccidiosis aviar

La coccidiosis es una patología causada por endoparásitos del género Eimeria. Dicha enfermedad ocasiona serios trastornos en el sistema digestivo, por lo que las primeras señales son diarrea, vómitos y exceso de sed. Conforme el caso se agrava, el ave comienza a perder peso y luce un aspecto decaído.

El diagnóstico suele llevarse a cabo por medio de un análisis coprológico de las heces. Para el tratamiento se suelen usar fármacos como las sulfonamidas, además de dietas enriquecidas con probióticos.

Giardiasis

Esta patología es ocasionada por un endoparásito del género Giardia que genera problemas intestinales en el ave. Entre los síntomas más frecuentes se encuentran la diarrea con mal olor, la pérdida de peso y el escozor en la piel. Sin embargo, algunos ejemplares pueden ser asintomáticos y son capaces de contagiar a otros organismos sin presentar ningún signo de infección.

De manera afortunada, la giardiasis no representa un problema grave para la mascota, ya que es fácil de erradicar con el tratamiento adecuado. A pesar de esto, en el caso de los polluelos recién nacidos puede ser fatal si no se trata de manera adecuada.

Tumores (neoplasias)

Las neoplasias suelen tener una incidencia que va entre el 16 y el 24 % de los periquitos que visitan la clínica veterinaria, aunque no en todos ellos se conoce la causa. Este problema se caracteriza por el crecimiento anómalo de las células, lo cual puede provocar diferentes signos clínicos leves o graves. Algunos de los tumores más frecuentes son los siguientes:

  • Tumores renales.
  • Carcinoma gástrico.
  • Papiloma en la cloaca.
  • Tumores de gónadas.
  • Adenoma pituitario.
¿Por qué mi pájaro me muerde?

Los periquitos australianos pueden padecer varios tipos de enfermedades comunes. Sin embargo, la mayoría son ocasionadas por un mal cuidado o por pésimos hábitos de higiene. No tienes nada que temer si mantienes en buenas condiciones el entorno de tu ave. A pesar de esto, recuerda que las visitas al veterinario son una excelente opción para asegurar la salud de tu mascota.

Te podría interesar...
La alimentación de las crías de periquito
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
La alimentación de las crías de periquito

Los animales recién nacidos pasan por una fase de dependencia y vulnerabilidad extremas que ponen a prueba las habilidades de sus cuidadores: la al...



  • DE FREITAS, F., BIANQUE DE OLIVEIRA, A., DOWELL DE BRITO CAVALCANTI, M., SOARES LEITE, A., SANTIAGO MAGALHAES, V., ALVES DE OLIVEIRA, R., & EVENCIO SOBRINO, A. (2002). Parásitos gastrointestinales de aves silvestres en cautiverio en el estado de Pernambuco, Brasil. Parasitología latinoamericana, 57(1-2), 50-54.
  • Acosta, I., Soto, C. J., & Cruz, E. (2008). Giardia spp.(Diplomonadidae) in budgerigars (Melopsittacus undulatus) in Cuba. Revista de Salud Animal, 30(1), 63-64.
  • Baez Arellano, J. (1994). Patología de las aves. Editorial Trillas.
  • Steiner, C. V., & Davis, R. B. (1985). Patología de las aves enjauladas: temas seleccionados (No. 04; SF994. 2. A1, S8y.). Acribia.
  • González-R, Y. M., Ochoa-Amaya, J. E., González-Paya, G., Ciuoderis-Aponte, A. K., Cruz-Ochoa, P. F., & Cruz-Casallas, P. E. (2015). Estudio retrospectivo de hallazgos histopatológicos en animales silvestres de vida libre y en cautiverio en Villavicencio, Colombia. Orinoquia, 19(1), 44-55.
  • Otero, D. F. (1994). Clamidiosis aviar. Veterinaria (Montevideo), 29(123), 18-22.
  • Cazorla Perfetti, D., & Morales Moreno, P. (2016). Uso del azufre precipitado en petrolato para el tratamiento tópico de la sarna Knemidocóptica (Knemidocoptes sp) en dos gallos. Revista de Investigaciones Veterinarias del Perú, 27(2), 397-402.