¿Cuál es el entorno ideal para tus periquitos?

Francisco María García · 12 enero, 2018
Muchas personas optan por tener como mascotas a periquitos porque creen que no requieren tanto cuidado como, por ejemplo, un perro

Los periquitos constituyen una de las especies de aves más encantadoras que existen. Sus colores son hermosos, son unos seres vivos inteligentes y, en algunos casos, pueden ser domesticados. No en vano, son una de las especies más populares entre quienes buscan una mascota.

Por estas razones, resulta fundamental informarse sobre el entorno ideal para tus periquitos, ya que es la única manera de mantenerlos saludables y felices.

Tips sobre el entorno ideal para tus periquitos

Tener una mascota es comprometerse a largo plazo en el cuidado óptimo del animal. Para ello es necesario recabar información sobre todos los aspectos que puedan afectar directa o indirectamente al nuevo miembro de la familia.

Muchas personas optan por tener como mascotas a periquitos porque creen que no requieren tanto cuidado como, por ejemplo, un perro. Y es cierto…

Sin embargo, son animalitos delicados y, aunque quizás sea más fácil poder mantenerlos, no por ello se deben tratar con menos cuidado. Aspectos como el ambiente en general, temperatura, humedad y alimentos, siempre deben ser tenidos en cuenta.

El cuidado de tus periquitos

Temperatura

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta cuando se tienen periquitos es la temperatura. La principal razón es que se trata de aves delicadas, por lo que el entorno ideal para estas resulta muy importante.

En este sentido, es importante saber que los periquitos se llevan mejor con las temperaturas frescas que con el calor. ¿La razón? Ellos no pueden sudar y les resulta un poco más complicado regular la temperatura de sus pequeños cuerpos. La única forma en que estas aves tratan de aliviar el calor es abriendo y cerrando el pico rápidamente.

La temperatura ideal para los periquitos oscila entre los 25 y 27 grados centígrados. Es muy importante que siempre se encuentren a la sombra, especialmente durante las altas temperaturas del verano.

Entorno ideal de los periquitos

De igual manera, si en la casa hay aire acondicionado, es fundamental asegurarse que el aire no les llegue de forma directa, ya que podría ser fatal. Una temperatura fresca y mantenerlos en la sombra son los aspectos más importantes a tener en cuenta.

Humedad

Otro de los aspectos claves para que la salud del periquito no se deteriore es mantenerlos en una zona seca. En otras palabras, el entorno ideal para tus aves debe tener preferiblemente una temperatura fresca y en una zona con baja humedad.

Alimentación

Una buena alimentación se traducirá en una buena salud para los periquitos. Debe ser equilibrada, y puede ser natural o procesada. Hoy en día se pueden conseguir en los supermercados y tiendas especializadas alimentos procesados para estos animalitos. Su menú incluye principalmente alpiste, cáñamo, mijo, avena y otras semillas.

Mantener el entorno ideal para tus periquitos

Cuidar a los periquitos resulta muy sencillo. Sin embargo, en muchas ocasiones aspectos como las estaciones del año pueden perjudicar la salud de estos animalejos. La temperatura es uno de los aspectos más importantes, pero también uno de los que difícilmente podemos controlar.

Si las temperaturas del verano son muy altas, uno de los consejos que puedes poner en práctica es rociar la jaula con un pulverizador. De esta manera las aves podrán refrescarse. Otro tip es llenar una bañera con menos de dos centímetros de agua templada y dejar que se bañen y jueguen.

Entorno ideal de los periquitos

Por otra parte, si la humedad es muy alta, lo más recomendable es comprar un deshumidificador y colocarlo en la habitación donde se encuentran tus periquitos. Es importante recordar que sus vías respiratorias son muy sensibles.

Otros consejos para el cuidado de tus periquitos

Otra recomendación es que se coloque la jaula a la altura de los ojos. De esta forma no estará ni muy arriba, ni muy abajo. Lo ideal es colocarla sobre un mueble fijo o pegado a la pared.

Nunca se debe colocar la jaula sobre el mueble de la lavadora o secadora, ya que estas pequeñas aves son muy susceptibles a las vibraciones.

Mantenerlos alejados de televisores también es muy importante. La razón es que tanto la imagen como el sonido los atormenta. Mantenerlos frescos, a la sombra, pero en un lugar luminoso también es fundamental para que se desarrollen felices.

Pero sin duda alguna, el aspecto más importante es cuidarlos con mucho amor. Son animalitos muy sensibles, que responden muy bien a las muestras de cariño.