El periquito, un excelente animal de compañía

¿Estás pensando en adquirir un animal de compañía? ¿Quieres una mascota que no sea muy grande, no de mucho trabajo, esté en un entorno controlado y no haya que sacar a pasear todos los días? Entonces el periquito es tu mejor opción.

Características del periquito

periquito 2

El periquito es un ave de la familia de las psitácidas, es decir, la de los loros y las cotorras argentinas, aunque es la especie más pequeña de esta familia, pudiendo llegar a medir unos 19 cm. Viven unos 15 años y puede presentar una gran variedad de colores (excepto el rojo y el negro) y ser tanto monocromático como policromático.

A estos animales les encanta la compañía, por lo que es muy común adquirirlos en parejas. De todas formas, puedes comprar solo uno y tenerlo en una habitación concurrida de la casa, como el salón o la sala de estar (esto es para que quede bonito, todos sabemos que la habitación más concurrida de una casa es la cocina). Estas aves son muy alegres y pueden incluso llegar a pronunciar algunas palabras, aunque los machos tienden a aprender a hablar con más facilidad que las hembras y éstas a silbar mejor que los machos.

En el caso de adquirir una pareja de periquitos, no hay ningún problema si los dos periquitos son machos, aunque es posible que no lleguen a hablar. Sin embargo, es incompatible tener a dos hembras en la misma jaula, puesto que a partir de la adolescencia se pelean continuamente.

Comprando un periquito

periquito 3

A la hora de comprar un periquito hay ciertos factores que hay que observar para asegurarse de que el periquito está en buen estado de salud. Para empezar, el plumaje ha de estar liso y sin claros. Si tiene el plumaje ahuecado o se deja sacar de la jaula con facilidad, es señal de que está enfermo. Además, debe ser capaz de realizar vuelos cortos dentro de la jaula.

El plumaje alrededor del ano no puede estar sucio y sus excrementos deben ser compactos. Hay que asegurarse de que el pico no tenga grietas y de que los orificios del pico estén limpios para que el periquito no emita ruidos ásperos al respirar. Además, hay que comprobar que las garras y patas estén limpias.

Debemos asegurarnos de que el periquito tiene buena salud, lo mejor es comprar un ejemplar joven. Al llegar a la casa se debe dejar al periquito tranquilo durante las primeras dos semanas para que se adapte a las condiciones ambientales de su nuevo hogar. Además, no conviene soltar al periquito por el hogar durante este periodo de tiempo.

Cuidados del periquito

Un aspecto importante de los cuidados del periquito es la posición de la jaula. La jaula debe estar situada a la altura de los ojos del dueño, en una estancia luminosa, sin corrientes de aire y procurando que no dé el sol directamente. La jaula debe estar siempre limpia y se deben retirar regularmente los restos de plumas y excremento de su base.

Así mismo, se debe extremar la limpieza en la habitación del periquito y eliminar los restos de plumas, alimento y desechos del suelo para evitar que tanto periquito como dueño contraigan enfermedades. La jaula debe ser amplia, para que el animal pueda realizar vuelos cortos en ella, aunque también se le puede dejar volar por la casa, siempre y cuando no haya un lindo gatito suelto por ahí.

La dieta del periquito consiste en mijo, alpiste, avena y cañamón, éste último en pequeñas cantidades, aunque también se le debe dar fruta y verdura, para complementar las vitaminas y minerales que necesita y pequeñas cantidades de arena y calcio, éste último muy necesario en la época de la reproducción.

Siempre hay que asegurarse de que haya comida y agua abundante en la jaula del periquito. El mejor momento para introducirlo es a primera hora de la mañana y a última de la tarde, cuando el periquito está más receptivo.

Categorías: Agapornis y aves Etiquetas:
Te puede gustar