Elefantes detectan vibraciones sísmicas generadas por el hombre

Debido a las mayores interacciones con los humanos, los elefantes han aprendido a reconocer las ondas sísmicas antropogénicas, así lo publicó un grupo de expertos en una revista científica este año. Aquí te lo contamos todo.
Elefantes detectan vibraciones sísmicas generadas por el hombre
Georgelin Espinoza Medina

Escrito y verificado por la bióloga Georgelin Espinoza Medina.

Última actualización: 04 marzo, 2022

Los elefantes son mamíferos increíbles no solo por su tamaño y su peso. Además, poseen otros aspectos que los hacen únicos como su inteligencia y su organización social. Para lograr una interacción efectiva entre sus miembros necesitan comunicarse de forma constante. Desde hace unos años se conoce que una de las maneras de conseguirlo es mediante sus patas, ya que son capaces de detectar vibraciones sísmicas con sus pies, impresionante, ¿verdad?

Pero la historia no se queda allí, estas majestuosas criaturas no solamente detectan las señales del suelo, también distinguen el tipo de vibración que reciben, si se trata de algún familiar o si son generadas por el ser humano. Te invito a que te enteres de este asombroso descubrimiento científico, no dejes de leer.

Un nuevo hallazgo relacionado con la comunicación de los elefantes

El comportamiento de los elefantes además de interesante, demuestra su inteligencia. Evidencia de ello se observa en la variedad de maneras de comunicarse (visual, química, acústica y también táctil). Con estos mecanismos pueden percibir y emitir señales, incluso a grandes distancias.

Los elefántidos emplean todos sus sentidos para trasmitir y recibir un mensaje. De esta manera, consiguen reproducirse, evadir los peligros y sobrevivir en el mundo natural.

Uno de los modos sensoriales que más llama la atención en los elefantes es su capacidad de detectar vibraciones sísmicas del suelo, utilizando sus patas como centro de recepción del estímulo. Además de dilucidar el tipo de señal que reciben, si se trata de un miembro de su manada o si su fuente es antropogénica, es decir, producida por el ser humano.

Así lo ha demostrado un estudio realizado en elefantes en Namibia, por los investigadores Beth Mortimer, James Walker, David Lolchuragi, Michael Reinwald y David Daballen, de Oxford. Publicado en la revista “Proceedings B de la Royal Society” el presente año.

El estudio consistió en evaluar la respuesta de 3 tipos de vibraciones en el ejemplar africano (Loxodonta africana), una procedente de grabaciones sísmicas de elefantes, una originada por el ruido humano y una pista combinada de las dos primeras.

¿Cómo los elefantes detectan las vibraciones sísmicas?

Como ya hemos afirmado, la detección de las vibraciones se hace a través de las patas. En específico de unas estructuras presentes en los pies que reciben el nombre de corpúsculos de Pacini, en honor a su descubridor Filippo Pacini.

Los corpúsculos de Pacini son mecanorreceptores especializados en detectar presión y vibración. En elefantes se encuentran agrupados y localizados tanto en la dermis como en las almohadillas digitales, con mayor frecuencia en las regiones anteriores y posteriores de los pies. También están presentes en otros seres vivos y algunos órganos del cuerpo.

Los elefantes detectan las vibraciones sísmicas con estos corpúsculos, así complementan lo que perciben del entorno por medio del aire. Dichas estructuras constituyen unas herramientas muy útiles para advertir el peligro.

Cuando sienten alguna señal en el suelo, adoptan una postura de calma, se quedan inmóviles prestando mucha atención. También pueden orientarse hacia la fuente del estímulo, apoyar un pie delantero de forma que quede en contacto la parte más anterior o colocarse sobre los talones posteriores. De esta manera se enteran de lo que ocurre a su alrededor y pueden efectuar la reacción más apropiada.

La respuesta de los elefantes a las vibraciones sísmicas de origen humano

Estudios previos, de los años 2006 y 2007, han demostrado que los elefantes pueden distinguir las señales del sustrato. Además de responder ante ellas con base a su fuente, si se trata de algún familiar o un individuo desconocido.

En la actualidad, los nuevos hallazgos ponen en evidencia que no solo distinguen los llamados familiares, sino también las vibraciones sísmicas producidas por los humanos y generan una respuesta acorde. En este caso, defensiva, ya que su comportamiento es de huida.

La conducta de los elefantes pone en evidencia que las actividades humanas cada vez interfieren más en la vida natural de los seres vivos. Las vibraciones sísmicas generadas por el hombre generan interferencia con las producidas en el ambiente tanto por diferentes organismos, como por otros elefantes. Esta situación les genera confusión. Así, el hombre puede ser un obstáculo para su supervivencia.

Algunos animales también resultan afectados por las vibraciones de origen humano. Ejemplo de ello son los anfibios, muy sensibles a los cambios ambientales. Un estudio realizado con el sapo partero (Alytes obstetricans), demostró cómo la actividad humana dificulta la comunicación y reproducción de la especie.

Conclusión

Los elefantes son animales extraordinarios, dotados de una gran sensibilidad por el entorno. Pueden detectar y transmitir señales a grandes distancias con diferentes mecanismos. Uno de sus métodos de “escaneo” más curioso y que les sirve de comunicación es la vibración sísmica.

Los retumbos en el suelo complementan los sonidos, ya que proporcionan ciertas ventajas en velocidades y estabilidad en el medio. Los elefantes no solo detectan las vibraciones sísmicas, han aprendido a diferenciar la fuente de procedencia. Cuando el origen es humano su comportamiento es defensivo, lo que demuestra que nuestra actividad afecta la vida natural de estos animales.

Te podría interesar...
¿Por qué algunos elefantes tienen colmillos y otros no?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Por qué algunos elefantes tienen colmillos y otros no?

La caza ilegal y sus consecuencias en la adaptación son razones por las que algunos elefantes tiene colmillos mientras que otros no.



  • Bouley, D., Alarcón, C., Hildenrandt, T., & O´Connel-Rodwell, C. (2007). The distribution, density and three-dimensional histomorphology of Pacinian corpuscles in the foot of the Asian elephant (Elephas maximus) and their potential role in seismic communication. Journal of Anatomy, 211, 428-435.
  • Caorsi, V., Guerra, V., Furtado, R., Llusia, D., Miron, L., Borges-Martins, M., Both, C., Narins, P., Meedorink, F., & Marquez, R. (2019). Anthropogenic substrate-borne vibrations impact anuran calling. Scientific Reports, 9(1), 19456.
  • Mortimer, B., Walker, J., Lolchuragi, D., Reinwald, M., Daballen, D. (2021). Noise matters: elephants show risk-avoidance behaviour in response to human-generated seismic cues. Proceedings of the Royal Society B, 288.
  • O’Connell-Rodwell, C., Wood, J., Kinzley, C., Rodwell, T., Poole, J., & Puria, S. (2007). Wild African elephants (Loxodonta africana) discriminate between familiar and unfamiliar conspecific seismic alarm calls. The Journal of the Acoustical Society of America, 122, 823–830.
  • O’Connell-Rodwell, C., Wood, J., Rodwell, T., Puria, S., Partan, S., Keefe, R., Shriver, D., Arnason, B., & Hart, L. (2006). Wild elephant (Loxodonta africana) breeding herds respond to artificially transmitted seismic stimuli. Behavioral Ecology and Sociobiology, 59, 842–850.
  • Weissengruber, G., Egger, G., Hutchinson, J., Groenewald, H., Elsässer, L., Eamini, D., & Forstenpointner, G. (2006). The structure of the cushions in the feet of African elephants (Loxodonta africana). Journal of Anatomy, 209, 781-792.