¿Por qué las prospecciones sísmicas afectan a los cetáceos?

Eugenio 8 agosto, 2018
Las prospecciones sísmicas afectan a los cetáceos y a otras especies marinas a nivel fisiológico y de comportamiento, y ello puede ser tan grave que algunos animales acaban muriendo

Son muchas las noticias y manifestaciones que se basan en que las prospecciones sísmicas afectan a los cetáceos. Estos mamíferos marinos se ven en peligro por estos métodos extractivos, prohibidos en algunos lugares como el santuario en Baleares.

¿Qué son las prospecciones sísmicas?

Nos dicen que las prospecciones sísmicas afectan a los cetáceos, pero mucha gente desconoce qué son estas prospecciones. Las prospecciones sísmicas son un método que permite localizar acumulaciones marinas de petróleo o gas dentro de una roca, lo que permite explotarlas mejor.

Estas ondas permiten mapear el fondo marino, lo cual puede llevar jornadas intensivas durante varias semanas o incluso meses, por lo que de tener efectos sobre los animales estos se dilatan en el tiempo.

Para ello, se emiten ondas acústicas mediante cañones de aire comprimido que retornan llevando consigo la información de las diferentes capas del fondo marino.

Los aparatos usados para emitir estas ondas pueden generar grandes intensidades sonoras, lo cual puede afectar al bienestar, la fisiología o el comportamiento de varios organismos marinos.

Prospección sísmica en el mar

¿Las prospecciones sísmicas afectan a otros animales marinos?

Aunque vamos a hablar mucho de si las prospecciones sísmicas afectan a los cetáceos, lo cierto es que también tienen efectos sobre otros seres vivos que viven en el mar, principalmente a los peces. Esto ha provocado muchos intentos de paralizar las prospecciones en el Mediterráneo.

Los peces óseos, es decir, aquellos que poseen espinas óseas en lugar de cartílago, son especialmente sensibles a las prospecciones sísmicas. Esto se debe a que poseen vejiga natatoria, un espacio lleno de gas que permite regular su flotación.

Las prospecciones sísmicas también afectan al oído de estos animales, de forma que sobre ellos se produce un gran aturdimiento y pérdida de la audición y la flotación, lo que puede ser desastroso.

Además, esto tiene efectos económicos: las pesquerías ven disminuidos sus beneficios entre un 30% y un 50% en las regiones donde se realizan este tipo de prospecciones sísmicas y existe actividad pesquera en la zona.

No solo los peces pueden verse afectados: los leones marinos, focas y morsas sufren disminución de la audición y cambios en el comportamiento, aunque apenas han sido estudiados los efectos sobre estos animales.

En el caso de las tortugas marinas, sus rutas migratorias pueden verse afectadas y se producen cambios en sus conductas sociales. Incluso los calamares gigantes pueden verse afectados con lesiones en sus órganos internos.

Efectos de las prospecciones

¿Las prospecciones sísmicas afectan a los cetáceos?

Tal y como se comunican las ballenas, es imposible negar que las prospecciones sísmicas afectan a los cetáceos: hablamos de animales sonoros que necesitan el sonido no solo para comunicarse, también para navegar o cazar.

Así, se ha visto, aunque parezca increíble, que las prospecciones sísmicas afectan a los cetáceos incluso a nivel de los tejidos: el aumento de burbujas de gas daña el hígado, el riñón o incluso la irrigación sanguínea.

Las estructuras auditivas son las más afectadas, e incluso los huesos que conforman este sentido pueden ser fracturados. Las lesiones pueden convertir a los animales en seres totalmente sordos, por lo que especies como la ballena azul –que es solitaria pero se reúne gracias a su canto– pueden quedarse totalmente solas toda su vida.

Aunque los cambios no sean permanentes, un cambio en el umbral de sensibilidad durante unos días puede significar la muerte de los animales, ya que necesitan la audición para buscar alimento.

Obviamente, aunque el sonido esté lejos y no se produzcan daños físicos, estos animales pierden la capacidad de ecolocalizar embarcaciones o comunicarse debido al ruido de fondo, además de cambiar las rutas migratorias y causar estrés.

Las prospecciones sísmicas afectan a los cetáceos de forma negativa, y se ha visto cómo incluso en el Ártico podrían amenazar a los ecosistemas, por lo que si queremos proteger a la fauna marina hay que prohibir estas actividades en zonas protegidas.

Te puede gustar