Proteger a las ballenas: primer santuario en Baleares

Eugenio Fernández 10 julio, 2018
Tanto la caza como la contaminación de las aguas se cobran multitud de vidas de estos mamíferos marinos, de la familia de los cetáceos, de ahí que el gobierno español haya aprobado un proyecto por el que se protegen el 13% de las aguas marinas nacionales

Aunque proteger a las ballenas fue una de las principales agendas del movimiento ecologista hace unos años, lo cierto es que mientras que se han establecido muchos parques nacionales en tierra, los mares siguen sin estar protegidos a pesar de contener la mayor biodiversidad del planeta.

Últimamente nos enfrentamos a muchas noticias relacionadas con proteger a las ballenas: el fracaso en los planes de recuperación de las vaquitas o la llegada de los rorcuales a Cartagena son solo algunos ejemplos de cómo nos interesan estos animales.

Proteger a las ballenas será posible en Baleares

Los delfines, cachalotes y otros cetáceos estarán protegidos en el corredor marítimo que se encuentra entre las islas Baleares y la península ibérica. Este santuario será blindado para promover la conservación de las ballenas y otros cetáceos, por lo que no se podrán realizar sondeos petrolíferos ni la famosa fracturación hidráulica o fracking.

A propuesta del nuevo Ministerio para la Transición Ecológica del gobierno español, se ha decidido aprobar el decreto que declara a esta zona área marina protegida. Su aprobación llega un año después de que lo propusiera el Convenio de Barcelona para la protección del Mediterráneo.

Esta zona abarca 46 000 kilómetros cuadrados, discurre entre Girona y Alicante, y tiene como límite los cabos de Creus y de la Nao. La zona tiene un gran valor ecológico debido a sus aguas, y en ella realizan la migración miles de cetáceos cada año.

Santuario de ballenas en Baleares

Proteger a las ballenas en baleares: objetivos y crítica

La protección tiene un claro objetivo: el ruido submarino y la contaminación acústica causada por los sondeos petrolíferos han demostrado tener consecuencias devastadoras para la reproducción e incluso la supervivencia de los cetáceos, y es que incluso han causado varamientos.

Aunque los conservacionistas aplauden la decisión, creen que la batalla no está ganada, ya que las prospecciones de hidrocarburos deben ser prohibidas en todas las aguas nacionales, algo que ayudaría a todas las especies marinas que tenemos en nuestras aguas.

Desde algunas ONG se critica que los límites se han establecido de forma arbitraria, por lo que parte del hábitat de los rorcuales queda sin protección. Sin embargo, a pesar de las carencias del proyecto, se aplaude que con este paso se protejan el 13% de las aguas marinas españolas.

Rorcual común: peso

El rorcual común, el gran beneficiado

Los grandes beneficiados de esta medida para proteger a las ballenas son los rorcuales, y en concreto el rorcual común (Balaenoptera physalus), que es el segundo animal vivo más grande tras la ballena azul, pues llega a los 27 metros de longitud.

Como el resto de ballenas, fue enormemente perseguido durante el siglo XX, y se calcula que hasta finales de los 70 solo en el hemisferio sur fueron cazados 750 000 rorcuales.

Es por ello que se ha prohibido la caza de ballenas en muchos países, aunque en Japón continúan presionando para seguir cazando más de 1 000 ballenas al año. De forma similar, algunos países del noreste de Europa, como Finlandia, Noruega o Groenlandia mantienen esta práctica de forma reducida.

Aunque la caza ya no es una gran amenaza para estos animales, actualmente se enfrentan a la contaminación de las aguas. Es común que animales aparezcan con kilos de plástico en su interior, por lo que proteger las ballenas en el Mediterráneo se hace cada vez más importante para la comunidad internacional.

Te puede gustar