El pulpo morado: hábitat y sus costumbres

Yamila · 6 diciembre, 2018
El pulpo morado destaca por su llamativa tonalidad y fue avistado por primera vez en Canadá

No nos cansaremos nunca de repetirlo… ¡Los animales son asombrosos! Pero hay algunos que nos llaman aún más la atención, como el caso del pulpo morado. Te contamos todo lo que se sabe de él en este artículo.

El pulpo morado, una especie ‘nueva’

Se trata de una especie descubierta hace muy poco tiempo, aunque eso no quiere decir que sea nueva en el planeta. La primera vez que se vio al pulpo morado fue en las costas de Terranova, en Canadá, junto con otros animales ‘novedosos’ que se investigaron por separado.

Este área explorada con un robot submarino se pasó a considerar ‘un bosque submarino’ con varios metros de corales, que están cambiando el curso de las corrientes. Entre ellos, el coral negro, una especie consolidada que puede vivir más de mil años.

Características del pulpo morado

El pulpo morado es un molusco marino que, al igual que otros de su familia, presenta ocho brazos. Además, este octópodo presenta no uno, sino tres corazones, los cuales bombean la sangre a las branquias y al resto del cuerpo.

Pulpo morado: información

Su alimentación es carnívora y su dieta está basada en peces, crustáceos pequeños y, en ocasiones, algunas algas. En la mayoría de los casos se mantiene en el fondo marino, aunque en ciertas ocasiones puede nadar algunos metros hacia la superficie para cazar usando sus poderosos tentáculos.

Cuando ataca a sus presas la forma de actuar es la siguiente: se desliza encima de ella e introduce su boca en el caparazón o cuerpo de la víctima. Con su ‘pico’ succiona la carne muy rápidamente.

El pulpo morado puede vivir tanto en aguas saladas frías como templadas o tropicales. Esta es una de las razones por las cuales se afirma que, si bien recién los humanos lo han visto, en realidad se trata de un animal milenario que ha podido adaptarse a diferentes hábitats y situaciones.

Rossia pacifica, el ‘otro’ pulpo morado

Más allá de los descubrimientos en Canadá, podemos hablar de otra especie de pulpo morado que fue hallado a 900 metros de profundidad en las costas de California. Se trata de un cefalópodo (calamar) conocido como calamar rechoncho, que mide unos 10 centímetros de largo y que llama la atención por su tonalidad morada y sus enormes ojos.

Rossia pacifica

Para pasar desapercibido ante sus presas –principalmente peces de gran tamaño y camarones– el Rossia pacifica se entierra en la arena por horas y solo deja los ojos al descubierto. También puede camuflarse con las algas y otras plantas marinas.

Lo más extraño es que este pulpo presenta una coloración diferente a otros ejemplares de su misma especie. Por eso llamó la atención de los investigadores, quienes le dicen el ‘rechoncho’ debido a su robutez.

Si bien es nativo del norte del Océano Pacífico (Japón, Corea, Canadá o Estados Unidos), se traslada aprovechando las corrientes marinas y en invierno se lo ha visto en corrientes poco profundas. Durante el verano busca aguas más profundas donde reproducirse.

Las hembras –que son más grandes que los machos– colocan unos 50 huevos blancos debajo de una piedra, almeja o refugio, ya que ni ella ni su ‘pareja’ pueden hacerse cargo de las crías: mueren poco después de aparearse. Las crías que sobreviven nacen unos nueve meses después de la puesta y son ‘versiones miniatura’ de sus progenitores.

Aunque se trate de un animal pacífico, si es molestado o se siente amenazado, puede lanzar su tinta negra que a la vez le permite alejarse a través de una propulsión a chorro.

Sin duda, el pulpo morado es muy curioso y a simple vista parece un juguete de peluche que ha sido escondido en el fondo del mar tras un naufragio. ¡Pero se trata de un animal real bastante llamativo!

Anderson, T. J. (1999). Morphology and biology of Octopus maorum Hutton 1880 in northern New Zealand. Bulletin of Marine Science.