El estrés en el caballo

8 febrero, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
El estrés en el caballo, si se torna excesivo, puede provocar diferentes tipos de alteraciones físicas y mentales

No solo los seres humanos podemos vernos afectados por las consecuencias negativas del estrés. Los equinos también sufren con el estrés, y sus síntomas pueden perjudicar severamente su calidad de vida y su salud. A continuación, te informamos sobre el estrés en los caballos, cómo identificarlo y aliviarlo.

¿Qué es el estrés?

En términos biológicos, el estrés es definido como un conjunto de alteraciones físicas y mentales que se producen ante estímulos repetidos, como el miedo, el frío, la alegría, etc.

Por lo general, tendemos a asociar al estrés a contextos y sentimientos negativos, como una situación de peligro. No obstante, también existe el ‘estrés positivo’, que define la tensión producida en contextos que sobreexcitan al animal.

Este tipo de estrés es muy común en los perros cuando perciben que van a salir a pasear o que su dueño está por regresar al hogar. Pero también puede afectar a los seres humanos y a diversas especies, incluidos los caballos.

No siempre es malo es estrés

Un grado de estrés no solo es positivo, sino que resulta necesario para que los individuos estén atentos y puedan reaccionar. Recordemos que la supervivencia de los animales depende, en gran medida, de su habilidad de detectar peligros y reaccionar a tiempo para escaparse o defenderse.

Por qué se estresan los caballos

No obstante, el problema surge cuando el estrés es excesivo o constante, lo que impide que el organismo se equilibre después de una sobreexcitación. Una persona o un animal estresado están siempre en estado de alerta, sobreexcitados, tensionados, y no pueden relajar.

En consecuencia, el cuerpo y la mente del animal empiezan a mostrar alteraciones nada positivas, que afectan su salud. Alteraciones del sueño y del apetito, problemas de concentración, reducción del desempeño laboral, irritabilidad, debilidad, etc. Todo ello puede derivar en enfermedades.

¿Por qué se estresan los caballos?

El estrés en los caballos tiene muchas causas posibles. Gracias a su gran inteligencia y sensibilidad, los equinos detectan fácilmente los cambios en su entorno. En consecuencia, pueden ser vulnerables al estrés, en especial cuando no cuentan con un ambiente positivo en el que desarrollarse.

A continuación, resumimos las principales cosas que pueden estresar a los caballos:

  • Cambios bruscos en su entorno. Muchos animales se aferran a una rutina para protegerse y evitar exponerse a riesgos innecesarios. Por ello, los cambios repentinos en su entorno, y las mudanzas, suelen producirles estrés.
  • Actividad física deficiente. Los caballos son animales muy activos e inteligentes, que necesitan tener su cuerpo y su mente bien estimulados para conservar un comportamiento equilibrado. El sedentarismo y la actividad física deficiente son causas comunes del estrés en caballos.
  • Problemas en el sueño. Los caballos también necesitan descansar para reponer energías y mantener un estado de ánimo equilibrado. Los trastornos del sueño o la ausencia de un lugar apropiado donde dormir pueden generar entrés en los caballos.
  • Envejecimiento. Al envejecer, el organismo de los caballos se vuelve más débil y el animal suele sentirse vulnerable. Por ello, puede estresarse más fácilmente con cualquier estímulo extraño o excesivo en su entorno.
  • Ambiente o crianza negativos. Los caballos sufren enormemente en ambientes negativos, donde se sientan amenazados o simplemente no reciban los cuidados esenciales para su bienestar. Además, la soledad y la falta de interacción también pueden estresar a un caballo.
  • Problemas de salud. Las enfermedades que infligen dolor intenso o alteran los sentidos de los caballos pueden provocar problemas de comportamiento y síntomas de estrés.
Cómo aliviar el estrés en los caballos

Síntomas de estrés en los caballos

Los síntomas de estrés en los caballos se detectan fácilmente al observar el comportamiento y el lenguaje corporal de los equinos. Para ayudarte a reconocerlos, preparamos una lista con las señales características de estrés en equinos:

  • Rascar el suelo con mucha frecuencia o intensidad
  • Permanecer con la cola levantada
  • Rigidez muscular
  • Falta de apetito
  • Bostezar
  • Cocear
  • Realizar movimientos repetitivos con la cabeza
  • Tragar aire o bufar
  • Actitud huidiza
  • Reacciones exageradas
  • Ignorar órdenes habituales
  • Fosas nasales bien abiertas

En casos de estrés crónico o prolongado, el caballo puede desarrollar esteriotipias. Es decir, realizar ciertas acciones o movimientos de forma repetitiva y permanente, que pueden involucrar su automutilación.

¿Cómo aliviar el estrés en los caballos?

Con estos consejos vamos a poder reducir el grado de ansiedad o estrés en los caballos:

  • Equilibrar la actividad física de tu caballo, y así evitar el sedentarismo y la sobreestimulación.
  • Brindarle una alimentación equilibrada y una correcta hidratación.
  • Proporcionarle un ambiente positivo, donde pueda expresarse libremente y desarrollarse sano y feliz.
  • Mejorar el confort de las instalaciones de tus caballos, en especial en los espacios de descanso.
  • Ofrecerle una adecuada medicina preventiva a lo largo de toda su vida, mientras se respetan las vacunas y desparasitaciones que tu caballo necesita para mantenerse sano.