¿Cómo acondicionar el espacio para tu caballo?

Acondicionar el espacio para tu caballo va mucho más allá de proporcionar pasto, comida y agua. Estos animales poseen necesidades especiales para alcanzar el desarrollo óptimo de su especie. Se trata de poder cumplir con las expectativas de su propietario, amazona, dueño o compañero.

Los beneficios de tener un caballo

Adquirir un caballo es invertir no solamente en esparcimiento y diversión o movilidad. Estos animales son excelentes para auxiliar en el desarrollo físico e intelectual de los niños. También en la recuperación de accidentes con consecuencias motoras.

Además, muchas actividades físicas pueden ser desarrolladas en la compañía de los equinos. Hípica y equitación son las más conocidas, y poseen diversas modalidades para competición, oficial o amistosa.

Caballos

Sin embargo, antes de comprar o rescatar un animal de este porte, es importante informarse. Hay que conocer los principales cuidados con su salud y acondicionar correctamente el espacio para tu caballo.

¿Cómo prepararse y acondicionar el espacio para tu caballo?

Una triste realidad es la cantidad de equinos maltratados o fallecidos diariamente gracias a la explotación inhumana de su fuerza de trabajo. La utilización inconsciente de animales en circos, corridas, juegos, transporte de personas y cargas no es tolerable. Y representa un riesgo importante para la salud y supervivencia de muchas especies.

Por eso, los principios de la tenencia responsable no se aplican solamente para mascotas domesticas de pequeño tamaño. Los dueños de equinos y animales de gran porte deben atender las necesidades básicas para el desarrollo saludable de un caballo y tomar los debidos cuidados en su crianza.

Los 4 cuidados fundamentales para poner atención en la crianza de un caballo

1. Alimentación adecuada e hidratación reforzada

Al igual que todos los mamíferos de gran tamaño, los caballos necesitan de una hidratación reforzada para mantener su metabolismo activo y su resistencia física. Especialmente, teniendo en cuenta que los campos presentan temperaturas elevadas durante el verano. Es necesario suministrar permanentemente agua fresca y limpia.

La alimentación debe ser adecuada al tamaño, edad y actividad del animal. Un caballo criado en el campo puede pastar más de 15 horas por día. Eso se debe a que su sistema digestivo necesita un suministro de forraje elevado para funcionar correctamente.

El espacio para tu caballo debe contar con un área específica para alimentación e hidratación. Y se debe ocupar de cambiar el agua de 2 a 3 veces por día, evitando la acumulación de residuos y suciedades en el líquido.

Además, la crianza de un caballo en ambientes reducidos o controlados debe tener en cuenta la cantidad de forraje proporcionada. Los alimentos deben ser guardados en un ambiente seco y con influencia moderada de luz solar para conservar su calidad y frescura.

2. Espacios secos para descansar y convivir

Los caballos prefieren lugares secos para descansar o dormir durante la noche y el día. El espacio para tu caballo debe contar con una zona cálida y seca. Se trata de que el animal se sienta cómodo y seguro para recomponerse y prepararse para sus actividades.

Otro aspecto importante en el desarrollo saludable de un caballo son los momentos de interacción y convivencia con sus semejantes. Por eso, es necesario reservar un espacio para convivencia de los animales o llevarlo a un lugar donde pueda integrarse.

3. Espacio para cuidados estéticos e higiene

Los caballos necesitan bastante cuidado con su higiene. Especialmente con su pelaje y sus cascos. Sus pelos requieren cepillados, cortes y baños periódicos para mantenerse bellos y saludables. Los cascos deben ser igualmente limpiados con cuidado para no lastimar al animal.

El espacio para tu caballo debe contar con un lugar apropiado y protegido para el acicalamiento periódico.  Es una regla válida para toda clase de establo, independiente del tamaño.

4. Proporcionar cariño y afecto

Es necesario entender que los caballos requieren atención y cariño. Lo mismo que los animales domésticos pequeños. Son animales sensibles, delicados, inteligentes y sociables. Por lo que merecen ser tratados con nobleza y dignidad.

Reservar tiempo para proporcionar cariño y afecto es parte indispensable del trabajo de planificar el espacio para tu caballo. Es recomendable pensar en un lugar donde los humanos puedan convivir cómodamente con los animales.

Al igual que todos los animales domésticos, los caballos también deben visitar periódicamente el veterinario.  Es preciso realizar los debidos análisis para averiguar su estado de salud. Lo aconsejable es que el espacio para tu equino incluya un ambiente específico donde el animal se sienta seguro para ser examinado.

Acondicionar el espacio para tu caballo requiere conocimiento y dedicación. Por ello puede ser una buena opción consultar especialistas en la crianza de estos animales para recabar buena información.

Fuente de la imagen principal: Paco

Categorías: Caballos Etiquetas:
Te puede gustar