Ley de tenencia de mascotas

Virginia Duque Mirón · 13 enero, 2016

Aunque las leyes son diferentes en cada país, las que tienen que ver con la tenencia de mascotas son muy parecidas en todos los países, sin importar cuál sea. Y es que hay leyes al respecto que solo hay que tener un poco de sentido común para ponerlas en práctica y ni debería hacer falta que nos las dejaran escritas en un papel.

Y es que ya es hora de que olvidemos esa falsa idea de que los animales son como peluches. Los animales son seres vivos de los cuales nos hacemos responsables una vez que los adquirimos y, por tanto, tenemos que aceptar las consecuencias que sus actos conllevan.

Esto sin contar, claro está, que en esa ley también se nos advierte de que debemos cuidar a nuestras mascotas si no queremos ser acusados de maltrato animal. Pero centrémonos en lo que tiene que ver el aspecto de la ley de tenencia de mascotas con respecto a la legalidad de esta y el daño a terceros.

La ley de tenencia de mascotas

gato y perro

Responsabilidad civil por la actividad dañina de tu mascota

El dueño siempre será responsable de los daños que ocasione su mascota, bien sea a otros animales o a personas. No habrá oportunidad de alegación.

El tenedor del animal, aun cuando no sea el dueño, será igual de responsable que el dueño por los daños que el animal genere.

En caso de que el animal sea agresivo, se obligará a su dueño a obtener un seguro que cubra los daños.

Registro municipal de mascotas

Todo aquel que tenga un animal está obligado a inscribirlo en la municipalidad correspondiente para saber de su existencia, lugar de residencia y características.

La falta de inscripción generará una sanción administrativa que conllevará una multa.

Obligación del servicio de salud ante un caso de agresión animal

En caso de que un animal agreda a otro o a una persona, el centro de salud donde sea atendida la víctima está obligado a denunciar el caso y dar a conocer lo siguiente:

  • Grado de peligrosidad del animal
  • Ordenar incautarlo o encerrarlo de forma provisional o definitiva
  • Ordenar otro destino diferente a su hogar. (Este podría ser un centro donde frenaran la peligrosidad del animal o una protectora de animales)

En caso de daños, la víctima podrá perseguir además de la responsabilidad civil, la penal. Esto podría hacerlo en caso de que el animal no estuviera registrado, vacunado o no se diera a conocer su grado de peligrosidad.

Tener una mascota es una responsabilidad

collar gato

Antes de adquirir una mascota piensa en todo el papeleo y los gastos que conlleva y si serás capaz de afrontarlos. Piensa que además del resgistro municipal deberás llevar un control de vacunas y ponerle un chip, el cual es obligatorio en la mayoría de países.

Enseña a tu animal a socializar desde pequeño tanto con otros animales como con las personas para evitar problemas después. Esto podría aplicar un gasto extra si no eres capaz de hacerlo por ti mismo y debas llevarlo a un centro de entrenamiento.

Recuerda que tener un animal es más que tener una cosita peluda en nuestro sofá que nos quiere, y a quien podemos acariciar. Hay que pensar con la cabeza también y reconocer todo lo que implica ser dueño de una mascota.

No obstante, son raros los casos en que los animales agreden, aun así, si quieres adquirir una mascota, ocúpate de que tenga toda su documentación al día y así te evitarás muchos disgustos.