7 accidentes domésticos que pueden ser peligrosos para un perro

Alba Muñiz 19 mayo, 2016

Aunque pienses que tu hogar es el lugar más seguro para tu perro, si no tomas las precauciones necesarias puede estar expuesto a distintos tipos de peligros. A continuación, te contamos los accidentes domésticos más habituales que sufren las mascotas en una casa.

Cuida a tu perro de los accidentes domésticos

juego para perros

Los amigos peludos, sobre todo cuando son cachorros, suelen ser muy curiosos e inquietos y están ávidos por explorar los secretos escondidos en los distintos rincones de tu vivienda.

Y si bien los accidentes domésticos pueden ocurrir en cualquier lugar de la casa, la cocina y el jardín parecen ser los espacios más propensos para que sucedan estos desgraciados hechos.

Por eso es importante que intentes prevenir estas situaciones, así como que extremar los cuidados, ya que pueden llegar a poner en riesgo la vida de tu mascota. Presta mucha atención.

Tu casa puede ser un lugar donde tu perro sufra diversos tipos de accidentes si no tomas las precauciones necesarias.

1-Intoxicaciones

Entre los accidentes domésticos más comunes y peligrosos destacan las intoxicaciones, que pueden tener orígenes diversos. A saber:

  • Por la ingesta de determinados alimentos que no forman parte de la dieta del perro y que terminan provocándoles, generalmente, cuadros de gastroenteritis. Los peludos son especialistas en hurgar en cestos de basura o en armarios que no están bien cerrados. Así, la cocina se transforma en una fuente de comida perjudicial para los canes. Por ejemplo: chocolate, cebolla, huesos, etc.
  • Por tragarse objetos que están elaborados con sustancias nocivas.
  • Por comer plantas venenosas para ellos que pueden estar en tu jardín. Es el caso de la hortensia, la adelfa, el rododendro y la flor de Pascua o de Navidad.
  • Por pesticidas que utilizas para mantener las plagas lejos de tu jardín o de tus macetas floridas.
  • Por productos de limpieza, como la legía o el jabón.
  • Por anticongelantes para coches. Esta sustancia les llama la atención por su sabor dulce y suele resultar letal si los animalitos no son tratados de manera urgente.

2-Ingesta de objetos que causan obstrucciones

Los peludos suelen llevarse distintos objetos a la boca y masticarlos. Si estos elementos son pequeños o se rompen con facilidad, pueden tragarlos en su totalidad o en parte. Es el caso de algunos juguetes, medias, zapatos, chupetes, huesos, palos e incluso teléfonos móviles o controles remotos. Si alguna de estas piezas llegan a sus intestinos, pueden generarse obstrucciones intestinales, e incluso perforaciones, si tienen bordes afilados.

3-Atragantamientos

Este punto está relacionado con el anterior. Los mismos elementos que obstruyen los intestinos de tu peludo también pueden quedar atascados en su garganta, provocándole atragantamientos.

4-Electrocuciones

Los perros se electrocutan, generalmente, porque mordisquean los cables de la electricidad. Suelen sufrir graves quemaduras internas.

5-Caídas

Un can que tiene libre acceso a un balcón o una terraza sin protección puede caer al vacío y sufrir graves fracturas o incluso morir por el impacto.

6-Heridas

El perro puede herirse fácilmente con distintos elementos. Por ejemplo:

  • Tijeras que olvidamos en una mesa.
  • Vidrios rotos que no recogimos del piso.
  • Herramientas que olvidamos en el jardín.

7-Quemaduras

Cuando estás cocinando o preparando algo caliente para tomar, no es conveniente que el peludo esté en la cocina. Las sustancias se pueden derramar sobre él y provocarle quemaduras de distinto grado.

Algunos consejos para evitar que tu perro sufra accidentes domésticos

Para tratar de que tu peludo no sufra accidentes en tu hogar, presta atención a estos temas:

bocaditos caseros

  • Deja fuera de su alcance alimentos nocivos y objetos que pueda tragar.
  • Averigua qué plantas son venenosas para los perros y quítalas de tu jardín.
  • Cierra bien los frascos y recipientes que contengan distintos tipos de sustancias tóxicas.
  • Protege debidamente terrazas y balcones.
  • Guarda objetos afilados y herramientas.
  • Ubica los cables detrás de muebles o bajo las alfombras o utiliza algún tipo de protector para los mismos.

Pero si lamentablemente no pudiste evitar el accidente de tu can, llévalo al veterinario para una pronta atención. Y si crees que el animalito se intoxicó con alguna sustancia, pero no puedes determinar cuál, recoge una muestra de su vómito para que el profesional pueda determinarlo.

 

 

Te puede gustar