El depredador más grande del mundo

Eugenio Fernández · 11 agosto, 2018
Se trata de un cetáceo que puede llegar a pesar nada menos que 50 toneladas y medir 21 metros de largo

En el planeta hay millones de especies animales, algunas de ellas de tamaño colosal. Actualmente, hay muchos grandes carnívoros que imponen al ser humano, pero mucha gente desconoce cuál es el depredador más grande del mundo.

El depredador más grande del mundo

Cuando hablamos de depredadores, nos referimos a animales que cazan de forma activa a otras especies animales conocidas como presas para subsistir. Los grandes cetáceos, como la ballena azul, consumen placton, por lo que son carnívoros. Sin embargo, estas especies no son consideradas depredadores, ya que simplemente filtran el agua y no realizan un proceso de caza sobre animales.

Es por ello que debemos buscar al depredador más grande del mundo en otros lugares. Si miramos hacia la tierra, el ganador está claro: el oso polar es del depredador más grande del mundo fuera del mar, gracias a sus casi 700 kilos de peso.

Conoce al depredador más grande del mundo

Si nos adentramos en las profundidades del mar podemos encontrar al depredador más grande del planeta: hablamos de una ballena dentada que sí caza sobre sus presas y que pesa más de 50 toneladas.

No es otro que el cachalote, el animal dentado más grande que existe actualmente y, por tanto, el depredador más grande de la Tierra: puede llegar a medir 21 metros de largo, un tercio de los cuales representan la cabeza del animal.

Cachalote: depredador

El depredador más grande, un animal de record

El cachalote es un animal de record: posee el cerebro más grande del planeta, aunque este no tiene apenas circunvoluciones, por lo que la superficie y cantidad de neuronas no es la mayor, de ahí que no sea considerado el animal más inteligente.

El chasquido que produce el cachalote es el sonido más intenso que produce cualquier animal, aunque se desconoce su objetivo. Estos animales pueden llegar a los 70 años, de los cuales una década es dedicada a cuidar a sus crías.

¿Por qué se cazaban cachalotes?

Hasta finales del siglo XX, el depredador más grande del mundo fue cazado por múltiples razones: una de ellas es el espermaceti, una sustancia que se solidifica con agua fría, por lo que tiene efectos en la capacidad para sumergirse o en la amplificación del sonido.

El espermaceti ha sido usado para fabricar velas, jabones y excipientes para fármacos. Esta sustancia se encuentra en la grasa vascularizada de todas las ballenas, aunque en el caso del cachalote podían obtenerse hasta tres toneladas por individuo.

Otro de los elementos, en este caso exclusivo del cachalote, es la secreción biliar de los intestinos conocida como ambar gris, que fue usada para elaborar perfumes, medicinas e incluso saborizantes.

Al igual que otras ballenas, los balleneros vascos y de otras naciones cazaban a estos animales para obtener la grasa de la ballena. La fama de los cachalotes, que hundieron navíos como el Essex y dieron origen al mito de Moby-Dick, les hacía aún presas de mayor interés.

Qué caza el cachalote

¿Qué caza el depredador más grande del mundo?

El depredador más grande del mundo se puede permitir cazar presas que otros animales no podrían: se sumerge hasta los dos kilómetros de profundidad durante dos horas para cazar rayas, pulpos y el temible calamar colosal, que puede pesar media tonelada.

Los calamares de las grandes profundidades han sido descubiertos gracias a los restos dentro de los estómagos de cachalotes, además de las cicatrices que dejan estos sobre la piel del depredador más grande del mundo.

Aunque parezca increíble, se cree que el cachalote podría rivalizar con el ser humano en el consumo de presas marinas: aproximadamente 100 000 000 de toneladas de pescado son consumidas por los cachalotes cada año.

El cachalote, animal de leyenda, seguirá maravillando al ser humano. Aunque se ha prohibido su caza, sigue amenazado por la contaminación y las prospecciones sísmicas.