El chacal dorado: estado de conservación

Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
14 junio, 2019
El chacal dorado es un animal altamente social, con hábitos de cazador y carroñero que, aunque ha gozado de una muy mala reputación durante años, puede que haya sido señalado sin razón; descubre a este animal europeo, que ha comenzado a expandirse de manera acelerada desde hace algunas décadas

El chacal dorado, también conocido como Canis aureus, es una de las especies de cánidos con mayor distribución global. Está presente en muchas áreas de Europa y el sur de Asia.

La expansión de la especie –actualmente en curso– en el territorio europeo ha causado preocupación a investigadores, ambientalistas y pobladores. Esta preocupación se centra en los posibles efectos negativos que su presencia podría tener, principalmente por su naturaleza de potente depredador, que hace temer que incida en las poblaciones de otras especies de vida silvestre.

A día de hoy hay incertidumbre con respecto a las políticas de conservación de los chacales.

Actualmente, ha surgido la necesidad de esclarecer los orígenes de las poblaciones de chacales. Esta especie permaneció ausente en la mayor parte de Europa hasta el siglo XIX, cuando comenzaron a expandirse en este territorio lentamente. La dinámica de su distribución cambió desde finales del siglo XX, cuando la especie comenzó a expandirse de manera extremadamente rápida en Europa.

Hábitat, reproducción y ciclo de vida

El chacal dorado es la especie más ampliamente distribuida de los chacales. Solamente se superpone a los biotopos con el chacal de lomo negro en las sabanas de África oriental. Esta especie prefiere el campo abierto, las praderas áridas y los paisajes de estepa. Al ser animales cazadores, tienen mucha energía.

En cuanto a su reproducción, esta especie vive en pareja y es estrictamente monógama. En la mayoría de las familias de chacales, hay uno o dos miembros adultos llamados ‘ayudantes’.

Los ayudantes son chacales que permanecen con los padres durante un año después de alcanzar la madurez sexual, sin reproducirse, para ayudar a cuidar la próxima camada. Las camadas pueden ser de uno a nueve cachorros.

Cachorros de chacal dorado

El período de gestación es de 63 días, el peso al nacer es de 200 a 250 gramos y los cachorros son amamantados durante unas ocho semanas; y ambos padres proveen comida y protección. De acuerdo con ciertos estudios, la madurez sexual llega a los 11 meses y pueden llegar a vivir 16 años en cautiverio.

Los chacales son omnívoros, así que no comen exclusivamente carne. De hecho, los chacales dorados consumen un 54 % de alimentos de origen animal y un 46 % de alimentos de origen vegetal.

Si bien come presas grandes como gacelas jóvenes, también comen bastantes roedores, liebres, aves y sus huevos, reptiles, ranas, peces, insectos y frutas. En ocasiones, comen carroña.

Importancia económica del chacal para los humanos: aspectos positivos y negativos

Los chacales dorados juegan un papel importante en la salubridad, pues comen basura y carroña en ciudades y pueblos. Además, benefician a la agricultura al evitar aumentos en el número de roedores.

Cuando este animal es criado en cautiverio puede ser domesticado. Se vuelven caseros y se comportan de manera muy parecida a un perro, excepto por el hecho de que permanecen tímidos ante personas extrañas y no se dejan acariciar por ellas.

Sin embargo, los chacales también pueden afectar a los humanos de maneras negativas, y es que pueden asaltar cultivos y atacar rebaños de ovejas. Además, al ser animales salvajes cazadores, los chacales dorados podrían estar involucrados en la propagación de la rabia.

Chacal dorado cazando

Estado de conservación de los chacales dorados

El chacal dorado prevalece en Europa y no está amenazado. Según las categorías y criterios de la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), se considera una especie de ‘preocupación menor’.

Eso sí, el chacal dorado ya ha sido declarado como una especie extraña y potencialmente invasora en todos los estados bálticos. Y es que su estatus requiere una revisión cuidadosa. Para ser considerado como una especie exótica invasora (EEI), debe cumplir al menos tres criterios:

  1. No ser nativa: alóctona, introducida por personas.
  2. Ser amenaza para la diversidad biológica a escala local.
  3. Presentar un rápido crecimiento de la población.

Aunque se ha observado un aumento exponencial en el tamaño de la población, como en Hungría, los otros dos criterios no se han cumplido.

¿El chacal es señalado sin razón?

La expansión del chacal dorado hacia el norte europeo es, evidentemente, el resultado de la migración natural. Además, no existen pruebas de un efecto perjudicial en la fauna local. Tampoco hay quejas importantes de que los chacales dorados causen daños a animales domésticos reportados desde Europa.

Canis aureus

Se cree que las denuncias ocasionales de depredación de ganado por parte de chacales se exageran a menudo. Además, es posible que estén relacionadas con una identificación errónea. Esta conclusión deriva de la inspección, y es que se emplea genética forense en algunos de los casos notificados.

En cuando al riesgo sanitario,estudios recientes indican que la carga de parásitos en el chacal dorado europeo es similar o inferior a la de otros carnívoros, como el zorro rojo y el lobo gris, en la región. Tampoco se conocen ataques de chacales sobre personas.

Por estas diversas razones, las preocupaciones con respecto a los graves impactos negativos de la expansión del chacal dorado en Europa parecen ser infundadas todavía.

¿Qué medidas se deberían tomar?

La expansión del chacal dorado en grandes territorios parece justificar el inicio de la acción internacional enfocada en el manejo de la especie en Europa. Diversos organismos han sugerido que es momento de desarrollar estrategias y documentos de gestión transfronteriza.

Estas estrategias serían similares a la gestión que se desarrolla en el caso de los grandes carnívoros de Europa. El chacal dorado figura como una especie del Anexo V en la Directiva de Hábitats de la UE. Como tal, debe estar legalmente protegido en todos los estados miembros de la UE; incumplir esta norma tiene implicaciones legales.

  • Trouwborst, A., Krofel, M., & Linnell, J. D. (2015). Legal implications of range expansions in a terrestrial carnivore: the case of the golden jackal (Canis aureus) in Europe. Biodiversity and Conservation, 24(10), 2593-2610.
  • Macdonald, D. W. (1979). The flexible social system of the golden jackal, Canis aureus. Behavioral Ecology and Sociobiology, 5(1), 17-38.
  • Giannatos, G., Marinos, Y., Maragou, P., & Catsadorakis, G. (2005). The status of the golden jackal (Canis aureus L.) in Greece. Belgian Journal of Zoology, 135(2), 145.
  • Yom-Tov, Y., Ashkenazi, S., & Viner, O. (1995). Cattle predation by the golden jackal Canis aureus in the Golan Heights, Israel. Biological Conservation, 73(1), 19-22.