Los derechos de los animales en Europa

23 mayo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
Tomando como base un convenio europeo al que España se ha adscrito tiempo después de su puesta en marcha, los derechos de los animales en Europa están cada vez más reconocidos

Los derechos de los animales en Europa vienen despertando intensos debates entre la sociedad civil, sus representantes políticos y jurídicos, y las industrias agrícolas. Si bien los avances en términos legales son innegables, el alcance de la legislación sobre el bienestar animal continúa siendo limitado en la mayoría de los países de la Unión Europea (UE).

A continuación, hablaremos de la actual situación legal de los derechos de los animales en Europa. Además, veremos cómo estas normativas y orientaciones se reflejan en España, en especial tras la ratificación del convenio europeo para la protección de animales de compañía.

¿Cómo son los derechos de los animales en Europa?

Cuando hablamos de los derechos animales en Europa, debemos ser conscientes de que no todos los países de la UE poseen las mismas normativas a este respeto. ¿Cuál es la posición de España en el ranking?

En la práctica, desde 1987 existe el convenio europeo para la protección de animales de compañía; este texto fomenta la cultura de respeto hacia los animales y la ética productiva en todos los países miembros de la UE. Además, actúa como un motor que incentiva a las demás regiones a avanzar en el reconocimiento de los derechos de los animales.

Legislación europea animales

Pasados varios años de su creación, finalmente dicho convenio europeo ha sido ratificado por el Gobierno español. Con ello, España se ha convertido en el decimoctavo país de la UE en sumarse a la iniciativa y comprometerse en aplicar sus directivas en el territorio nacional; se trata, sin duda, de un importante avance en el reconocimiento de los derechos de los animales.

El convenio y los derechos de los animales en Europa

Desafortunadamente, el convenio europeo para la protección de los animales domésticos no es un instrumento suficiente para el reconocimiento legal de los derechos de los animales en Europa. Es decir, que su existencia y aprobación no exigen o presuponen que los países europeos reconozcan que los animales tienen derechos, al igual que las personas.

En la actualidad, podríamos decir que la mayoría de la sociedad civil en Europa da por entendido que los animales sí tienen derechos y deben ser tratados como seres sensibles, y no como cosas u objetos. No obstante, su opinión no se refleja en las leyes de sus países, ya que la mayoría aún no reconoce jurídicamente los derechos de los animales.

Lo que resaltan los animalistas y sociedades protectoras de los animales es que el convenio solo permite avanzar en materia de los derechos de animales de compañía. Además, cuando se aborda el empleo de animales en actividades comerciales, generalmente se centra la discusión en laboratorios e industrias tecnológicas, pero no en los campos productivos.

Legalidad de la experimentación con animales

En consecuencia, la mayoría de los avances legales no beneficia a los millones de animales de granja que viven enjaulados en la UE. Hay que recordar que, en pleno 2019, la mayoría de estos animales no tiene reconocido en su día a día ni siquiera los aspectos básicos del bienestar animal.

Mientras las mascotas vienen conquistando poco a poco cierta personalidad jurídica, los animales de granja continúan siendo vistos solo como fuentes de alimentos o bienes de consumo para el ser humano. Por ello, iniciativas como ‘No más jaulas’ van  ganando cada vez más apoyo de la sociedad civil europea.

Derechos de los animales en España

Aún no existe en España una ley marco que reconozca o garantice la protección de los derechos de los animales a nivel nacional. Pero cada ayuntamiento puede publicar sus propias ordenanzas municipales a fin de promover la tenencia responsable y la ética productiva, así como combatir el maltrato animal.

La ratificación del convenio es un avance en España, si tomamos como referencia las comunidades que no poseían ordenanzas específicas sobre la protección animal. O aquellas cuyas normativas no eran muy eficaces en el combate del maltrato animal.

Así mismo, la infinidad de reclamaciones por parte de propietarios y criadores, tras la ratificación del convenio, nos muestra que la actual legislación española sobre el bienestar animal aún despierta muchas dudas y tiene mucho que mejorar.

Las mejoras y avances que serían deseables tienen que venir en los casos en los que la protección de los derechos de los animales va asociada a su utilización en actividades recreativas y comerciales.

  • act.wemove.eu. Iniciativa no más jaulas. Extraído de: https://act.wemove.eu/campaigns/no-mas-jaulas
  • Instrumento de ratificación del Convenio Europeo sobre protección de animales de compañía. 2017. Extraído de: https://boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2017-11637