Cómo educar correctamente a un Chihuahua

Los perros chihuahuas son una de las razas más complicadas en cuanto a su temperamento, pues su nerviosismo los hace propensos a ser muy agresivos. Aunque si son adiestrados correctamente, no deberían representar mayor problema.
Cómo educar correctamente a un Chihuahua

Escrito por Equipo Editorial

Última actualización: 22 noviembre, 2022

“Pequeño pero matón” es un dicho español que va totalmente acorde con la raza de la que vamos a hablar hoy. El chihuahua, a pesar de ser pequeñito, es revoltoso y destructor cuando son cachorros, por lo que no suele ser fácil de educar. Pero bien adiestrado, es todo un amor y dan ganas de comérselos.

A veces, su pequeño tamaño nos puede hacer pensar en él como un bebé y ser más transigentes con cosas que hace que en el caso de un perro más grande no se lo permitiríamos. Por eso, es importante que aprendas cómo educar a tu chihuahua encontrando el equilibrio necesario.

8 pasos para educar a tu chihuahua

Autor: Angie Tarantino
Autor: Angie Tarantino

Los chihuahuas son perros agresivos si no se les educa correctamente, por eso te vamos a dar unos consejos que esperamos que te sean útiles.

1. Enséñalo a socializar

Seguro que en alguna ocasión has visto algún chihuahua no muy bien educado, y lo has notado por sus gruñidos y ladridos tanto a otros perros como a otras personas. De ahí la importancia de que si tienes un chihuahua lo ayudes a socializar desde bien pequeñito. Ayúdalo a que se acostumbre a estar con otras personas y otros perros que no formen parte de la familia y harás de tu chihuahua un perro amable y lindo.

2. Marca las normas

Habla con los demás miembros de la familia y decidid juntos qué es lo que tu chihuahua puede hacer y qué no, qué queréis enseñarle y qué no y actuad en consecuencia con eso todos. Es importante que ningún miembro se salte ni una de esas normas por mínima que parezca, ya que el carácter del chihuahua lo puede llevar a rebelarse.

3. Dale su lugar en la casa

Por su pequeño tamaño y su poder de adaptación, el chihuahua es un perro ideal para vivir dentro de la casa. Pero para eso deberás decirle dónde dormir, dónde comer, dónde hacer sus necesidades y ponerle una cama y unos comederos diferentes a los de otro perro que haya en la casa, si lo hay.

4. Corrige malas conductas

Si tu chihuahua tiene una mala conducta y se salta las normas, no le regañes, solo dile con voz firme y grave un “no”. Castígalo con una sanción como retirarle un juguete o iros del parque aunque no sea la hora establecida. Los chihuahuas son muy inteligentes y sabrán relacionar al mal acto que cometieron con el castigo impuesto, consiguiendo que no lo hagan más.

Eso sí, ten mucho cuidado con la forma en que lo corriges, pues si lo haces de manera incorrecta, podrías generarle miedo o aversión. Por lo tanto, será aún más difícil educar a tu chihuahua. Recuerda que ser firme no significa gritarle o mostrarte eufórico, sino que debes mantenerte tranquilo y asegurarte de que te ponga atención cuando le dices “no”.

5. No lo trates como un bebé

Su pequeño tamaño puede ser engañoso y podemos ver a nuestro chihuahua como un eterno cachorro. Nada más lejos de la realidad. Cuando son adultos, son como cualquier otro perro y, por tanto, hay que tratarlo como tal. De hecho, según un estudio publicado en la revista científica Plos One, esta raza tiende a ladrar, morder y perseguir lo que crean que es una amenaza.



Si bien es cierto que su tamaño los hace lucir inofensivos, esto no es excusa para tratarlos como un bebé. Mientras más se les malcríe, más propensos serán a exhibir conductas inadecuadas. Por lo tanto, es necesario educar bien al chihuahua y corregirlo a tiempo para tener una sana convivencia con la familia.

6. Genera buenos hábitos

Aunque no lo parezca, la mayoría de los perros se sienten mejor si generas ciertos hábitos en su vida diaria. Algo tan simple como sacarlos a pasear o darles de comer siempre a la misma hora, les permite sentirse menos ansiosos porque “saben” de antemano lo que pasará en su día. Esto es demasiado importante, sobre todo en los chihuahuas, pues son propensos a la ansiedad.

7. Establece que tú eres el líder

Los perros se rigen por jerarquías y el líder es el único que puede mandar y dar órdenes. Así que, para mantener controlado a tu chihuahua, debes establecer que tú eres el “alfa” y no él. Para esto, debes mostrarte seguro y tranquilo cuando interactúes con tu mascota. Si lo sacas a pasear, camina ligeramente delante de tu perro, ya que esto reforzará su instinto de que sigue al líder.

También puedes optar por regular su alimentación de manera que siempre coma después de ti. En la naturaleza, los líderes siempre comen antes, así que es un mensaje simple para indicarle que tú tienes el control.

8. Órdenes sencillas y cortas

En el momento que inicias con el entrenamiento, lo primordial es hacerle asociar a tu mascota la orden con la actividad que deseáis que realice. Para ello, recuerda que cualquier indicación debe ser breve, concisa y fácil de entender. Las oraciones como “ven”, “quieto”, “baja” o “siéntate” son perfectas, ya que no dejan lugar a las confusiones.

Algunos criadores incluso entrenan a sus mascotas con palabras en otros idiomas como el inglés o el alemán. Ambos sirven para mantener las órdenes sencillas y con oraciones cortas, como por ejemplo “sit” (sentarse), “roll” (rodar) y “come” (ven).

También vamos a hablarte de cuidados que tu chihuahua necesita, ya que su pequeño tamaño lo hace especial y, por tanto, necesita cuidados especiales.

Cuidados para tu chihuahua

chihuahua

La comida

Aunque los chihuahuas no necesitan mucha comida, pues son pequeños, esta debe ser de buena calidad. Esto es esencial debido a la delicadeza de su pequeño estómago. Estamos de acuerdo en que será más cara que una estándar, pero a la larga te lo ahorrarás en visitas al veterinario.

Visita al veterinario

Llévalo cada año a hacerse revisiones aunque no tenga ningún síntoma de enfermedad. Son perros fáciles de enfermar y una revisión anual te ahorrará muchos dolores de cabeza. Ten en cuenta que la salud del chihuahua no solo depende de los cuidados que tenga en casa, sino también del proceso de crianza. Por ello, es importante pedir información sobre su linaje para estar atento de las enfermedades hereditarias.

Acostúmbralo a nuevas situaciones

El chihuahua es una raza de perro que tiende a demostrar conductas agresivas con facilidad. Este comportamiento aparece debido a la “debilidad” que siente frente a su entorno, ya que reconoce que su tamaño pequeño lo vuelve vulnerable a ciertas situaciones.

De hecho, un estudio publicado en la revista Scientific Reports menciona que el chihuahua es una de las razas más temerosas. Por lo tanto, si no se le acostumbra a enfrentar nuevos entornos o situaciones, lo más probable es que tienda a volverse nervioso y agresivo.

Paseos

Aunque te puede parecer que correr por la casa es suficiente para ellos, no es así. Como cualquier otro perro, el chihuahua necesita pasear. Eso sí, ten en cuenta que no haga mucho calor, ya que les cuesta respirar por el pequeño tamaño de su boca y no hagas los paseos excesivamente largos. Dale uno paseo al menos una vez al día.


Te podría interesar: 7 curiosidades de los chihuahuas


El chihuahua puede requerir más cuidados que otro tipo de perros, pero son una elección perfecta si quieres un perro un tanto independiente y pequeño que puedas tener en tu apartamento.

Imágenes cortesía de Stuart Richards y Angie Tarantino.

Te podría interesar...
Enfermedades más comunes en perros chihuahua
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Enfermedades más comunes en perros chihuahua

Los perros chihuahua son una excelente opción como mascota, aunque suelen ser susceptibles de padecer a algunas enfermedades comunes.



  • International Association of Animal Behavior Consultants (2019) Manual de Entrenamiento Caninio. IAABC:Chile.
  • Fleming, J. M., Creevy, K. E., & Promislow, D. E. L. (2011). Mortality in North American dogs from 1984 to 2004: an investigation into age‐, size‐, and breed‐related causes of death. Journal of Veterinary Internal Medicine, 25(2), 187-198.
  • Duffy, D. L., Hsu, Y., & Serpell, J. A. (2008). Breed differences in canine aggression. Applied Animal Behaviour Science, 114(3-4), 441-460.
  • O’Neill, D. G., Packer, R., Lobb, M., Church, D. B., Brodbelt, D. C., & Pegram, C. (2020). Demography and commonly recorded clinical conditions of Chihuahuas under primary veterinary care in the UK in 2016. BMC veterinary research, 16(1), 1-14.
  • Serpell, J. A., & Duffy, D. L. (2014). Dog breeds and their behavior. In Domestic dog cognition and behavior (pp. 31-57). Springer, Berlin, Heidelberg.
  • Asp, H. E., Fikse, W. F., Nilsson, K., & Strandberg, E. (2015). Breed differences in everyday behaviour of dogs. Applied Animal Behaviour Science, 169, 69-77.
  • Arata, S., Takeuchi, Y., Inoue, M., & Mori, Y. (2014). " Reactivity to Stimuli” Is a Temperamental Factor Contributing to Canine Aggression. PloS one, 9(6), e100767.
  • Mikkola, S., Salonen, M., Puurunen, J., Hakanen, E., Sulkama, S., Araujo, C., & Lohi, H. (2021). Aggressive behaviour is affected by demographic, environmental and behavioural factors in purebred dogs. Scientific reports, 11(1), 1-10.
  • Puurunen, J., Hakanen, E., Salonen, M. K., Mikkola, S., Sulkama, S., Araujo, C., & Lohi, H. (2020). Inadequate socialisation, inactivity, and urban living environment are associated with social fearfulness in pet dogs. Scientific reports, 10(1), 1-10.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.