Diferencias entre ñandú y avestruz

Si bien es cierto que ambas especies de aves comparten similitudes como el hecho de que no pueden volar y que corren a gran velocidad, también hay divergencias nada desdeñables, como por ejemplo si atendemos al tamaño

A simple vista pueden parecer iguales –o bastante parecidos– pero existen bastantes diferencias entre ñandú y avestruz. ¿Te gustaría saber cuáles son? En este artículo te lo contamos.

Características básicas del ñandú

Se trata de un ave endémica de Sudamérica, que puede alcanzar los 180 centímetros de altura (la hembra es más pequeña) y que tiene tres dedos en cada pie. El ñandú no puede volar, pero sí correr a grandes velocidades cuando se siente amenazado.

Forma grupos de hasta 30 individuos en invierno y otoño, aunque en la época reproductiva se separan en ‘familias’ más pequeñas de un macho y varias hembras. Estas pueden poner hasta 40 huevos –de los más grandes del mundo– en una semana y el padre se encarga de incubar a todos por alrededor de un mes.

Ñandú patagónico

Al ser omnívoro, el ñandú consume hierbas, frutos, semillas, reptiles, insectos y en ocasiones pequeños mamíferos. Es conocido por su voracidad al alimentarse.

Características básicas del avestruz

Es el ave más grande y pesada que existe –tres metros y 180 kilos– y vive en diferentes regiones de África. Sus alas pequeñas no le permiten volar, pero sí puede correr grandes distancias si necesita huir del peligro.

Con cabeza pequeña, cuello y patas largas el avestruz tienen plumaje negro –machos– o gris oscuro –hembras– en el cuerpo y es conocido por sus ojos ‘saltones’ y su llamativo pico.

Es un animal herbívoro, pero no estricto; depende la situación, además de consumir frutos y flores, puede ingerir rocas, minerales o piedras cuando tiene mucho apetito.

Avestruz: características

El macho se encarga de construir el nido, donde cada una de sus parejas –tiene una principal y varias secundarias– pone los huevos, que son los más grandes de cualquier especie ave.

Diferencias entre ñandú y avestruz

1. Localización

Mientras que los ñandúes habitan en América del Sur, las avestruces viven en África Oriental. Los primeros eligen llanuras, montañas y áreas cuasi selváticas, mientras que las segundas se encuentran en zonas desérticas y con gran amplitud térmica entre el día y la noche.

2. Dedos y velocidad

El ñandú posee tres dedos en cada pie y el avestruz solo dos. El primero puede correr hasta 60 km/h y el segundo es un poco más rápido: alcanza los 70 km/h. Eso sí, ambos tienen la posibilidad de no detener su marcha por media hora.

Avestruz

3. Plumaje y coloración

Mientras que los machos y hembras de ñandú tienen colores similares en sus plumas, hay diferencias en el plumaje de los avestruces: ellos son negros y ellas marrones. Para diferenciar los sexos del ñandú, solo hay que comparar sus tamaños (el masculino es más grande).

4. Huevos e incubación

Los huevos de ambas especies son de los más grandes entre las aves. Sin embargo, hay algo en lo que se diferencian ñandú y avestruz: los machos de los primeros se encargan exclusivamente de la incubación de los polluelos, mientras que en el caso de los segundos, padre y madres comparten esa responsabilidad.

Otra diferencia interesante entre ñandú y avestruz es que el macho del primero no construye un nido como tal, sino que aprovecha la depresión del terreno. El segundo, en cambio, cava en la tierra hasta cierta profundidad para esconder los huevos.

5. Cantidad de subespecies

Las avestruces tenían cuatro subespecies conocidas, aunque en la actualidad solo quedan tres después de que la arábiga se extinguiese: de cuello rojo (norte de África), Masai (Etiopía, Kenia, Senegal, Sahara y Mauritania) y de cuello azul (sudoeste de África).

En el caso de los ñandúes solo hay dos subespecies: americana o suri común (Brasil, Paraguay, Argentina y Uruguay) y andino o cordillerano (Chile y Argentina).

Te puede gustar