Diferencias entre loro macho y hembra

Conocer las diferencias entre loro macho y hembra te ahorrará muchos problemas si tienes más de un ejemplar. Aquí tienes información sobre el dimorfismo sexual de las especies más populares en los hogares.

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 27 enero, 2022

Las diferencias entre loro macho y hembra son fáciles de encontrar en ciertas especies, pero no tanto en otras. De hecho, en algunas es necesaria la intervención de un experto en la materia o llevar a cabo un análisis del ADN del ejemplar.

Si te interesa este tema y quieres aprender a reconocer el dimorfismo sexual de las psitácidas más habituales en los hogares, aquí tienes las claves para saber en qué fijarte. Es posible que a simple vista te resulte difícil, pero no temas: después de entrenar un poco tu ojo avizor, podrás diferenciar los sexos de tus pájaros en cuestión de minutos.

Características del orden Psittaciformes

Los loros, aves del orden Psittaciformes, son animales gregarios y extremadamente inteligentes. Su hermosa estética y su capacidad de imitar el habla humana ha sido lo que ha empujado a muchos amantes de las aves a tener uno de ellos en su casa.

Su hábitat más típico es la selva neotropical sudamericana, pero existen loros en otros lugares del mundo. En el África subsahariana, por ejemplo, habitan los 10 miembros de la subfamilia Psittacinae, en la que se encuentra el conocido yaco de cola roja (Psittacus erithacus).

Se trata de animales omnívoros cuya dieta se compone en su mayoría de semillas y frutos disponibles en el hábitat de cada especie. Es posible encontrarlos tanto en bosques espesos como en sabanas e incluso en urbes, donde psitácidas como la cotorra argentina (Myiopsitta monachus) se han establecido como especies invasoras en regiones en las que no son endémicas.

Dimorfismo sexual en especies de psitácidas

Las diferencias entre loro macho y hembra varían dependiendo de la especie, habiendo algunas en las que son muy llamativas y otras casi inexistentes a simple vista. A continuación tienes varios ejemplos significativos sobre este tema.

Ninfas (Nymphicus hollandicus)

​ Estas pequeñas cacatúas son muy populares en los hogares debido a su aspecto adorable y su pequeño tamaño. Además, aunque no todas desarrollan la capacidad de pronunciar palabras, sí que son excelentes silbadoras y les gusta reproducir melodías.

A simple vista puede parecer que no hay diferencias entre macho y hembra en esta especie, pero sí se pueden encontrar algunas en las variedades ancestral, perlada y carablanca. En cada una de ellas se da una forma, como verás en la siguiente lista:

  • Ninfas ancestrales: las hembras tienen el colorete y el amarillo de la cresta de un color más tenue que los machos. Además, poseen rayas de tono oscuro bajo la cola.
  • Perladas: los machos pierden el dibujo perlado de las alas (que le da nombre a esta variedad) con la primera muda. Las hembras, por el contrario, lo mantienen.
  • Ninfas carablanca: los machos tienen una coloración facial blanca, mientras que la de las hembras es grisácea y con una área menos extensa.

Eclectus o loro ecléctico (Eclectus roratus)

Este dimorfismo es probablemente el más sencillo de ver. El plumaje de los machos es de color verde intenso, salpicado por manchas rojas y azules en las alas, y cuentan con un pico de color naranja. Por otro lado, las plumas de las hembras son rojas salvo por el pecho, que es de un tono azul eléctrico bastante llamativo. Además, su pico es de color negro.

Periquito australiano (Melopsittacus undulatus)

Esta es otra de las aves favoritas de los hogares, pues son menos ruidosas que las grandes psitácidas por su pequeño tamaño. Son también muy inteligentes y sociables, crean un vínculo estrecho con sus cuidadores y disfrutan mucho de pasar tiempo con ellos.

La diferencia entre sexos de los periquitos también es fácil de ver: a pesar de que el plumaje es idéntico, el céreo (la estructura situada encima del pico, donde están las narinas) difiere en color. Los machos lo tienen de un tono azul intenso, mientras que las hembras muestran un azul muy tenue o rosado. Las crías, por el contrario, tienen el céreo de color blanco rosado hasta que maduran.

Cotorra de kramer (Psittacula krameri)

Aunque la tenencia de esta psitácida se ha prohibido en diferentes partes del mundo debido a su introducción como especie invasora, todavía existen algunas en cautividad. El dimorfismo sexual en esta especie también es claro: los machos muestran un collar negro en la base de la cabeza, característica de la que carecen las hembras.

Cacatúas (Cacatuidae)

Las cacatúas son otras de las grandes psitácidas que triunfan en los hogares que se pueden permitir su tenencia. Existen varias especies que se mantienen en cautividad, como la cacatúa alba (Cacatua alba), la cacatúa de cresta amarilla (Cacatua galerita) o la cacatúa inca (Lophochroa leadbeateri).

Las diferencias entre loro macho y hembra de estas especies es un poco más sutil. Cuando crecen, las hembras desarrollan un iris más claro, de un color marrón o rojizo, mientras que los machos mantienen el tono negro. No obstante, es necesario acercarse al ave para apreciar este rasgo diferencial.

Métodos de sexaje en psitácidas

Otras especies, como los guacamayos, los caiques o los yacos africanos, no presentan ninguna característica distintiva que permita establecer diferencias entre loro macho y hembra. Por tanto, si se necesita saber el sexo de un ejemplar, se debe recurrir a alguna de las técnicas que tienes aquí:

  • Palpación: los machos suelen desarrollar un bulto en la zona pélvica cuando maduran. Las hembras, por el contrario, tienen esta estructura aplanada.
  • Estudio de ADN: se recoge una muestra de sangre y se analiza en busca de los cromosomas sexuales del ejemplar. Es una prueba que se realiza en el laboratorio, algo invasiva, estresante para el animal y bastante cara.
  • Puesta de huevos: obviamente, solo las hembras ponen huevos. Si no se quiere recurrir a cualquiera de las 2 técnicas anteriores, únicamente queda esperar a que alguno de los ejemplares efectúe una puesta.

Si bien es cierto que existen diferencias en el comportamiento entre machos y hembras de psitácidas, como la tendencia a hablar o la agresividad, esta no es una medida fiable para determinar su sexo. Los loros son seres complejos e inteligentes, por lo que su personalidad es tan variable como la de cualquier humano.

Te podría interesar...
Leerlo en Mis Animales
Estrés en pájaros domésticos: causas, síntomas y soluciones

Aquí puedes saber cómo identificar el estrés en pájaros domésticos, sus causas y cómo solucionarlo. Es indispensable para la salud de tu ave.



  • Betancur, C. L., Aguilar, S. B., Barrera, C. F., & Mesa, H. (2017). Cytogenetic and molecular sexing of psittacides. Boletín Científico. Centro de Museos. Museo de Historia Natural21(1), 112-121.
  • del-Valle, C. M. (2008, June). Introducción a la biología y ecología de las psitácidas neotropicales. In Memorias de la Conferencia interna en medicina y aprovechamiento de fauna silvestre, exótica y no convencional (Vol. 4, No. 1, pp. 4-6).