Diferencias entre el oso pardo y el grizzly

Virginia Duque Mirón · 11 noviembre, 2018
Ambas subespecies tienen muchas características comunes, tales que hacen que muchas veces no sepamos diferenciarlos. Te explicamos cuáles son distintas.

Hay muchas especies de osos pero dos en particular guardan increíbles parecidos y hace difícil a simple vista poder diferenciarlas. Curiosidades que nos enriquecen como personas y que nos acercan más al fascinante mundo animal que tanto nos apasiona.

Diferencias entre el oso pardo y el grizzly

¿De dónde surgió la idea de que entre ambas especies había diferencias? Al parecer un candidato republicano a los Estados Unidos dijo que el oso ruso nunca muere sino que hiberna. Esta frase hizo eco en Rusia, desde donde la portavoz de exteriores contestó: “A excepción del grizzly”.

Hasta entonces, no se había pensado mucho en que ambos animales eran diferentes, sino que se daba por hecho que pertenecían a una misma especie y que sus diferencias eran mínimas y poco marcadas como para tenerlas en consideración. Pero esto hizo saltar las alarmas. ¿A qué conclusiones se llegaron?

Hábitat

El oso pardo habita en Rusia, concretamente en las zonas boscosas, aunque evita hacerlo en las que están más al sur. Es un animal que necesita del frío, por lo que siempre busca zonas más gélidas en las que habitar.

Por otro lado, el grizzly es una especie del oso pardo que ya se está considerando como una raza independiente y que vive en Estados Unidos, mayormente en la zona de Alaska, aunque se le puede encontrar en muchos parques naturales como el de Yellowstone.

Hábitat de los osos.

Su apariencia

La primera diferencia está en su pelaje ya que los grizzlies lo tienen largo y en un tono grisáceo mientras que en los osos pardo es corto y de color marrón. Por otro lado, los primeros son más grandes y fuertes pudiendo llegar a pesar una tonelada versus los segundos que son más pequeños y débiles.

Los grizzlies son un poco torpes aunque muy feroces, los pardo son más ágiles, más tranquilos y menos fuertes. Se cree que los grizzlies son animales sanguinarios que arrasan con cualquier presa que se ponga en su camino.

De hecho, el cuento de “Ricitos de oro” es una muestra de la actitud que esta especie de oso tiene, aunque también nos podemos hacer una idea pensando en algunas de las películas en las que ha participado uno de estos ejemplares.

Esto es totalmente contrario al papel que desempeña el oso pardo en la cultura popular rusa. No solo lo llaman de manera cariñosa sino que además forma parte de la simbología nacional. De hecho, un oso pardo fue la mascota de las olimpiadas llevadas a cabo en Rusia en el año 1980.

Su dieta

Aunque ambos son omnívoros, hay diferencias en los alimentos que consumen debido a que sus hábitats son completamente diferentes. Pero una cosa sí que tienen en común, ¡les encanta el salmón! Como a todos los osos…

La diferencia entre ambos en este aspecto de la dieta, es que el oso pardo es ágil y puede tener acceso a frutos y bayas que están en la parte más alta de los árboles, mientras que el grizzly, dada su torpeza, no puede siquiera soñar con esa opción.

Su cola y sus patas

La cola del grizzly es mucho más corta que la del oso pardo. No se sabe muy bien en qué confiere facilidad o dificultad a la hora de realizar movimientos o labores propias de ellos, pero es una marcada diferencia que nos ayuda a saber ante qué tipo de oso estamos.

Por otro lado, sus garras son diferenciales a simple vista. Las del grizzly son más largas y afiladas mientras que las del oso pardo más cortas. Esto sí puede deberse a la habilidad de cazar que el grizzly tiene y el motivo por el que tiene la capacidad de despedazar a sus presas.

Ya ves que dos animales que se parecen tanto pueden ser muy diferentes entre sí, solo hay que saber encontrar las similitudes y diferencias que marcan a una especie u otra. ¿Ya crees que podrías diferenciar entre el oso pardo y el grizzly?