Descubre a las águilas más impresionantes

Yamila · 17 diciembre, 2017
A continuación ponemos a tu disposición un listado de las águilas más destacables, que lo cierto es que te adelantamos que algunas lleva a medir prácticamente un metro de estatura y hasta dos metros de envergadura en pleno vuelo, desde el que gracias a su vista y velocidad capturan a sus presas con gran determinación

Son majestuosas, tienen un vuelo elegante, viven en zonas montañosas, y cuentan con picos y garras realmente potentes. Las águilas son unas de las aves más impresionantes que existen. ¿Sabías que hay multitud de especies diferentes habitando nuestro planeta? En este artículo te informamos acerca de algunas de ellas.

¿Cuáles son las águilas más hermosas?

El águila es el mayor ave depredadora que existe en el mundo animal y sus diferentes especies viven en todo el planeta. Se caracterizan por su gran tamaño, sus picos fuertes, sus garras bien desarrolladas y su constitución robusta.

La relación entre las águilas y el hombre data de miles de años, ya que han sido utilizadas como símbolo en guerras, países, imperios y hasta equipos deportivos. También han sido empleadas en la práctica conocida como cetrería.

 

Para muchos es un animal relacionado con el poder, la majestuosidad y la victoria. Por eso, se la puede ver plasmada en varios escudos de familia y en algunas banderas, como por ejemplo la de México o la de Albania. A continuación, te brindamos una pequeña lista con algunas de las especies más impresionantes de águilas:

Aguila real volando

1. Águila Real

Podría decirse que es de las aves de presa más famosas del hemisferio norte, sobre todo de Eurasia y Estados Unidos, por su velocidad al volar. Si a ello le sumamos sus poderosas garras, que le permiten alcanzar a su víctima en pleno vuelo, es fácil comprender por qué nos fascina tanto.

La dieta del águila real está compuesta por conejos, roedores, ardillas, reptiles y peces vivos, aunque también pueden consumir carroña abandonada por otros animales. Es de color marrón oscuro, tiene alas anchas y su pico es oscuro en la punta. Además, cabe destacar que los machos son más pequeños que las hembras.

2. Águila imperial ibérica

Es un ave endémica de la Península Ibérica y, lamentablemente, se encuentra en peligro de extinción. Habita zonas de montaña, dunas y marismas cerca de las costas, y cada pareja de águilas tiene un territorio propio de unas 2 000 hectáreas, el cual está dividido en tres zonas: de nidificación, de alimentación cercana y de alimentación lejana. Su dieta incluye conejos, liebres, cuervos, roedores y aves pequeñas.

Se trata de un animal monógamo, que mantiene a su pareja toda la vida y que entre los dos ejemplares se encargan de reacondicionar el nido de marzo a julio. La hembra pone hasta cinco huevos y los incuba durante 43 días y se alterna en esta tarea con el macho. Cuando la comida escasea, tapan los huevos con ramas y hojas para salir ambos a proveerse alimentos.

3. Águila calva

Es el símbolo de libertad y fuerza en Estados Unidos, e incluso algunas tribus nativas la consideran como un mensajero de los dioses debido a su forma de volar tan majestuosa. Aunque se llamen ‘calvas’ en realidad sí tienen plumas en la cabeza, solo que estas son de color blanco, el cual contrasta con el cuerpo marrón.

Como sucede en la mayoría de las aves rapaces, la hembra es un 25% más grande que el macho y ambos sexos alcanzan la edad adulta a los cinco años. Para atraer a su pareja utilizan varias llamadas de atención y gestos; una vez que comienza la etapa de reproducción pueden poner tres huevos. Tanto el padre como la madre se turnan para encubar y buscar comida: lagartos, serpientes y pequeños mamíferos.

Aguila marcial
Fuente: Jonathan Hornung

4. Águila marcial

Su hábitat son los lugares abiertos del África subsahariana y es un ave de enorme tamaño que puede medir hasta 96 centímetros; si bien su envergadura en pleno vuelo llegue casi a los dos metros, debido al largo de las alas.

El plumaje de estas águilas es gris oscuro con bordes claros y, además de este ‘diseño’ que se admira cuando vuela, también destaca por su potente vista que le permite divisar sus presas desde la distancia.

En cuanto a su dieta, podemos decir que es un superpredador que se alimenta de diversos animales. Estos incluyen aves pequeñas, cobras, mambas, pitones, liebres, ardillas, babuinos y mamíferos jóvenes como los impala, los antílopes y los zorros.

5. Águila imperial oriental

El hábitat natural de este águila es Europa del Este –usada como emblema de la casa real de los Habsburgo– y Asia, aunque puede migrar a África durante el invierno. Es un poco más pequeña que el águila real, pero igualmente es considerable su tamaño: 80 centímetros de alto y dos metros de envergadura.

Finalmente, su plumaje es marrón, salvo en los hombros y la punta de la cola, vive en pareja toda la vida y la puesta anual consiste en dos huevos que son incubados por 43 días.

Fuente de las imágenes: Juan lacruz y Jonathan Hornung.