5 datos curiosos del blanquillo

Por los altos contenidos de mercurio encontrados en su carne, las autoridades sanitarias de diferentes países desaconsejan su comercialización y consumo.
5 datos curiosos del blanquillo
Sebastian Ramirez Ocampo

Escrito y verificado por el médico veterinario y zootecnista Sebastian Ramirez Ocampo.

Última actualización: 16 noviembre, 2022

El blanquillo es un pez marino perteneciente a la familia Malacanthidae. Se lo encuentra en los océanos Atlántico, Indico y Pacífico, a profundidades de entre los 50 y 200 metros. De acuerdo con varios fósiles encontrados, el origen de esta especie es de hace más de 20 millones de años, durante la época del Mioceno.

Curiosidades del blanquillo

A continuación, te detallaremos 5 aspectos curiosos e interesantes sobre uno de los peces más antiguos que existen en el mundo.

1. Pertenece al orden más grande de animales vertebrados

Por sus características morfológicas, el blanquillo está ubicado taxonómicamente dentro del orden de los perciformes, grupo que abarca casi el 40 % de todos los peces existentes y el más amplio en cuanto animales vertebrados en el planeta. Dentro de este orden se encuentran más de 1270 especies en África, 1540 en Sudamérica y 1550 en Alaska y Oceanía.

El blanquillo, por su parte, es un pez de cuerpo alargado y ligeramente comprimido, con una cabeza delgada y una cola bifurcada en filamentos. Tiene una longitud promedio de 50 centímetros, aunque se han reportado especímenes de hasta 70 centímetros de largo. Posee escamas ctenoides en la mayor parte de su cuerpo y otras cicloides en la cabeza y zona torácica.

Por otro lado, cuenta con aleta dorsal larga compuesta por 50 radios, una aleta anal con una o dos espinas y una aleta caudal ahorquillada. Su opérculo es liso, pero con una gran espina filosa que puede llegar a herir gravemente a quien lo manipule.

En cuanto a la coloración, los blanquillos presentan tonalidades azules y verdosas oscuras en el lomo, mientras que su vientre es más claro con colores amarillos a sus costados. Su cabeza muestra tonos amarillos y azules, con algunas rayas alrededor de los ojos.

2. El blanquillo es sedentario y territorialista

Esta especie marina acostumbra a vivir en grupos o colonias sobre fondos arenosos cerca de los arrecifes coralinos. Se mantienen alerta ante cualquier invasión de su espacio y pueden reaccionar con agresividad contra cualquier pez que no haga parte de su grupo social.

Además, no suele realizar migraciones ni abandonar su lugar de nacimiento en el transcurso de su vida. Se ha registrado la presencia del blanquillo en las costas de Carolina del Sur, Florida, Bahamas, Golfo de México, Colombia, Venezuela, Sao Pablo y Río de la Plata en Uruguay.

blanquillo
Malacanthidae.

3. Se caracteriza por construir madrigueras

Una de las principales características de esta especie es la construcción de madrigueras sobre el fondo arenoso. Su principal función es la protección frente a depredadores y las excava a profundidades de entre 1 y 60 metros. De igual forma, suele acumular escombros, conchas y piedras sobre su cima, a modo de identificación, puesto que cada individuo tiene su propio espacio. Allí pasan la mayor parte del tiempo, ya que solo la abandonan para buscar presas con que alimentarse.

Las hembras defienden el terreno cercano a su madriguera, mientras que los machos controlan zonas más grandes, en el que pueden habitar hasta 6 blanquillos femeninos. En cuanto a la elección de pareja para la reproducción, la hembra elegirá al macho que defiende el área en que se ubica su madriguera.

4. El blanquillo tiene una dieta variada

A diferencia de otros peces perciformes, el blanquillo se alimenta de cangrejos, estomatópodos, peces pequeños, camarones, estrellas de mar, erizos y zooplancton. Gracias a la dinámica que le ofrecen sus aletas y a la conformación de su cuerpo en forma de torpedo, esta especie caza con gran rapidez y destreza. En su hábitat natural posee pocos depredadores.

5. Su carne posee niveles altos de mercurio

Para nadie es un secreto que tanto los peces de agua dulce como de agua salada pueden tener altos contenidos de mercurio debido a los residuos industriales que llegan a los mares y los ríos. En el caso del blanquillo, de acuerdo con varias autoridades sanitarias, como la FDA en Estados Unidos, su carne es una de las que posee mayores concentraciones de este elemento químico, el cual se acumula en forma de metilmercurio, un compuesto altamente neurotóxico.

blanquillo
Malacanthidae.

De igual manera, de acuerdo con un estudio publicado en la revista Enviromental pollution, en el que se analizaron varias muestras de carne de blanquillo, se encontraron concentraciones de entre 0.1 a 0.99 partes por millón de mercurio, desaconsejando su consumo o al menos reducirlo a una vez por mes. Es importante recordar que este elemento químico es altamente peligroso, que incluso puede generar daños irreparables sobre el sistema nervioso de bebés en gestación.

Te podría interesar...
Los 4 peces más raros de mundo
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Los 4 peces más raros de mundo

Estos son 4 de los peces más raros del mundo. La forma de su cuerpo y los colores que presentan nos animan a meterlos en la lista.



  • White DB, Sinkus W, Altman KC. Mercury bioaccumulation in Tilefish (Lopholatilus chamaeleonticeps) from offshore waters of South Carolina, USA. Environmental pollution (Barking, Essex : 1987). 2020;257:113549.
  • Roose H, Paterson G, Frisk MG, Cerrato RM, Nitschke P, Olin JA. Regional variation in mercury bioaccumulation among NW Atlantic Golden (Lopholatilus chamaeleonticeps) and Blueline (Caulolatilus microps) Tilefish. Environmental pollution (Barking, Essex : 1987). 2021;284:117177.
  • Coleman FC, Koenig CC. The effects of fishing, climate change, and other anthropogenic disturbances on red grouper and other reef fishes in the Gulf of Mexico. Integrative and comparative biology. 2010;50(2):201-12.
  • Bumpus HC. ON THE REAPPEARANCE OF THE TILE-FISH. (LOPHOLATILUS CHAMAeLEONTICEPS). Science (New York, NY). 1898;8(200):576-8.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.