Dale un gusto a tu perro con estas recetas de hígado y romero

Camila O.Thomas · 7 enero, 2019
Hígado y romero es la combinación ideal para encantar a tu perro y premiarle cuando se ha portado bien; descubre cómo preparar estos deliciosos alimentos

Hígado y romero es una combinación muy deliciosa para la comida de perros y humanos por igual. Ambos alimentos proporcionan al organismo gran cantidad de nutrientes y factores beneficiosos. En este artículo te mostraremos cómo puedes incorporar la combinación de hígado y romero en la dieta de tu perro.

El romero es una hierba mediterránea usada en muchos platillos de alta cocina. El romero ha sido estudiado en distintas ocasiones por sus beneficios alimenticios. Esta hierba puede ser consumida en aceites, en infusiones, cruda o cocida como parte de una preparación.

Las hojas de romero en infusiones y el olor del romero tienen un efecto calmante en el sistema nervioso. Sin embargo, es importante señalar que consumir romero en muy grandes cantidades –más del 5 % del total de alimentos en cada comida– puede llevar a la sobreexcitación del sistema nervioso.

Por otra parte, el hígado es un alimento altamente nutricional. El hígado posee un muy elevado porcentaje de hierro, que es asimilado por el cuerpo de mejor manera que los suplementos médicos. Aunque a muchas personas les desagrada el olor y el sabor del hígado, en general los perros aman comerlo.

El hígado puede poseer entre 10 y 100 veces más nutrientes que la carne muscular que normalmente se consume. El hígado aporta a tu perro mucha vitamina A, varias vitaminas B, hierro, minerales y mucha proteína.

Los perros pueden comer hígado crudo. Sin embargo, para evitar enfermedades contagiosas que puedan venir en la carne, es recomendable que siempre hiervas el hígado antes de servirlo a tu perro.

Romero

Torta de hígado y romero

Si estás buscando el ‘bocadito’ adecuado para premiar a tu perro, esta es la receta ideal. Te recomendamos que esta deliciosa torta de hígado y romero solo sea usada como un premio de alto valor. Es decir, solo cuando tu perro se haya portado muy muy bien.

Además, no es una receta recomendable para cachorros menores a los seis meses de edad. Si no estás seguro de qué alimentos pueden causarle a tu perro alergias, te recomendamos que consultes a tu veterinario de confianza.

Ingredientes

  • 450 gramos de hígado de pollo o cordero.
  • 450 gramos de harina de avena.
  • 2 cucharaditas de romero fresco finamente picado.
  • 3 huevos.
  • Agua.

Preparación

Rompe los huevos en una taza medidora y mide cuál es su volumen. Sirve los huevos en un recipiente grande donde puedas mezclar cómodamente. En la taza medidora sirve el mismo volumen de agua que de huevos. Así, la masa no quedará demasiado blanda.

Sirve la mitad del agua en el recipiente para mezclar, y reserva la otra mitad para añadirla después. Bate el agua y los huevos, y añade la harina de avena. Para este momento, el hígado ya debe estar bien cocido. Recuerda hervir el hígado en poca agua para no diluir sus propiedades.

En un procesador de alimentos, mezcla durante cinco minutos las dos cucharaditas de romero con el hígado. Cuando ya esté suave, añade la mezcla de huevos al procesador de alimentos, donde están el hígado y romero, y mezcla durante otros cinco minutos. Si es necesario, añade más agua hasta que tenga una consistencia esponjosa.

Sirve la mezcla de en un recipiente que pueda ser horneado. Introduce en el horno y hornea de 35 a 45 minutos a 180 grados centígrados.

Una vez que lo retires del horno, deja que repose y divídelo en porciones pequeñas. Esta es una receta muy deliciosa para tu perro, pero también puedes comerla tú.

Canapé de hígado y romero

Pasta de hígado

La pasta de hígado, crema de hígado, o paté de hígado es una preparación muy sencilla que a tu perro le encantará.

Ingredientes que necesitarás:

  • ½ kilo de hígado de pollo o res.
  • 1 cucharada de mantequilla natural.
  • 1 cucharadita de romero finamente picado (preferiblemente fresco).
  • 1 huevo cocido.
  • 1 cucharadita de ajo fresco finamente picado.

Preparación

La pasta de hígado requiere muy poco esfuerzo y es una recompensa increíble para tu perro. Lo primero que debes hacer es hervir el hígado hasta que esté bien cocido. Puedes saber que el hígado está cocido cuando el cuchillo corta con facilidad la carne y el color por dentro es marrón.

Recuerda que debes hervir el hígado en muy poca agua para no diluir sus beneficios. Si el agua se seca y aún no está cocido, agrega agua poco a poco para no excederte.

Una vez que el hígado esté cocido, pícalo en trozos no demasiado pequeños y colócalo en una sartén. Saltea el hígado con la mantequilla y el romero. Quita la sartén del fuego y coloca el contenido en un procesador de alimentos.

Añade a la mezcla de mantequilla, hígado y romero el ajo y el huevo cocido. Después de cinco minutos, la pasta de hígado debe estar lista.

Una vez preparada, ¿cómo se la das a tu perro? Es muy sencillo. Agrega una cucharadita al alimento de tu perro cuando ha sido bueno y quieres felicitarle. También, cuando quieres darle un premio, puedes untar un poco de la pasta de hígado en una galleta.

Beneficios del hígado en los perros – https://www.dogsnaturallymagazine.com/why-you-need-to-feed-your-dog-liver/

Beneficios del romero en los perros – https://www.dogsnaturallymagazine.com/is-rosemary-good-for-dogs/

Torta de hígado y romero – https://www.hearingdogs.org.uk/training-our-puppies/dog-treat-recipes/liver-cake/

Pasta de hígado – http://www.savvydogkc.com/blog/2014/3/9/tasty-treat-tuesday-liver-paste