Favorece la salud de tu mascota utilizando nutrientes como apoyo terapéutico

Cuidar de una mascota es relativamente sencillo. Solo necesitan una alimentación adecuada, afecto, paciencia, educación y tiempo. Sencillo, ¿no? Sobre la salud de los animales existen muchos supuestos que dan a entender que podrás encargarte de uno sin que te demande nada a cambio, sin embargo esto no es cierto. Para la muestra, les traemos una manera de favorecer la salud de tu mascota utilizando nutrientes como apoyo terapéutico.

Antes de empezar, te sugerimos nunca cambiar la dieta de un animal sin consultarlo previamente con su veterinario. Recuerda que cada especie tiene necesidades nutricionales diferentes, al igual que el historial clínico de tu mascota será fundamental para el momento de seleccionar la clase y la cantidad de nutrientes que vas a suministrarle.

No es recomendable, por ejemplo, darle a consumir a un animal vitaminas sin que este las necesite. Como consecuencia, puedes saturar su organismo y producirle problemas, por ejemplo la hipercalcificación o enfermedades gastrointestinales producto de un exceso de vitamina C.

Qué son los nutrientes

Hablar de nutrientes se ha convertido prácticamente en una moda discursiva. Sin embargo, son muy pocos los que saben con certeza a qué se refieren cuando hablan sobre ellos.

Los nutrientes son un producto externo que las células utilizan para realizar diferentes funciones dentro de su ciclo vital, ya sea su biosíntesis o degradarlo para transformarlo en energía. Los organismos obtienen los nutrientes de los alimentos, y cada célula se abastece de diferentes tipos de nutrientes. Algunos de estos productos son las aminoácidos, las calorías, los ácidos grasos, las vitaminas o los oligoelementos, entre muchos otros.

Los nutrientes le aportan energía y permiten el correcto desarrollo y regeneración de las células, por lo que son fundamentales para que un organismo se mantenga con vida. De ahí la insistencia en tener una alimentación balanceada y rica.

Nutrientes como apoyo terapéutico

alimentación perros

Los nutrientes trabajan directamente sobre las células y son de mucha ayuda al momento de tratar enfermedades. Esto se debe a que los medicamentos muchas veces actúan sobre los síntomas de la enfermedad, mientras que los nutrientes fortalecen las células y ayudan a corregir las causas de la misma.

Sin embargo, esto es algo que se debe hacer a conciencia, pues se debe tener el tipo de nutriente apropiado para cada enfermedad. Sin embargo, la idea no es que estos repelan el mal: los nutrientes no curan las enfermedades, sino que fortalecen lo suficiente el organismo como para permitirle que la mascota se cure.

Para iniciar el refuerzo de un tratamiento médico a base de nutrientes se debe tener muy presente la condición del animal, qué tipo de alimentos puede consumir y cuáles son los aportes que estos le hacen en general. Lo último es muy importante pues, si bien puede que un alimento le aporte grandes cantidades de un nutriente que necesite, por otra parte puede tener otros que resulten dañinos para el animal, ya sea por su especie o por su condición.

En esta clase de tratamientos lo que suele hacerse es dar inicialmente dosis altas del nutriente para mejorar la absorción en los tejidos. Normalmente estos excesos, cuando no se hacen de manera continua, son metabolizados y expulsados fácilmente. Una vez has pasado esta etapa, debes regular el consumo para no causar daños o saturación en el organismo del animal. Al finalizar el tratamiento deberás darle el nutriente solo para mantener sus niveles regulares.

Este tipo de medidas son muy usadas en animales con problemas de articulaciones, óseos o musculares, pues son tejidos difíciles de tratar, pero que pueden tener recuperaciones muy rápidas (o por lo menos, aminorar los daños) con un debido proceso de regeneración celular.

Apoyo entre diferentes fuentes

gato comiendo

Muchos nutrientes funcionan mejor cuando vienen acompañados de otros elementos. Por ejemplo, la vitamina C puede potenciar sus efectos cuando se suministra con ácido lipoico o zinc, que son muy comunes en los vegetales.

Sin embargo, debes tener muy presente que este tipo de tratamientos tienen efectos a largo plazo y, si bien no curan los síntomas de una enfermedad de forma inmediata, sí contribuyen a la regeneración celular, que fortalecerá el organismo y lo hará más fuerte ante cualquier agente externo.

Categorías: Salud Etiquetas:
Te puede gustar