Premios para perros: consideraciones y consejos

Los premios para perros tienen que ser sanos, deliciosos y pequeños, pues tienen el objetivo de incentivar su conducta sin perjudicar su nutrición.
Premios para perros: consideraciones y consejos
Laura Huelin

Escrito y verificado por la educadora canina Laura Huelin.

Última actualización: 18 agosto, 2022

Sabemos que los perros trabajan por amor y con muchas de las cosas que hacen solo buscan nuestra sonrisa y nuestra aprobación. Pero a veces queremos ir un poco más allá y buscar una motivación mayor, y necesitamos premiarles de otra manera más fuerte. ¿Qué podemos usar como premios para perros? ¿Tenemos varias opciones? ¿Cuáles son los más sanos?

Si bien es cierto que los premios comerciales son los más fáciles de conseguir, no son la única opción que existe. Conoce más sobre los tipos de premios que existen y algunos de los mejores consejos para utilizarlos en el siguiente espacio.

Cuándo usar premios para perros

Podemos emplear premios para perros en muchísimas ocasiones. Normalmente, los restringimos al momento que le estamos enseñando algo, como a sentarse o dar la pata. Cuando ya lo ha aprendido, solemos dejar de premiar. Pero hay muchísimos más momentos en los que podemos aprovechar para premiar a nuestros peludos.

No son las únicas ocasiones en las que podemos dar regalo para can. Otras son, por ejemplo, cuando:

Hay que prestar atención a todo lo que ingieren nuestras mascotas.
  • Se adelanta a nuestras órdenes y haga algo que nos guste. Por ejemplo, si normalmente le pedimos que baje del sofá para sentarnos nosotros, que se baje cuando nos acercamos a él, pero aún no le hemos dado la orden.
  • Se esté conteniendo para portarse mal y elija portarse bien. Por ejemplo, cuando tiene la mesa con comida a su alcance y, a pesar de estar mirándola, no intenta comérsela.
  • Le estamos enseñando algo nuevo y, aunque todavía no lo consigue del todo, se va acercando. Si queremos enseñarle a tumbarse, antes de que se tumbe del todo, podemos premiarle cuando empiece a agacharse.
  • Cuando en el parque viene hacia nosotros, le hayamos llamado o no. Dejar lo que esté haciendo y que venga a nosotros debería ser motivo de premio siempre. Aunque no le hayamos llamado, podemos premiarle porque está pendiente de nosotros.
  • Cuando se le quiere dar una medicina. Algunos canes son muy quisquillosos y odian tragar las medicinas, por lo que los premios podrían ser perfectos para engañarlos y hacer que se las coman.

En qué momento premiar

Debemos tener cuidado de premiar solo lo que nos gustaría que repitiera. Nada bueno puede venir de premiar a nuestro perro después de ladrarle a otro can o de rebuscar en el cubo de la basura, por ejemplo. Tenemos que identificar qué comportamientos nos gustan y centrarnos en ellos.

Es importante el momento en el que premiamos, más que el propio premio que damos. Premiar en el momento correcto le indica al perro sin posibilidad de confundirse que en esa ocasión ha hecho algo que nos gusta. Solo así podrá repetirlo. Debemos premiar al instante de haber hecho algo bien. Si lo retrasamos unos pocos segundos, ya le costará más hacer esta relación.

Cómo seleccionar un buen premio para perros

Cuando demos premios, sobre todo cuando estemos enseñándole algo nuevo, estos deben ser sanos, aptos para el perro y con cierto valor para él. En el caso de los premios comerciales, lo mejor es buscar aquellos que aporten una buena cantidad de proteína de origen animal, además de complementos como fibra y aceites esenciales.

Si queremos enseñarle a nuestro cachorro a sentarse, tumbarse y dar la pata, pasaremos unos cuantos días practicando las órdenes, por lo que vamos a tener que darle unos cuantos premios. Debido a esto, no pueden ser alimentos poco sanos, porque vamos a tener que darle bastantes. Necesitamos que pueda comerse todos los que sean necesarios sin que engorde o le sienten mal.

Los premios han de ser de un tamaño pequeño, pero aptos para cada perro. No podemos cortar una salchicha en trozos del mismo tamaño si vamos a premiar a un bichón maltés o a un pastor belga. Al igual que los dientes de un cachorro no son igual de fuertes que los de un adulto o los de un perro senior.

Y lo más importante: tienen que gustarle. No podemos premiar con algo que a nuestro perro no le guste, porque no será un premio y no lo querrá. Cuándo más difícil sea la orden que le vamos a dar, más rico debe ser el premio para que merezca la pena hacernos caso.

Qué usar de premio para perros

Los perros son animales omnívoros que pueden consumir casi cualquier alimento. Debido a esto, existe una gran variedad de premios que se pueden usar, desde los que provienen de fórmulas comerciales hasta algunos alimentos frescos. En la mayoría de los casos los premios comerciales son suficientes, aunque algunas personas optan por elegir otros más “deliciosos” para sus compañeros.

Normalmente, como premio se emplean trozos de comida, pero sin que implique que la ración habitual sea menor: los premios son un extra, no un soborno para no pasar hambre.

Persona dando un premio a su perro

El valor de los premios dependerá del gusto de cada perro, pero se pueden usar:

  • Salchichas para consumo humano.
  • Trozos o cortezas de queso curado.
  • Jamón cocido o mortadela en tacos.
  • Galletas para perros industriales partidas en pedazos pequeños.
  • Comida húmeda o paté para perros.
  • Carne seca para perros.
  • Pienso de mejor calidad o diferente sabor al que normalmente come.
  • Trozos pequeños de fruta o vegetales (excepto uvas, pasas, aguacate y cítricos).

¿Los huesos son buenos como premios para perros?

Los huesos son el típico premio usual que se les da a los perros. Aunque puede ser un delicioso festín para la mascota, es necesario que los huesos que se le den se encuentren crudos. Esto se debe a que los huesos cocidos pueden astillarse y ser ingeridos por accidente, lo cual podría ocasionar obstrucciones o incluso perforaciones intestinales.

No toda la comida humana se puede dar como premio

Aunque en la lista anterior se muestran varios tipos de comida humana como premios para perros, no siempre es una buena idea utilizarlos. Recuerda que algunos alimentos tienen muchos condimentos o exceso de azúcares, por lo que al dárselos a la mascota podrías perjudicar su salud.

Asimismo, recuerda que algunos perros son susceptibles a padecer alergias alimentarias. Esto significa que su cuerpo podría reaccionar de manera negativa a la comida humana. Es muy difícil prever si la mascota tiene alguna alergia a los alimentos, de manera que para evitar problemas se suele desaconsejar el uso de esta comida en los canes.

Premios para perros obesos

En caso de que tengas un perro que padezca obesidad, lo primero que debes hacer es acudir con un veterinario a que le instaure un régimen alimenticio especial. Después de esto, tendrás que buscar premios especiales bajos en calorías que no perjudiquen su nueva dieta. Existen varias marcas comerciales que fabrican este tipo de premios. Pregunta con un especialista cuál es la mejor opción para tu mascota.

Premios para perros diabéticos

Al igual que sucede en humanos, los perros también pueden padecer diabetes, lo que los vuelve incapaces de procesar bien el azúcar que consumen. Por esta razón, se debe ser muy cuidadoso con el tipo de premios que se les ofrece. De manera afortunada, en la actualidad existen varias marcas comerciales que tienen premios especiales para estos canes, así que pregunta a tu veterinario cuál es el más recomendable.

Vigila el peso de tu perro

A pesar de que tu perro no tenga un problema con su peso, siempre es bueno mantener una buena vigilancia de su peso. Esto te permitirá saber si su dieta es correcta o si existe algún problema de desnutrición. Además, también te indicará si te estás pasando con los premios y tienes que restringirlo un poco.

Otros premios

Podemos premiar con otras cosas que no sean comida y que al perro le gusten mucho. Por ejemplo, se puede premiar fácilmente (y de hecho lo hacemos casi a diario) con caricias, siempre que al can le gusten. Hay otros peludos a los que les gustan mucho los juguetes y con poder morder uno ya se dan por premiados.

La clave para elegir buenos premios para perros es conocer los gustos de la mascota. Podemos probar muchas cosas diferentes y ver cómo reacciona y cuál le gusta más, para poder elegir cuáles son más efectivos y seleccionar los más sanos.

Te podría interesar...
¿Cómo puedo motivar a mi perro a aprender?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Cómo puedo motivar a mi perro a aprender?

Enseñar y adiestrar a un perro puede ser una tarea tediosa y se hace necesario aprender a motivar al animal. Te enseñamos cómo hacerlo.



  • Galvão, J. A., Yamatogi, R. S., Souza Junior, L. C. T., Joaquim, J. F., Rodrigues, M. V., Baldini, E. D., & Nogueira Pinto, J. P. D. A. (2015). Quality and safety of pet treats: Assessment of the microbial safety and quality of pet treats. Journal of Food Processing and Preservation, 39(6), 1201-1205.
  • Chan, S. K., & Leung, D. Y. (2018). Dog and cat allergies: current state of diagnostic approaches and challenges. Allergy, Asthma & Immunology Research, 10(2), 97-105.
  • Dopierała, Marta & Andraszek, Katarzyna. (2019). THE MOST COMMON ALLERGIC DISEASES IN DOGS. Folia Pomeranae Universitatis Technologiae Stetinensis Agricultura, Alimentaria, Piscaria et Zootechnica. 348(49)1. 47-56. 10.21005/AAPZ2019.49.1.05.
  • Carrión, Pablo & Thompson, Larry. (2013). Pet Food. Food Safety Management: A Practical Guide for the Food Industry. 379-396. 10.1016/B978-0-12-381504-0.00015-9.