Razones por las que no debes castigar a tu perro si ladra

Perro ladrando

Nos encanta que nuestro perro ladre mientras jugamos con él o para defender nuestro hogar. Pero si tu can lo hace cuando no debe, puede ser molesto para ti y para los que están a tu alrededor. Te contamos por qué no debes castigar a tu perro si ladra.

Aunque nos parezca molesto en alunas ocasiones, lo cierto es que no debemos castigarlo, pues su comportamiento es normal. Como su forma de comunicarse es muy diferente a la nuestra, pesamos que sus ladridos son un comportamiento extraño.

Por ello, te contamos varias razones por las que no castigar a tu perro si ladra.

6 razones por las que no debes castigar a tu perro si ladra

Son muchas las razones por las que un perro ladra y tiene motivos para ello. No obstante, si después de analizarlas, notas que tu can se excede sin motivo aparente, es mejor que acudas al veterinario y lo examine. No obstante, estas son algunas razones por las que no castigar a tu perro si ladra, ya que lo hace:

Perros ladrando

  1. Para comunicarse. A diferencia de nosotros, los perros no pueden hablar, y su forma de comunicarse es mediante ladridos. Puede ladrar para “hablar” contigo, para pedirte agua o comida, o atención. Puede hacerlo para comunicarse con otros animales, bien sean congéneres o no.
  2. Miedo. Si tu can se siente amenazado por algo, o cree que vosotros estáis en peligro y se nota incapaz de protegeros, ladrará. ¿Crees que lo debes castigar por ello? Definitivamente no.
  3. Jugar. Esta es una de las causas más comunes por las que nuestro perro ladra. Le encanta ladrarnos mientras jugamos con él. También lo hará con otros canes, otras mascotas u otras personas. Igual que nosotros nos reímos mientras jugamos, sus ladridos son la manera en la que expresa su alegría.
  4. Cazando. Aunque tu can no sea un perro de caza, siempre que sale a la calle está al acecho de coger alguna cosita que comer. Es posible que la alegría por haberlo encontrado lo haga ladrar. Lo hará más si está con otras mascotas, para avisarles.
  5. Ansiedad de separación. Si un perro pasa mucho tiempo solo separado de su dueño, su forma de expresar su soledad y su tristeza será a través de ladridos. Si el dueño lo deja atado o en un balcón solo, será más probable que lo haga. Si ves un caso así, ¡denúncialo!
  6. Alarma. Un sonido extraño o un olor raro cerca de tu casa alarmará al perro y ladrará para avisarte. Un motivo más por el que no lo debes castigar.

5 motivos más por los que tu perro ladra

  1. Por tu culpa. Es posible que tu perro ladrara de pequeño y tú incentivaras ese ladrido. Ahora te molesta, pero, sé sincero, ¿de quién es la culpa?
  2. Dolor. Si a tu animal le duele algo, la forma de mitigar su dolor será ladrando. Recuerda que es la única forma que tiene de comunicarse.
  3. Estrés. Las conductas repetitivas son señal de estrés o ansiedad en perros. Del mismo modo que algunos giran sobre sí mismos todo el tiempo, es posible que al tuyo le haya dado por ladrar. En vez de pensar que lo debes castigar, piensa en que tiene un problema que debes intentar solucionar.
  4. Demandar atención. Si pasas muchas horas trabajando, seguro que tu perro se vuelve loco cuando vuelves a casa. Es posible que estés cansado y quieras darte una ducha y descansar. Tu can no entiende de eso, así que reclamará tu atención mediante ladridos. Hazle un poco de caso.
  5. Frustración. Los animales también se frustran cuando no entienden algo. Por ejemplo, si escuchan a un niño llorar, no saben por qué lo hace, así que ladran.

Los perros no son toda tu vida, pero hacen tu vida completa

-Roger Caras-

Estas son algunas causas normales en las que perro ladrará y por las que no le debes castigar. Sé paciente y amoroso, dedica tiempo a tu mascota y ayúdalo en cualquier problema que presente.