¿Existe la comunicación telepática con nuestros perros?

Los perros suelen estar en gran sintonía con los humanos. Pero… ¿pueden leer nuestras mentes? Aunque nos sorprenda, algunas personas se han dado a la tarea de estudiar este fenómeno y han realizado diversos estudios para demostrarlo. Después de leer este artículo serás tú el que valore si existe la comunicación telepática con nuestros perros.

 ¿Telepatía canina?

comunicacion telepatica 2

Todos sabemos que los perros son muy sensitivos, de hecho es muy habitual que cuando el dueño de la mascota se sienta mal, cansado o presenta algún tipo de angustia, el perro pueda percibirlo. Esa percepción es por algunas personas denominada telepatía canina y se basa en los sentidos.

¿Los perros pueden incluso detectar cuando una persona tiene cáncer? No se sabe si pueden determinar una enfermedad específica pero, como ya mencionamos, pueden percibir cuándo algo en su dueño no anda bien. Pero no todo es negativo. Los perros también pueden percibir cuando sus dueños tienen buena salud o se sienten alegres.

Algunos estudios

comunicacion telepatica 3

Un estudio publicado en Discovery Channel trata de dar respuestas a si los perros se pueden comunicar telepáticamente con sus dueños. La investigación realizada por un equipo de investigadores de la Universidad de Florida, trata de determinar por qué los perros son tan listos para detectar los estados de ánimos de las personas y cómo hacen para lograrlo.

¿Son perros que nacen con esa capacidad  o aprenden con  la experiencia? Para dar respuesta a ese interrogante, el grupo llevó a cabo dos experimentos con lobos y perros. En los experimentos los grupos de animales tenían la oportunidad de pedir comida a dos personas. Una de ellas se caracterizaba por prestarles atención mientras que la otra los ignoraba.

Los investigadores demostraron, por primera vez, que los lobos, al igual que los perros domésticos, caen en la mendicidad con éxito al acercarse a un humano que les presta atención. Esto demuestra que ambas especies – domésticos y no domesticados – tienen la capacidad de comportarse de acuerdo con el estado de atención de un ser humano.

Por otro lado, algunos perros también demostraban mayor mendicidad. Sin embargo, los perros que venían de refugio no eran tan buenos como aquellos que venían de un hogar. Esto demuestra que la exposición a los seres humanos permite a los perros perfeccionar sus habilidades de percepción con las personas.

Según los investigadores, estos resultados sugieren que la capacidad de los perros para seguir las acciones humanas se debe a la voluntad de aceptar a los humanos como compañeros sociales, combinada con el condicionamiento de seguir las acciones de los seres humanos para adquirir un refuerzo positivo. En ese sentido, el tipo de señales de atención, el contexto en el que se presenta el comando y la experiencia previa son muy importantes.

Lejos de la ciencia, otros estudios aseguran que la telepatía es posible y para que eso se concrete hablan de diferentes tipos de consciencia psíquica, que permiten entender los diferentes tipos de mensajes que se pueden recibir de sus mascotas.

La clarividencia es una de ellas. Otro tipo de consciencia psíquica es la clariaudiencia, que  es la capacidad de oír las cosas que están más allá del alcance del oído normal.

Las personas que siguen esta corriente de pensamiento también se refieren a la empatía y aseguran que  a veces, puedes oler lo que está oliendo el animal. Para ello emplean ciertos ejercicios. Por ejemplo, para comenzar una sesión lo primero que se debe hacer es prepararse y ese momento consiste de tres pasos fundamentales: meditación, observación y conexión.

Para que el ejercicio sea efectivo te tienes que encontrar en una habitación tranquila. Debes tener la foto de tu mascota en la mano. Cierra las ojos. Cuando te sientas listo, abre los ojos y concéntrate en tu perro. Comienza a observar al animal su piel,  cuerpo,  ojos, respiración. Anota tus impresiones en un diario.

Según las personas que practican estos ejercicios dicen que llega un momento en el que puedes comunicarte con tu perro y aseguran que lo puedes hasta saludar. Sin embargo, toda estas ideas son demasiadas confusas  y su sustento  no presenta rigor científico.

Pero si tienes duda, quizás puedes intentarlo. Seguramente llegarás a un estado de concentración y de “espiritualidad” bastante grato pero de allí que tengas una respuesta de tu perro quizás allí entramos a otro nivel que, salvo que lo practiques, es muy difícil de demostrar.