Curiosidades sobre las estrellas de mar

Virginia Duque Mirón · 24 septiembre, 2018
A pesar de su aspecto, sin grandes fauces, las estrellas de mar son carnívoras; además, pueden reproducirse a raíz de la pérdida de uno de sus brazos

Las estrellas de mar siempre han despertado nuestra admiración y, si alguna vez hemos tenido oportunidad de estar en algún lugar en el que estaban presentes, no hemos podido evitar coger una para sentirla en nuestra piel. Son inofensivas, suaves y misteriosas. ¿Te gustaría conocer algunas curiosidades sobre las estrellas de mar? ¡Te las contamos!

Curiosidades sobre las estrellas de mar

No son peces

A pesar de que su nombre en inglés (starfish) podría dejar entrever que son peces, no lo son. No tienen aletas para moverse ni para impulsarse. Tampoco disponen de una cola, que es el principal motor de un pez para desplazarse.

Lo que las estrellas usan para moverse son sus pedicelos de la parte inferior, con los que realizan un movimiento similar a caminar.

Son equinodermos

Los equinodermos son animales invertebrados marinos que viven en el fondo del mar. ¿Se te ocurre una mejor manera de describir a una estrella de mar? ¡A nosotros no!

También se les considera como tal dada su forma, con el cuerpo cubierto por placas calcáreas y con cinco secciones, en este caso sus patas –por llamarlas de alguna manera– dispuestas alrededor de un disco central.

Alimentación de la estrella de mar

Hay miles

Quizá solo hayamos visto una en nuestra vida, o incluso ninguna, pero tenemos una imagen mental de cómo son. Pues bien, ni nos podemos imaginar cuántas distintas especies de estrella existen. De hecho, se estima que más o menos unas 2 000.

No todas habitan en la grandes profundidades, sino que algunas viven en zonas intermareales, donde las mareas son bajas. Por oro lado, existen las que viven en áreas tropicales como el caribe y las que prefieren mares muy fríos.

¿Cinco brazos?

No tienen por qué. Aunque la primera idea que se nos viene a la mente al pensar en una estrella son cinco brazos, hay especies que tienen muchos más. De hecho, se han encontrado ejemplares que pueden tener hasta 40 brazos.

No tienen cerebro

No tienen cabeza y tampoco tienen cerebro, por lo que todos sus movimientos están impulsados por el instinto.

No todas son rojas o marrones

A pesar de ser las más comunes o las que más hemos visto todo el tiempo, lo cierto es que hay estrellas de mar de distintos colores. Se han apreciado algunas de color azul intenso, rosa fucsia o rosa chicle, púrpura, naranja o amarillo.

Estrella de mar: fragmentación

Son carnívoras

¿Quién diría que con ese simpático aspecto es carnívora? Parece ser que usan sus miles de pies inferiores para atrapar a su presa y no la sueltan hasta que terminan con ella. Ni siquiera necesitan ingerirla, ya que su estómago es reversible y pueden hacerlo desde fuera. Increíble… Los moluscos y los crustáceos son sus presas preferidas, aunque cualquier animal marítimo que mida igual o menos que su brazo puede ser el plato del día.

Reproducción

Se reproducen sexualmente como muchas especies animales, pero la curiosidad en este punto está en que también pueden hacerlo por gemación. Esto quiere decir que pueden reproducirse a través de un abrazo arrancado, por ejemplo.

Se regeneran

Una curiosidad interesante es que si se les parte un brazo lo regeneran, del mismo modo que nos pasa a nosotros con nuestras uñas. Así que si alguna vez ves a una estrella de mar con un brazo menos, no te preocupes, pronto lo tendrá de nuevo.

No tienen instinto maternal

Muchas veces hemos hablado del impresionante instinto maternal animal, pero en este caso no podemos aludir tal cosa, ya que las estrellas de mar no son buenas madres. Una vez que han puesto sus huevos, los van expandiendo por el mar y los dejan abandonados a su suerte, que normalmente es ser devorado por algún depredador.

 

  1. B LGC, Costeros LDE, Hidrobiolog D. H ¶ abitos alimenticios de algunos equinodermos . Parte 1 . Estrellas de mar y estrellas serpiente. ContactoS. 2002;
  2. Herodotou H, Lim H, Luo G, Borisov N, Dong L. Starfish : A Self-tuning System for Big Data Analytics. Cidr. 2011;