Rarezas y curiosidades de los anfibios anuros

Más allá del conocimiento básico que tenemos sobre los anfibios anuros, se trata de un grupo de animales que presentan múltiples rarezas que merece la pena descubrir.
Rarezas y curiosidades de los anfibios anuros
Érica Terrón González

Escrito y verificado por la veterinaria Érica Terrón González el 21 Enero, 2021.

Última actualización: 21 Enero, 2021

Los anuros son anfibios cuyas formas adultas carecen de cola. Por el contrario, poseen un cuerpo compacto, ancho, con unas extremidades posteriores largas adaptadas al salto. Constituyen el grupo más numeroso dentro de este gran taxón, el cual está formado por todas las especies conocidas de ranas y sapos.

Debido a esta variedad, se pueden recopilar millones de curiosidades de los anfibios anuros. Si bien todos ellos comparten muchas características, al haber tantos y tan distribuidos por el mundo, cada uno ha desarrollado alguna particularidad. En las siguientes líneas se muestran algunas de las más singulares.

Rarezas y curiosidades de los anfibios anuros

Algunas de la siguientes curiosidades están relacionadas con el aspecto físico de los animales y otras con su comportamiento general o reproductivo. Quizás las más llamativas sean las inesperadas, las que distancian al animal del concepto habitual que se tiene de los anfibios.

Los anuros pueden cambiar de color

Tanto ranas como sapos pueden cambiar de color, gracias a que en su piel hay células especiales que se lo permiten. Estas células se dilatan o contraen al ser estimuladas y, con ello, cambia el color del animal.

Por ejemplo, cuando algunas de estas células se distienden, predomina el color amarillo, pero si son células melánicas, transportan pigmento negro y la piel se oscurece. Los tonos azules, verdes o violetas se deben a fenómenos de absorción o reflexión de la luz. La humedad y la temperatura pueden influir también en el cambio de color.

Curiosidades de los anfibios que nacen sobre un colchón de espuma

La rana dedos largos (Leptodactylus fragilis) desarrolla un mecanismo muy peculiar para cuidar de sus huevos. Una vez la hembra realiza la puesta, agita la sustancia gelatinosa que la rodea hasta crear un colchón de espuma. Gracia a este colchón, los huevos flotan sobre el nivel del agua.

Ranas que quieren ser otros animales

La rana conocida como «pollo de montaña» (Leptodactylus fallax) es bastante difícil de ver, pero por las noches el macho sale de su escondite y emite un canto musical parecido al de algunas aves. Esto hace que, en su medio natural, otros animales la confundan con un pájaro y la busquen lejos del agua, algo que resulta ideal para confundir a depredadores.

Las curiosidades de los anfibios son infinitas.

Por otra lado está el macho de la conocida como rana mugidora o rana toro (Lithobates catesbeianus). Este anfibio profiere una llamada tan potente y retumbante que recuerda a la del animal que le da el nombre.

Lo que hace es emitir el extraordinario sonido y, llenando la boca de aire y cerrando las narinas, lo consigue amplificar. De hecho, su mugido puede ser escuchado a más de un kilómetro de distancia.

Un ejemplar de rana toro.

Curiosidades de los anfibios que llevan a las crías consigo

Entre los árboles musgosos, las orquídeas, los helechos y las lianas de la selva ecuatoriana, vive la rana marsupial (Gastrotheca riobambae). Este extraño anuro grisáceo no puede poner los huevos en las charcas, porque en la selva la humedad es absorbida por el propio suelo esponjoso.

Por eso, la hembra guarda a sus crías en una especie de bolsa que tiene en la parte baja de la espalda. De ahí su nombre, rana marsupial, porque actúa de forma parecida a como lo haría un canguro.

Cuando se acerca el momento de la eclosión, la rana se aproxima al agua y abre la bolsa con sus extremidades. Poco a poco, va sacando del receptáculo a cada renacuajo, que ya estará en perfectas condiciones para sobrevivir en el medio acuático.

Las curiosidades de los anfibios son infinitas.

Anfibios enanos y gigantes

La rana ricordi (Eleutherodactylus rogersi) oriunda de las Bahamas, mide cerca de un centímetro. Es más, la hembra no suele llegar a los 35 milímetros, es diminuta. Por el contrario, la rana Goliath (Conraua goliath) es un batracio de dimensiones monstruosas. Puede alcanzar los 30 centímetros de longitud y hasta 7 kilos de peso.

En contraposición a su tamaño, este anfibio es tan asustadizo que basta un murmullo para que se precipite al agua o se esconda entre la maleza. A pesar de esta conducta, no tiene demasiados enemigos en su entorno.

Una rana gigante.

El batracio con paracaídas

En el continente asiático vive la rana voladora malaya (Racophorus reinwardtii). La primera noticia que se tuvo de su existencia fue porque unos señores que trabajaban en el campo decían haber visto ranas volando.

Por supuesto esto no era cierto, pero tampoco era falso del todo. Si bien esta rana carece de alas, tiene unos dedos palmeados que le sirven para planear entre los árboles. Por eso pareciera que utiliza, más bien, un paracaídas.

Las curiosidades de los anfibios son múltiples.

Las curiosidades de los anfibios más inimaginables

Una característica inamovible de los anfibios es que son animales ovíparos, es decir, nacen de huevos, pero el mundo animal se esmera por sorprender al espectador día a día. Por eso, existe un sapo en el continente africano cuya hembra incuba a los huevos en su interior. Esto la convierte en una especie de animal ovovivíparo, ¿no es cierto?

En último lugar, es necesario hablar del surrealista sapo de Surinam (Pipa pipa), originario de las selvas de Sudamérica. Durante el apareamiento, el macho deposita decenas de huevos ya fertilizados en la espalda de la hembra.

A continuación, el cuerpo de la hembra comienza a cubrirlos con la piel, con lo que crea una especie de vientre dorsal. Cuando se acerca el momento de la eclosión, las crías salen plenamente formadas de la espalda de su madre, sin necesidad de pasar por un estadio larvario.

Una pipa parva con sus huevos.

Estas son algunas de las curiosidades más llamativas de ciertos grupos de anfibios, si bien nos hemos dejado muchísimos más taxones fascinantes por el camino. Después de estos datos brindados, ¿crees que la fama de simples les hace justicia a las ranas y sapos?

Te podría interesar...
Las diferencias entre sapos y ranas
Mis AnimalesLeerlo en Mis Animales
Las diferencias entre sapos y ranas

Las diferencias entre sapos y ranas son obvias si sabes cuáles son. Con esta pequeña guía aprende a diferenciar a estos dos tipos de anfibios.