Cuidados de la tortuga acuática de orejas rojas

Al igual que con otros reptiles, la temperatura juega un papel muy importante en el bienestar y desarrollo de la tortuga acuática de orejas rojas. Conoce aquí los cuidados que necesita.
Cuidados de la tortuga acuática de orejas rojas
Georgelin Espinoza Medina

Escrito y verificado por la bióloga Georgelin Espinoza Medina.

Última actualización: 19 mayo, 2022

Existen varios reptiles que se emplean como mascotas. Entre ellos está la tortuga acuática de orejas rojas. Una de las más encantadoras, populares y comercializadas en el mundo, por la creencia que no amerita atenciones tan complicadas. Asimismo, es considerada una especie invasora y muy problemática debido a los impactos negativos que puede ocasionar en los ecosistemas.

Este ejemplar también recibe el nombre de galápago de Florida, tortuga japonesa y a nivel científico Trachemys scripta elegans. Pertenece a la familia Emydidae. En este espacio te traemos todos los detalles de los cuidados que necesita en cautiverio, por si quieres tener una en casa. ¡No te los pierdas!

Características de la tortuga acuática de orejas rojas

Estas tortugas presentan un tamaño que va desde los 10 hasta los 30 centímetros de longitud en su caparazón. Su cabeza es oblonga y sus pies semi-palmeados, lo que les permite nadar muy bien. Además, tienen 5 dedos en cada extremidad, con garras en las delanteras.

El caparazón de este ejemplar está dividido en dos partes. Una superior o dorsal, con forma ovalada, bordes afilados y coloraciones variables (desde amarillos verdosos hasta más oscuros). Otra inferior, llamada plastrón, plana, lisa y con tonalidades más claras. Su piel es verde oscura o parda. También posee manchas y líneas que le ofrecen un diseño muy particular.

El nombre de tortuga de orejas rojas deriva de unas rayas horizontales de color rojo brillante que se ubican a cada lado de su cabeza, porque no tienen orejas u oídos externos en sí.

Hábitat

El galápago de Florida puede desarrollarse en variedad de ambientes acuáticos de agua dulce, como lagos, estanques, pantanos, arroyos, con poca profundidad y pequeñas corrientes, ya que les gusta la tranquilidad. Además, prefieren espacios asociados a vegetación y que posean sitios de descanso confortables para cuando salen del agua a tomar el sol.

Distribución

Es nativa del sureste de Estados Unidos hasta el noreste de México. Sin embargo, gracias a su comercio, se encuentra distribuida a nivel mundial. El abandono incontrolado de esta mascota la ha convertido en un ejemplar invasor con gran impacto negativo en el ambiente, debido a que desplaza a otras especies, es muy voraz y por su capacidad de transmitir algunas enfermedades.

Comportamiento

Las tortugas japonesas son diurnas y excelentes nadadoras, que dependen de la temperatura ambiental para su termorregulación, ya que se trata de animales poiquilotermos. Por ello, ameritan de fuentes de calor externo, bien sea de la luz solar directa o sustratos calentados por el sol.

Pueden practicar la hibernación durante los meses más fríos, esto lo realizan en el fondo de los estanques o lagos con poca profundidad. Además, presentan una vida bastante larga, con una duración de hasta 30 o 40 años.

Dimorfismo sexual

Este tipo de tortuga presenta dimorfismo sexual evidente, es decir, que los sexos son diferentes en algunas de sus características. Las féminas suelen ser más grandes. Además, también existen discrepancias en el tamaño de las garras de sus patas anteriores. Así, los machos presentan uñas más largas que las hembras.

La madurez sexual se alcanza a edades y tamaños diferentes. Por una parte, tenemos a los machos, cuando su plastrón mide alrededor de 10 centímetros, entre los 2 y 5 años de edad. Por el otro, están las hembras, listas para la reproducción a mayores tiempos (4 y 7 años), con la parte ventral de su caparazón de 15 centímetros de longitud.

Cuidados de la tortuga acuática de orejas rojas

Para mantener a nuestra querida mascota saludable y feliz es necesario cubrir sus necesidades básicas. Por ello, debemos tener en cuenta las siguientes pautas.

Terrario de una tortuga acuática de orejas rojas

Uno de los aspectos más importantes de cualquier mascota es su espacio. Debido al comportamiento y el estilo de vida de este galápago en la naturaleza, amerita un acuario con dos divisiones. Un lugar para nadar y mantenerse hidratada, y otro seco que emplee al calentarse o tomar el sol.

Es recomendable que no sea un sitio pequeño, pues debe ir acorde con el tamaño de la tortuga, ya que llegan a crecer mucho. Cuando los ejemplares son menores de un año, necesitan como mínimo 15 centímetros de altura de agua. Ya en la etapa de adultos, ameritan espacios mayores, de por lo menos 120 centímetros de largo, 60 de ancho y 45 de alto.

Existen variedad de modelos en el mercado, aunque también se puede realizar un terrario casero, en especial, diseñado para nuestro reptil.

Parámetros del acuario

A continuación te detallamos unos parámetros importantes que necesita una tortuga acuática de orejas rojas en su acuario:

  • Temperatura del agua: un indicador muy relevante para el bienestar del animal, debido a su termorregulación. El agua debe disponer de un valor ideal de 26 °C, con un rango que puede ir desde los 24 hasta los 30 °C durante el día. Por la noche, la temperatura suele bajar alrededor de 2 grados, pero hay que cuidar que nunca se encuentre por debajo de los 20 grados.
  • Temperatura ambiental: este parámetro debe tener un valor unos 2 grados por encima de la temperatura del agua. Así, ronda entre los 26 y 32 °C, evitando que descienda de los 24 para mantener saludable a la tortuga. Lo recomendable es chequear los valores con ayuda de termómetros.
  • Sustrato: el compartimiento acuático puede llevar algún tipo de sustrato. Sin embargo, se debe prestar atención al tamaño de este, ya que tiene que ser de dimensiones considerables para que la tortuga no se lo coma. Se puede emplear canto rodado o piedra gruesa y evitar la gravilla. Con una altura máxima de 3 o 4 centímetros, para mantener el flujo de aire.
  • Iluminación: lo ideal es que la tortuga pueda tener contacto con la luz del sol, ya que le gusta salir del agua a regular su temperatura corporal. No obstante, si no se cuenta con estas condiciones, una opción es el empleo de lámparas artificiales, que provean radiación UV, porque la necesitan para la fijación de vitamina D.
  • Higiene: hay que limpiar el acuario de manera frecuente para evitar las enfermedades. Se puede utilizar un filtro que contribuya con la limpieza.

Alimentación de la tortuga acuática de orejas rojas

Estos galápagos son animales omnívoros en la naturaleza, aunque varía con base a la etapa del desarrollo que se encuentren. Por lo general, los individuos menores de 3 años de edad ameritan una dieta con muchas proteínas para su desarrollo, por lo que ingieren más animales pequeños. Por su parte, los adultos se inclinan por los vegetales.

Los animales incluidos en el menú son variados, desde insectos, cangrejos, caracoles, renacuajos, pequeños peces y anfibios. También pueden consumir otros reptiles de menores dimensiones.

Así, si tenemos una tortuga japonesa de mascota, debemos suplir sus necesidades de acuerdo a sus preferencias. Lo ideal es ofrecerle peces pequeños de agua dulce enteros (con vísceras). La cantidad varía de acuerdo a la edad del ejemplar. Se puede comenzar con 1 diario cuando los reptiles son jóvenes, luego disminuir poco a poco a 3 o 4 veces por semana.

Las lombrices también pueden ser una opción de proteína animal. Además, se deben incluir alimentos vegetales, como algas marinas comestibles, verduras de hojas verdes o algunas frutas. No obstante, nunca hay que ofrecer espinacas o cítricos, ni nada cocido o condimentado.

Reproducción

La tortuga de orejas rojas es ovípara. El apareamiento ocurre en el agua. Luego, la hembra sale a preparar el nido, cava el suelo y coloca los huevos. Estos son blancos, oblongos o esféricos, con cáscara suave y flexible, miden desde 23 a 44 milímetros de largo y pesan entre 6 y 15 gramos. El período de incubación va desde los 2 a los 3 meses.

La humedad del suelo es un factor muy determinante para los huevos. En condiciones de laboratorio, sustratos como la vermiculita y perlita conservan muy bien esta característica. La temperatura juega un papel crucial en la determinación del sexo de los reptiles, incluye también a estas tortugas.

Tortuga de orejas rojas

Otros aspectos importantes

Además de los cuidados mencionados hasta el momento, es necesario tener en consideración otros detalles relevantes como los siguientes:

  • Hay que estar muy atentos a la apariencia y coloración del caparazón de las tortugas, si presentan manchas, fisuras o cualquier irregularidad se debe consultar a un experto de inmediato. De igual manera, cuidar que los ojos estén siempre limpios.
  • Estas tortugas pueden entrar en período de hibernación si las condiciones ambientales se prestan para ello. Si nuestra mascota se encuentra en esta etapa hay que chequear muy bien la temperatura del acuario, el rango adecuado va desde los 2 hasta los 8 °C.
  • En el momento de la alimentación no es recomendable mezclar los ejemplares de diferentes etapas de desarrollo. Así, se evitan mordeduras de los más grandes hacia los más pequeños.
  • Los reptiles son reservorios naturales de bacterias como Salmonella (de gran importancia en salud pública). Por ello, se sugiere una manipulación cuidadosa y realizar los análisis necesarios para descartar este patógeno.
  • Al igual que con otras mascotas, se debe llevar de manera regular al veterinario especialista, para prevenir cualquier patología.

En concreto, los cuidados de la tortuga acuática de orejas rojas no son tan complicados. Sin embargo, es importante chequear la temperatura y efectuar limpiezas regulares para evitar las enfermedades. Muchas patologías ocurren por desconocimiento de los requerimientos básicos. Al adquirir cualquier mascota nuestro deber es estar informados para su completo bienestar.

Te podría interesar...
¿Cómo sé si mi tortuga está hibernando o muerta?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Cómo sé si mi tortuga está hibernando o muerta?

Bajo ciertas condiciones, una tortuga se puede encontrar hibernando, lo que puede hacer pensar que está muerta. Descubre cómo saberlo aquí.