¿Cuánto tiempo puede estar tu perro en la piscina?

Francisco María García · 7 julio, 2018
Demasiadas horas dentro del agua puede llevar a que la mascota ingiera excesiva agua, que normalmente contiene dañinas sustancias químicas como el cloro

Para algunas personas aún puede parecer extraña la idea de bañar o jugar con un perro en la piscina. Pero compartir un día de sol y refrescarse junto a los canes es un hábito que gana cada vez más adeptos.

A continuación, veremos algunos tips sobre el tiempo que puede estar tu perro en la piscina. Y cómo disfrutar junto a él de forma segura y saludable.

¿Puedo bañarme con mi perro en la piscina?

Muchas personas creen que compartir la piscina con un perro puede ser algo antihigiénico o peligroso. Pero con los cuidados apropiados, y buenos hábitos de higiene, esta práctica no debe ofrecer ningún riesgo para nuestra salud.

Al igual que nosotros, muchos perros disfrutan enormemente de refrescarse y divertirse en el agua durante los días cálidos. Razas como el labrador retriever, el terranova y los perros de agua, por ejemplo, muestran un aprecio innato por los juegos y deportes acuáticos.

Por ello, cada vez más dueños optan por adaptar sus piscinas o colocar una piscina para perros en su hogar. Durante el verano, esta es una excelente alternativa para ejercitar a nuestros canes, mantenerlos frescos y reforzar nuestro vínculo con ellos.

Por supuesto, esta diversión requiere ciertos cuidados y medidas preventivas para garantizar la seguridad de todos. Por esta razón, resumimos algunos tips para ayudarte a disfrutar los días de verano con tu perro en la piscina.

Piscina en casa

Consejos para disfrutar del verano con tu perro en la piscina

Adaptar la piscina o adquirir una especial para tu perro

Igual que cuidamos a los niños cuando tenemos una piscina en la casa, también tenemos que proteger a nuestros perros: existen diferentes riesgos asociados a un día de baños.

Por su carácter naturalmente curioso y enérgico, nuestros canes siempre intentarán descubrir nuevos elementos del hogar o simplemente divertirse por un rato. Pero jamás debemos dejar a un perro ingresar o permanecer solo en una piscina, para evitar cualquier accidente.

Si tenemos una piscina en el hogar, debemos cercarla con protecciones (rejas, por ejemplo) para impedir el ingreso de niños o perros sin nuestra vigilancia. Además, es importante instalar, por lo menos, escaleras que permitan al can entrar y salir más fácilmente de la piscina.

Por otro lado, si a tu peludo le encanta estar en el agua, es una buena idea regalarle una piscina especial para perros. Estos productos están fabricados en materiales ‘extra duros y resistentes’ que garantizan una mejor vida útil. Y su estructura está pensada para la estructura física y las necesidades de nuestros canes.

Atención con el tiempo que tu perro queda en la piscina

Todos sabemos que los perros son capaces de jugar horas y horas sin parar por su increíble energía. No obstante, es importante prestar atención al tiempo que queda un perro en la piscina.

Si un animal permanece muchas horas en el agua, puede ingerir agua, que contiene sustancias químicas como el cloro. Ello es perjudicial no solo para sus pulmones, sino también para su piel y sus mucosas.

Piscinas para perros

Nuevamente, reafirmamos que un perro solo puede estar en la piscina bajo vigilancia de sus dueños. Nuestros canes pueden sufrir calambres o adormecimientos temporales mientras están en el agua. Ello les impide de moverse adecuadamente para salir de la piscina y puede provocar un grave accidente.

Por ello, muchos expertos también recomiendan que los canes lleven sus correas puestas cuando están en el interior de la piscina. De esta manera, ante cualquier emergencia, sus amos podrán moverlos más fácilmente y sacarlos rápidamente del agua.

Reforzar la medicina preventiva de tu peludo antes de compartir la piscina

Antes de compartir la piscina con tu perro, es esencial reforzar su medicina preventiva para preservar su salud y la de todos los que se encuentran en su entorno.

Cuando el verano empieza, se recomienda realizar las desparasitaciones internas y externas de tu can. Es aconsejable llevarlo al veterinario para verificar su estado de salud y comprobar que está apto para disfrutar de la piscina.

Recuerda aplicar protector solar en toda la extensión de su cuerpo para protegerlo de los rayos solares. La exposición excesiva a la radiación solar es muy dañina para la salud de nuestras macotas; además de provocar quemaduras, aumenta el riesgo de enfermedades graves, como el cáncer de piel.

También es fundamental reforzar la hidratación de tu perro en verano para evitar un cuadro de deshidratación. Por último, es vital ofrecerle una alimentación rica en líquidos, vitaminas, minerales y proteínas de alta calidad.