En Madrid se inaugura la primera piscina para perros

Paco María García 30 julio, 2016

El verano no solo nos agobia a las personas. También nuestros amigos caninos padecen los efectos de las altas temperaturas y agradecen refrescarse bebiendo agua fresca y bañándose. ¿Cómo paliar esto en las ciudades? No es sencillo, entre otras cosas porque la mayoría de las piscinas comunitarias no acogen canes, ni permiten su entrada. Es necesario encontrar una piscina para perros.

En la localidad de Brunete, en Madrid, se ha abierto Campus perruno. Se trata de un parque de más de 9.000 metros cuadrados, totalmente vallado, para que perros y propietarios disfruten de momentos de ocio muy especiales.

Todo está preparado para que incluso los perros más miedosos o de más edad, con menor movilidad, puedan hacer diferentes ejercicios, juegos, se refresquen, naden, o hagan la rehabilitación que precisan.

El mejor ambiente para dueños y canes. Una piscina para perros

tu perro en verano

Para aquellas personas que tienen la necesidad de que su perro esté suelto, sin tener que preocuparse de que pueda suceder algo, este proyecto es el marco ideal. Está en mitad del campo. Cada animal estará a su ritmo, sin ninguna preocupación de que pueda molestar a alguien o  asustarse.

El agua cuenta con una profundidad entre 80 y 90 centímetros. El acceso al recinto es tipo playa, para que toda clase de animales entren, se refresquen y jueguen.

Horario, normas a cumplir en la piscina para perros

La piscina abre sus puertas de jueves a domingo de 12.00 h a 19.00 h, y estará operativa hasta el próximo 30 de septiembre, siempre que el clima lo permita. Una vez que pase el verano,  el parque permanecerá abierto y ofrecerá diferentes opciones de secano para el disfrute de perros y humanos. El precio de la entrada con la piscina abierta es de 10€ con perro y 3€ sin can.

En la organización de Campus Perruno aconsejan contactar con ellos antes de ir para dar unas pautas básicas. Mediante un sencillo formulario que puede remitirse a través de Internet, los dueños de los perros pueden consultar la disponibilidad para el día en que tengan previsto ir y efectuar una especie de reserva.

Las reglas establecidas son las relacionadas con el sentido común y una mínima organización. De esta forma, las personas no pueden bañarse en el agua, pues está reservada para los perros, aunque pueden acompañar en algún caso, si el animal es mayor, tiene excesivo temor al agua, o si está impedido o rehabilitándose.

Los perros con tendencia a la agresividad deberán estar controlados por sus propietarios, bajo su responsabilidad. Las hembras que estén en periodo de celo no pueden entrar en el recinto.

Un proyecto innovador

Esta finca piscina para perros de Brunete es la primera en España de esas características. El primer fin de semana de su apertura las instalaciones se llenaron, con casi cien vehículos. Además, han sido muchos los mensajes de agradecimiento, apoyos y ayudas para la mejora de las instalaciones, etc. Los propietarios de la piscina están satisfechos e ilusionados.

Autor: Scott Horvath
Autor: Scott Horvath

Aunque el lugar estrella es la piscina, diseñada expresamente para facilitar el baño de los animales, con una profundidad máxima que no llega al metro y bordeada por lo más parecido a una playa, el proyecto está en evolución. La idea es conseguir un entorno natural atractivo para que animales y personas puedan conectar con la naturaleza. Además, una parte de los beneficios del proyecto está destinada a ayudar, rehabilitar, acoger o adoptar perros abandonados.

Cuando termine la temporada de baños, hay más opciones para que los perros y sus dueños disfruten de hacer ejercicio, yoga, crossfit, lugares para juegos y actividades de los canes, talleres, etc. Los propietarios de la instalación quieren que este campus perruno se convierta en un espacio inclusivo para personas con perros, o sin ellos, donde que poder tener al animal suelto, sin arnés ni correa ni bozal, y que ello no implique una multa.

También hay otras opciones. La finca o algún espacio de la misma puede alquilarse para realizar fiestas, barbacoas y otro tipo de eventos o actividades con los perros. En ella hay un espacio llamado “La cabañita”, creado específicamente para reuniones, fiestas, celebraciones, etc.

La finca tiene de momento 9.000 m2 de parque en un total de 30.000m2. Pero, como decimos, hay planes de ampliación. La respuesta de los usuarios y clientes está siendo mayor a la esperada.

Te puede gustar