Consejos para bañarte en la piscina con tu perro

Perro junto a la piscina

Si a tu mascota le encanta el agua y te gusta disfrutar junto a él, ya no es necesario esperar las vacaciones. Ni siquiera desplazarte a la playa más cerca. Con los debidos cuidados, bañarte en la piscina con tu perro se puede transformar en la mejor opción para el verano.

Igual que los humanos, los animales tampoco enferman solamente del cuerpo. Muchas mascotas presentan síntomas de depresión. Por eso, el crecimiento sano de tu perro debe incluir el derecho a ser feliz y expresarse.

Bañarte en la piscina con tu perro puede ser una excelente opción de ejercitarte y compartir momentos de alegría con tu mascota.

Consejos para preparar a tu mascota y bañarte en la piscina con tu perro

Vacunas y antiparásitos al día

Prevenir la salud de tu mascota es fundamental para su vida. Con o sin piscina. Se hace aún más necesario cuando el perro va a compartir el mismo agua con otras personas y/u otros animales.

La cartilla de vacunación de nuestro can debe estar al día. Es muy recomendable administrarle el tratamiento antiparasitario algunas semanas antes de bañarte en la piscina con tu perro.

Tiempos de adaptación

La adaptación es un proceso que no ocurre de la noche para el día. Si es la primera vez de tu mascota en la piscina, déjalo tener su tiempo de adaptación.

Jamás obligues a tu perro a entrar a la piscina. Cada can tiene un nivel de preferencia y tiempo de adaptación al agua. Agudiza su curiosidad, incentívalo a jugar con el agua, ofrécele su juguete favorito…

Presenta la piscina de forma divertida y tu perro se sentirá seguro para experimentar.

Nivel de Cloro adecuado

Los animales tienen una tolerancia diferente al cloro que los humanos. Es muy importante controlar el nivel de cloro antes de bañarte en la piscina con tu perro. Además, debemos asegurarnos de que la piscina sea exclusiva para peludos.

El cloro en cantidades controladas es fundamental para la calidad del agua estancada en la piscina. Puede eliminar hasta un 99% de los hongos, bacterias y parásitos del agua.

Pero el exceso de cloro y otras sustancias químicas pueden causar serios daños a la salud de las mascotas. Desde irritaciones hasta intoxicación.

No lo dejes solo

El peludo puede presentar calambres o adormecimiento temporal en las patas. Por eso es muy importante jamás dejarlo solo en la piscina. Muchos adiestradores recomiendan usar la correa para bañarte en la piscina con tu perro. Así podrás desplazarlo con más facilidad en caso de que sea necesario.

Piscinas adaptadas

La mayoría de los parques de atracciones y spas poseen piscinas adaptadas a los perros. Y muchas empresas ofrecen ese servicio para piscinas particulares. Si es casera, es fundamental instalar por lo menos una escalera para entrada y salida de la misma.

Cuidados y protección del sol

La exposición excesiva a los rayos ultravioletas emitidos por el sol es dañina para animales y humanos.

Ya existen protectores solares aptos para perros. Hay que asegurarse de reforzar la hidratación en los días calurosos. Mucha sombra y agua fresca para nuestro mejor amigo.

Evitar darle de comer durante el baño

No es recomendable dar de comer al perro mientras se baña en la piscina. Puede generar dificultad digestiva y provocar vómitos.

Es mejor alimentarlo algunas horas antes y después de la piscina.

Cuidado con en agua en las orejas

Las orejas del perro merecen una atención especial. Especialmente las razas de orejas grandes como Cocker Spaniel, Basset Hound, Ladrador y Golden Retriever.

La humedad y el calor favorecen la proliferación de hongos y bacterias en el canal auditivo de los perros. Por eso es muy importante secar bien con algodón o gasas los oídos del animal.

Baños de agua dulce para quitar el cloro

Será necesaria una buena ducha de agua dulce después de bañarte en la piscina con tu perro para sacar el cloro. El consejo sirve igual para humanos y animales.

Tras el baño, hay que secar bien a nuestro amigo con una toalla limpia para no dejar piel y pelos húmedos. De lo contrario, se puede generar olor desagradable y proliferación de hongos en la piel del animal.

Estos consejos y cuidados son fundamentales antes, durante y después de bañarte en la piscina con tu perro. Así es posible disfrutar responsablemente del verano junto a tu mascota.

Fuente de la imagen principal: Simón Avilés.