Cuáles son los peces que no pueden vivir en un acuario

Francisco María García · 17 noviembre, 2018
¿Está pensando en comprar un acuario pero no sabes qué peces puedes introducir en él? ¡Toma nota que te lo contamos todo en este post!

Aunque la idea de tener una pecera variada y colorida sea muy atractiva, lo cierto es que no todos los peces pueden vivir en un acuario. Algunas especies podrían experimentar combates muy feroces que probablemente terminarían con la muerte de uno o de ambos.

Por otro lado, hay peces que son muy depredadores y podrían eliminar la población de las demás especies. Por todo ello, es esencial conocer un poco más sobre cada especie de pez para saber cuáles pueden convivir en armonía antes de armar tu pecera.

¿Qué peces no pueden vivir en un acuario compartido?

A la hora de elegir los peces ideales para vivir en un acuario compartido es necesario tener en cuenta diversas variables. A continuación, resumimos las más importantes.

Peces de agua dulce y peces de agua salada

Antes de componer un acuario, la primera diferenciación que necesitamos hacer es entre peces de agua dulce y peces de agua salada. Los organismos de estos animales acuáticos funcionan de manera muy distinta, ya que debieron  adaptarse al medio donde habitan.

Peces Goldfish.

Por lo general, los peces de agua dulce son los que encontramos con mayor facilidad en las peceras. La explicación es bastante simple: resulta mucho más fácil proporcionar el medio apropiado para que ellos se desarrollen correctamente.

El agua salada requiere un mantenimiento más complejo y costoso,no solo en relación a la salinidad, sino también al pH del agua. Por ello, este tipo de acuario es más raro o específico, aunque las especies de agua salada resulten muy atractivas por su aspecto tan vistoso.

Peces de aguas frías y peces de aguas cálidas

Otro aspecto clave para considerar al armar tu pecera es diferenciar los peces de aguas cálidas y los de aguas frías. Ello es esencial para decidir si instalar o no un sistema de calefacción en nuestro acuario para proporcionar las condiciones óptimas de desarrollo a los peces.

Además, debemos poner especial atención al filtro que elegimos para nuestro acuario para mantener la salubridad de sus aguas. Una medida interesante es combinar peces que se mueven en diferentes profundidades para vivir en un acuario compartido.

Por ejemplo, podemos combinar peces que nadan en la superficie con especies que prefieren moverse en las aguas más profundas. De esta manera, conseguimos que todas las especies puedan nadar libremente en un tránsito fluido, sin choques.

Tamaño de los peces y tamaño del acuario

Aunque pueda parecer obvio, uno de los cuidados más importantes al montar un acuario es pensar en las dimensiones de cada especie en relación al espacio disponible en la pecera.

No debemos pensar en los peces como un simple adorno en un acuario. Estos animales acuáticos necesitan espacio para crecer, desarrollarse, expresarse y ejercitarse libremente.

Además,  un acuario sobrepoblado favorece la acumulación de impurezas en las aguas y puede conllevar a peleas por comida y territorio. Si queremos que diferentes especies convivan en la misma pecera, debemos elegir un recipiente de amplias dimensiones.

Requerimientos nutricionales

En un acuario compartido, necesitaremos tener especial cuidado para proporcionar una nutrición completa y equilibrada para todos los peces. Cada especie acuática tiene sus propios requerimientos nutricionales, que deben ser suplidos para garantizar su óptimo desarrollo.

Lo más importante será conocer las necesidades nutricionales de cada pez que elijamos en nuestra pecera para ofrecerles el alimento adecuado, con los nutrientes necesarios.

También podemos pensar en introducir algunos peces limpiadores para ayudarnos en el mantenimiento del acuario. Estas especies realizan una especie de higienización natural, al comerse los residuos alimentarios de los demás peces o las algas que puedan formarse.

Pez betta.

Ejemplos de peces que pueden vivir en un acuario juntos

Todas estas especies que vemos a continuación podrán convivir pacíficamente en nuestro acuario:

  • Goldfish
  • Bailarinas
  • Bettas
  • Cardenales
  • Peces neón
  • Colisas
  • Danios
  • Monjitas
  • Cuchas
  • Otocinclus
  • Danios
  • Corydoras
  • Borrachitos
  • Come algas

Si decidimos introducir peces ‘come algas’ junto con los bettas en un acuario, es importante evitar la reproducción. Los come algas suelen atacar los nidos de los bettas, generando importantes conflictos en la pecera.

Además, si pretendemos tener más de un pez betta en la misma pecera, debemos juntar un solo macho con hasta cinco o seis hembras. No se recomienda juntar peces bettas machos, ya que son frecuentes las peleas por las hembras y por el territorio.