Ajolote de acuario, ¿es recomendable tenerlo en casa?

Francisco María García · 20 septiembre, 2018
Este curioso animal, capaz de vivir hasta tres décadas en cautiverio, tiene la capacidad de regenerar cola, extremidades y branquias

El ajolote es un animal único y fascinante. Para aquellos que buscan algo diferente para su acuario, esta peculiar especie puede ser una opción. Sin embargo, muchas personas se preguntan si es recomendable tenerlo en casa.

Lo recomendable es estar informados sobre su cuidados y necesidades para brindarles un hogar adecuado. Es importante aprender a cuidar a estos animales, con su peculiar forma e impresionantes características.

Hábitat y características distintivas

El ajolote (Ambystoma mexicamun) es nativo de los lagos Xochimilco y Chalco en México. Tiene la rara capacidad de regenerar sus branquias, cola e incluso extremidades; además, puede vivir hasta 30 años en cautiverio.

Este anfibio es muy parecido a la salamandra y es conocido popularmente como pez con patas. Realmente, tiene la apariencia de un renacuajo con patas y cola, con cabeza robusta, ancha y plana.

El ajolote puede alcanzar una longitud de 30 centímetros y posee cuatro patas con dedos bastante finos sin uñas. Tienen tres pares de branquias en la base de su cabeza, por las cuales respiran; en la vida silvestre este anfibio puede encontrarse en colores café o pardo.

Ajolote mexicano: información

En cautiverio, los ajolotes generalmente son grises, verdes, anaranjados y blancos con los ojos negros. Su piel es lisa y se mantienen en estado larval, conservan sus branquias y nunca desarrollan párpados.  Debido a esto se le denomina salamandra neoténica.

Acondicionando el acuario para el ajolote

Si te has decidido por tener un ajolote como mascota doméstica, debes tener en cuenta estas pautas:

  1. Se necesita un tanque largo que mida entre 70 y 100 centímetros.
  2. Con una profundidad de unos 15 centímetros.
  3. Al tomar oxígeno no necesita un aireador, pero sí un filtro de carbono para eliminar los residuos de nitrógeno.
  4. El agua debe permanecer muy limpia y a una temperatura aproximada de 20°C, es recomendable cambiarla cada 10 o 15 días.
  5. Si se colocan algunas plantas acuáticas adecuadas para la poca luz, le aportarán sombra al ajolote y podrá transitar entre ellas.
  6. También es recomendable colocar plantas o adornos en el centro del acuario para que pueda nadar alrededor de ellos.
  7. La iluminación debe ser tenue y fría, y es preciso conservar la adecuada temperatura del agua.

Consejos para mantener ajolotes en el acuario

Si bien el cuidado en cautiverio del ajolote es relativamente fácil, es importante considerar ciertos aspectos para garantizar su salud a largo plazo.

Uno de estos parámetros es la temperatura, y es que los ajolotes son animales de agua fría, por debajo de los 70°F es lo ideal; por lo tanto, pueden llegar a estresarse con las altas temperaturas. En la práctica, cuanto más caliente es el agua, menos oxígeno contiene.

Otro aspecto importante es el sustrato. Los acuarios con sustrato de arena son ideales para los ajolotes; no olvidemos que, además de nadar, les gusta agarrarse y caminar en el fondo.

Curiosidades del ajolote

En lo que se refiere a la compatibilidad con otros peces, es preferible mantener a estos anfibios solos en el tanque. Sus branquias externas y su naturaleza lenta los convierten en presa fácil para otros peces. 

Los ajolotes tienen hábitos nocturnos y pueden atacar a otros peces dormidos. En este sentido, es casi imposible encontrar un compañero de acuario para un ajolote; es preferible mezclar solo individuos de tamaño similar y en un espacio adecuado. Aunque son animales muy resistentes, es preciso evitar los golpes de calor y exponerlos a los rayos solares de forma directa.

Otras notas curiosas sobre el ajolote

Esta especie originaria de México se diferencia de las salamandras y de los tritones porque vive dentro del agua. Los ajolotes pueden salir y caminar por la tierra, pero prefieren estar en los fondos de los lagos. Estas son sus características:

  • Es un animal solitario y escurridizo.
  • Se reproducen anualmente poniendo entre 500 y 1 200 huevos.
  • Es carnívoro, hay que alimentarlo con proteína de origen animal y, dado que no poseen dientes, su dieta debe contener: lombrices de tierra y agua, peces pequeños, larvas de mosquitos; es posible darles trozos de pollo, buey o pescado.
  • Hay que alimentarlos entre dos y cuatro veces por semana.
  • Se reproducen en cautiverio con facilidad.

Desde 2006, el ajolote ha sido declarada una especie en peligro de extinción. La contaminación de las aguas del lago Xochimilco y su pesca indiscriminada por ser considerarlo un manjar exquisito hacen del Ajolote una especie amenazada.