Cría de gusanos de seda en casa

Yamila · 27 abril, 2019
Los gusanos de seda se pueden criar en casa y aprovechar su maravillosa producción de hilo de calidad; para conseguirlo, necesitan hojas de morera, un ambiente propicio y algo de tiempo

Valorado especialmente por su producción, los gusanos de seda pueden criarse en casa si tenemos en cuenta ciertos cuidados especiales. ¿Te gustaría dedicarte a ello?

Qué saber sobre los gusanos de seda

Se trata de un insecto lepidóptero originario de Asia y que se ha domesticado a partir de una polilla salvaje. Su hábitat natural se extiende por la India, China, Corea, Japón y Rusia. Existe la leyenda de que una emperatriz china descubrió por casualidad la seda mientras bebía té debajo de un árbol de moras. Un capullo cayó dentro de la taza y, al retirarlo, comenzó a tejer con el hilo.

En la actualidad se cría en muchas regiones del mundo para poder aprovechar el extenso filamento de seda que produce la oruga cuando se prepara para la metamorfosis (para convertirse en mariposa).

Al mes de puesto el huevo, la oruga fabrica un capullo para su fase de crisálida: emplea el almidón de las hojas de morera, de las cuales se alimenta. Con este produce el hilo de seda durante dos días, gracias a un aparato digestivo especial.

Cómo criar gusanos de seda en casa

La seda se emplea desde la antigüedad debido a su suavidad y resistencia. Si te interesa criar gusanos de seda en casa, debes tener en cuenta que son animales muy sensibles y que requieren de cuidados especiales continuos.

Gusanos de seda en casa

Para comenzar necesitarás gusanos de seda, hojas de morera, cajas de cartón, papel de cocina y, opcionalmente, un microscopio o una lupa. Estos son los pasos que hay que seguir:

1. Consigue los gusanos de seda

Muchos productores o tiendas especializadas venden ‘familias’ de gusanos de seda listos para producir. Si es la primera vez que vas a manipular a estos insectos, no te recomendamos que compres huevos, ya que son más delicados. Pero si eliges esta opción, tienes que criarlos entre invierno y otoño. Con los gusanos vivos, lo suyo es en primavera.

2. Arma el nido

Con una caja de zapatos será suficiente si tienes una producción pequeña. Hazle agujeros pequeños a la tapa para que los insectos puedan recibir oxígeno y respirar bien. Pon debajo servilletas de papel y cámbialas cada dos o tres días.

En el caso de que tengas los huevos, mantenlos en un lugar frío y seco. Los cambios en los colores te indicarán en qué situación se encuentran: oscuros la larva aún está en desarrollo, verde claro es previo a la eclosión y amarillo cuando el gusano ya ha salido.

3. Alimenta con morera a los gusanos de seda

Las hojas de morera son el único alimento de estos insectos. Para empezar, puedes probar con hojas pequeñas o cortadas a la mitad. No le puedes dar ninguna otra hoja, porque no la comerán, se pondrá en mal estado y producirá enfermedades en los gusanos de seda.

Alimentación de los gusanos de seda

4. Controla cambios de tamaño

Si es necesario, pasa los gusanos de seda a una caja más grande, con el objetivo de que estén cómodos y todos puedan comer sin problemas. Lo mejor que puedes hacer es armar un ‘colchón’ de hojas de morera y dejar que se alimenten solos.

5. Permite que tejan

Los cambios en los gusanos de seda previos a la metamorfosis son más que visibles. Primero adquirirán un color más rosado y luego expulsarán un excremento entre marrón y verde (algo líquido).

Además, buscarán una esquina para poder tejer el capullo. Cuando esto sucede, pon un plástico en la base de la caja. De esta manera, podrás recolectar los huevos que se van fecundando. Ten en cuenta que los gusanos de seda eligen las primeras horas de la mañana para salir de la crisálida y que tardan dos días en construir el capullo con un único filamento, el cual puede medir incluso 500 metros.

6. Limpia la caja

Cuando los gusanos de seda salgan de las crisálidas se reproducirán y fecundarán nuevos huevos. Puedes optar por dejar que las mariposas ‘madres’ sean libres abriéndoles la tapa de la caja.

Para la cría de los gusanos de seda te recomendamos que consultes con un productor o con alguien que tenga cierta experiencia. Incluso puedes apuntarte a cursos o talleres especiales en viveros.

  • Rockwood, D. N., Preda, R. C., Yücel, T., Wang, X., Lovett, M. L., & Kaplan, D. L. (2011). Materials fabrication from Bombyx mori silk fibroin. Nature Protocols. https://doi.org/10.1038/nprot.2011.379