¿Conoces las sand dollar?

Virginia Duque Mirón · 9 noviembre, 2018
¿Quieres conocer qué forma tienen las sand dollar, cómo se mueven y dónde viven? Conoce todo esto y más sobre esta gran desconocida.

En las playas del Pacífico se encuentran unos círculos que parecen hechos de arcilla con una especie de flor labrada que recubre prácticamente todo su centro. Los indígenas comenzaron hace años a pintarlos y venderlos usándolos como un medio de vida.

Pues bien, estos no han caído del espacio como muchos creían al principio, sino que no son más que el esqueleto de algo muy especial: las sand dollar. ¿Te gustaría saber qué y cómo son? ¡Te lo contamos!

Qué son las sand dollar

Aunque parece un tanto increíble de creer, este animal está considerado un erizo de mar a pesar de que su forma es totalmente redondeada. Otros creen que es una estrella de mar. Informaciones diversas afirman ambas cosas por lo que parece que no hay un acuerdo consensuado por el momento.

No obstante, lo que nos interesa es saber cómo son, de dónde salen y qué hacen. Como decíamos, su forma es totalmente redondeada del tamaño de la palma de la mano, aunque puede haber algunas más pequeñas y otras más grandes.

Su concha, o su esqueleto, está recubierto de pequeñas púas que parecen pelo y que siguen los movimientos de su cuerpo. Sus movimientos son circulares y pueden hacerlos hacia delante, hacia atrás o a hacia los lados.

Sand dollar de distintos tipos.

Es común verlas en la arena a pesar de ser un animal acuático, razón por la que recibe su nombre que traducido al español sería ‘dólar de arena’. Sus púas son las ayudantes en el movimiento, y muchos aseguran que los robots de limpieza conocidos como ‘Rumba’ surgieron de la observación de este animal.

Tiene cinco filas de poros en forma de pétalos que utilizan para respirar. Se cree que existen desde hace millones de años, pues se han encontrado fósiles que datan de hace más de 422 millones.

Su esqueleto

Todo el que ve el esqueleto de una sand dollar por primera vez no puede creer que la perfección de su forma, junto con la belleza de la flor que parece labrada en su capa superior, haya podido ser obra de la naturaleza.

Es como si alguien la hubiera moldeado, como si alguien se hubiera tomado el tiempo en dibujarla, en tallarla, aunque no podemos negar que es una maravilla.

Precisamente ha sido por esta flor por lo que muchos la han llamado estrella de mar, ya que tiene cinco puntas como una estrella. También presenta cuatro orificios ovalados y delgados y su color es beige blanquecino, aunque cuanto más tiempo pase, más blanca se vuelve y menos visible parece ser su flor.

Sand dollar blanca.

Una curiosidad sobre esta especie, es que a pesar de haber vivido bajo el agua, sobrevivir a depredadores, tener la capacidad de ‘caminar’ por la arena, es muy frágil. De hecho, en las playas del Pacífico podrás encontrar muchas que están rotas, y si tienes la suerte de encontrar una completa y se te cae, aunque sea en la arena, tendrás que despedirte de ella, pues se hará mil pedazos.

No es de extrañar que los indígenas las usen como colgantes y adornos después de pintarlas de colores, pues su belleza es indescriptible.

Una capacidad única e impresionante de las sand dollar

Hace más o menos una década, los científicos descubrieron algo impresionante sobre este animal. Parece que tiene la capacidad de clonarse a sí mismo, aunque solo sucede cuando se siente en peligro.

Sí, si una sand dollar se siente atacada, ella misma produce una pequeña larva exactamente igual a ella, con la ventaja de que pasa desapercibida para el depredador. De este modo, puede o bien pillar desprevenido a su atacante o bien hacer que la larva sea la presa. ¿Quién puede negar la sabiduría de un creador, le llamemos como le llamemos?

Sin duda, un animal increíble que ha merecido la pena conocer, ¿no crees? Seguro que ya estás deseando ir al Pacífico para encontrarte con algunas de ellas.

  1. Highsmith RC. Induced settlement and metamorphosis of sand dollar ( Dendraster excentricus) larvae in predator-free sites: adult sand dollar beds. Ecology. 1982;
  2. Barreiro AM, Recouvreux DOS, Hotza D, Porto LM, Rambo CR. Sand dollar skeleton as templates for bacterial cellulose coating and apatite precipitation. J Mater Sci. 2010;