¿Cómo se produce el canto del grillo?

Francisco María García · 6 noviembre, 2018
¿Cómo y para qué se produce el canto del grillo? Te respondemos a estas y a otras preguntas en este artículo.

No existe un sonido tan diferenciado y característico como el canto del grillo. Se trata de un sonido que se reconoce a nivel mundial y que ha quedado plasmado con todo tipo de historias.

Utilizado en cine, documentales y hasta en el humor para generar diversas emociones, lo cierto es que la mayoría de las personas, alguna vez, se han sorprendido con este eco.

Algunos artistas han realizado obras con la grabación del canto de diferentes grillos. Son melodías tomadas en circunstancias y lugares opuestos; más suaves o fuertes, más cortas o largas, pero todas provenientes de un mismo ser.

Es natural que las personas escuchen este sonido sin poder encontrar el animal. Las ondas se esparcen equilibradamente por un marco que confunde. Incluso, si se ven en peligro, cambian su alcance para protegerse.

El canto del grillo: alas vibrantes

A diferencia de muchos otros animales, los grillos no emiten su música con las cuerdas vocales. Utilizan sus alas para generar vibraciones sonoras que llenan el aire; las causantes del famoso canto del grillo son llamados élitros.

Cada vez que alguien oye cantar un grillo debe saber que se trata de un macho. Pues solo ellos son los que tienen alas endurecidas con protuberancias y una especie de púa. Al frotar se genera la incomparable melodía en diversos tonos. Las hembras, por su parte, tienen alas lisas y están atentas a la llamada.

¿Por qué cantan los grillos?

Más allá de las creencias que existen alrededor de estos animales en las diferentes culturas, hay un motivo real. Es la forma que tienen para comunicar a la hembra que están allí. Es una especie de cortejo sexual con el cual se ganan el amor de ellas.

También los grillos suelen emitir el sonido para alejar a otros machos que se acercan. Pero el fin real siempre es atraer a su pareja para aparearse; las ondas sonoras que transmiten son fáciles de detectar por ellas, ya que poseen tímpanos preparados para localizar de forma rápida la ubicación del macho.

Animales considerados de buena suerte: grillo

¿Cuándo es más fuerte el canto del grillo?

Hay tres razones principales por las cuales aumenta el nivel de los cri-cri.

Mayor tamaño

Los grillos más grandes son los que producen un sonido más fuerte y continuo. Las alas son más largas y fuertes, por lo que tienen más ventajas. En su sociedad, tener un macho grande tiene vital importancia; son considerados más hábiles para conseguir alimentos.

La posición de las alas

Según sea la altura a la que frotan sus élitros, el sonido es más fuerte o débil, y también varía su significado.

·         Bien arriba

Cuando hacen vibrar sus alas de forma muy elevada, los grillos provocan la melodía más estridente. Es el canto del grillo que se escucha más fuerte. Se considera que tienen la firmeza para llamar a su posible pareja; están dando órdenes directas para que se acerque.

·         Cerca del abdomen

Cuando el grillo no eleva sus partes, se genera un timbre que no repercute de igual manera. El resultado es una sonoridad suave y débil. Este canto se da cuando el grillo ya ha conseguido su objetivo; la hembra ha respondido a su llamada y se encuentra a su lado. El siguiente paso ahora es comenzar con el acto de apareamiento.

La temperatura ambiente

A medida que la temperatura aumenta, el canto del grillo puede ser más agudo. El hecho de ser animales de sangre fría, hace que consigan mayor energía con el calor. Pueden hacer vibrar sus alas con mayor velocidad y fuerza.

Hay una especie, conocida como grillo de árbol, que genera melodías muy intensas. A pesar de ser muy pequeños, pueden alargar sus alas y cantar con gran frecuencia. Lo que domina sus ondas sonoras es la velocidad con la que mueven sus élitros.

El grillo como plaga

Creencias sobre el canto del grillo

Existen muchos mitos alrededor de estos insectos cantores que trascienden fronteras y generaciones. Y la mayoría son muy benévolas.

  • Buena suerte. Desde siglos atrás, y en especial en la cultura asiática, se los considera proveedores de buena fortuna. Muchos habrán escuchado decir a las abuelas que no maten al grillo.
  • Protección. Generalmente los grillos se quedan en silencio cuando alguien se acerca. Esto ha hecho que algunos los consideren inteligentes y alertas; tener un grillo cantante podía ser útil para identificar intrusos. Por tal motivo, se comenzaron a utilizar distintos amuletos con su figura.
  • Buena cosecha. Muchos agricultores se alegran con el canto del grillo. Consideran que si aparece es porque habrá lluvias que favorezcan su trabajo.

¿Qué te han parecido todas estas curiosidades? Desde luego, es un insecto más que especial.