5 cortejos animales muy curiosos

Yamila 5 julio, 2018
En la naturaleza hay especies que llaman la atención de una manera muy original, y es que han de poner todo su empeño para salir exitosos en la búsqueda de pareja

Los seres humanos nos cortamos el cabello, nos ponemos perfume, nos maquillamos o vamos al gimnasio para llamar la atención de alguien que nos gusta. En la naturaleza sucede algo similar cuando se trata de encontrar pareja. En este artículo te informamos sobre los cortejos animales más curiosos.

Cortejos animales: un despliegue de habilidades

Para que el macho pueda demostrar a la hembra que es un candidato ‘interesante’ hace cosas realmente extrañas (a los ojos de una persona). Los cortejos animales nos llaman la atención porque… ¡deben esforzarse mucho para conseguir resultados! Entre los más curiosos encontramos:

1. Hipocampo

Son el símbolo del amor y la fidelidad por excelencia, y también protagonizan un cortejo más que interesante… ¡Pueden pasarse horas bailando! La danza romántica comienza cuando un macho y una hembra entrecruzan sus colas y sus trompas.

Luego, los hipocampos –foto que abre este artículo– flotan plácidamente entre las burbujas y corales… durante nada menos que ocho horas ininterrumpidas. Pasado ese tiempo, la hembra cambia el tono de su cuerpo para demostrar que ‘acepta’ la propuesta del macho. Y otro dato curioso: es él quien queda ‘embarazado’ y pare a las crías semanas más tarde.

2. Ave pergolera

También llamadas ‘aves de emparrado’, son unas de las tantas de esta familia que protagonizan cortejos animales más que interesantes. Se trata de una especie oriunda de Australia y Nueva Guinea, cuyo comportamiento al momento de atraer pareja es realmente asombroso.

Pergolero satinado

Todo comienza cuando el macho construye un nido para albergar a su futura ‘esposa’. Hasta ahí parece algo normal de las aves. Sin embargo, el pretendiente seduce a la hembra juntando todo tipo de objetos brillantes y llamativos con los que decorar, nunca mejor dicho, su nido de amor.

Y eso no es todo, ya que una vez que ella decide ingresar en el nuevo hogar, él debe hacer un baile y un canto muy especiales para que por fin reciba un ‘sí’ como respuesta.

3. Gibón

Los humanos no somos los únicos que cantamos serenatas o escribimos canciones de amor cuando estamos enamorados… ¡Los gibones también! Para atraer a su potencial pareja, el macho canta de forma sensual y dulce diferentes tonos y melodías.

Gibones: monos

Lo mejor de todo es que, cuando la hembra acepta, el gibón puede quedarse bien tranquilo: estará para siempre con esa pareja. Esto se debe a que la especie es monógama de por vida. ¡Merecía la pena hacer el ridículo en público y cantar frente a toda la familia!

4. Hipopótamo

Algunos cortejos animales son muy románticos, pero otros son un tanto ‘asquerosos’ desde nuestra mirada humana. Ese es el caso de los hipopótamos, uno de los seres más fuertes y robustos del planeta.

Cortejo animal del hipopótamo

Se los conoce por su falta de higiene personal, ya que puede vivir en aguas estancadas lo más feliz del mundo y sin preocuparse por las enfermedades ni bacterias. Esto tampoco cambia durante la época de apareamiento… ¡Incluso se intensifica!

Así es, ya que el macho se coloca encima de una pila de estiércol y, usando la cola, lo arroja hacia todas direcciones. El objetivo es que ‘marque’ con estos desechos a la hembra que desea. Cuando esto sucede, ella se siente halagada por el detalle y lo acepta sin condición.

5. Pingüino Gentú

Para terminar este listado de cortejos animales curiosos no podíamos dejar de lado a un ave que no vuela, pero que es muy rápida bajo el agua. Las hembras del pingüino Gentú reciben un regalo por parte del macho y, si les gusta, lo aceptan como pareja y pueden comenzar a construir juntos el nido.

Cortejo animal del pingüino Gentú

Aquí no hay diamantes ni joyas, tampoco flores o chocolates… el presente es nada menos que una piedra. Pero atención, porque no se trata de cualquier piedra, sino de una con ciertas características. Por eso, los machos pueden pasarse horas caminando por la playa seleccionando el regalo perfecto.

Te puede gustar