¿Cómo identificar a un gato macho de una hembra?

A diferencia de otros animales, los gatos presentan una anatomía sexual muy poco evidente. Debido a la falta del dimorfismo, establecer el sexo de un gato adulto a primera vista puede ser complejo.
¿Cómo identificar a un gato macho de una hembra?
Daniel Aguilar

Escrito y verificado por el veterinario Daniel Aguilar el 13 Mayo, 2021.

Última actualización: 13 Mayo, 2021

Podrías llegar a pensar que, al igual que sucede con otras especies, es muy fácil el identificar el sexo de los gatos. La realidad es que la determinación de género en félidos no es tan sencilla como parece: si no prestas la atención necesaria, podrías haber estado llamando a tu mascota con el nombre equivocado desde hace mucho tiempo.

La biología de los gatos es muy diversa, llena de peculiares aspectos y curiosidades que los hace muy especiales. Te invitamos a seguir leyendo para que las conozcas más sobre los rasgos reproductivos en félidos y te conviertas en un maestro al momento de identificar el sexo de los gatos.

¿Cuáles son las principales características en el gato macho?

En primer lugar, cabe destacar que, tanto en machos como hembras, resulta aún más complicada la identificación del sexo cuando se trata de felinos bebés o castrados. Los genitales en ambos sexos son muy parecidos al nacer: no es hasta aproximadamente el día 21 cuando comienzan a observarse algunas diferencias más marcadas.

En el caso de los gatos machos, encontrarás 3 estructuras principales. Estas son las siguientes:

  • Pene: cubierto de gran cantidad de pelo —lo cual dificulta su apreciación—, el pene se encuentra sobre los testículos y entre los muslos. Suele ser muy pequeño, semejante al tamaño testicular.
  • Escroto: más fácil de observar en gatos adultos, se trata de una bolsa cubierta de pelo en donde se encuentran los 2 testículos, que suelen llegar a tener el tamaño del hueso de una cereza. Durante la palpación a gatos castrados, puede sentirse aún esta pequeña bolsa vacía.
  • Ano: se encuentra separado del pene por al menos 3 centímetros en gatos adultos y 1 centímetro en recién nacidos. La distancia entre ano y genitales es una característica importante y de fácil observación para identificar el sexo de los gatos.

¿En qué se caracterizan las hembras?

A simple vista, puede llegar a parecer un poco más fácil identificar a las gatas, dado que externamente tienen menos estructuras que los machos. En ellas, solo destacan el ano y la vulva.

Al igual que en los machos, el ano femenino de la gata se encuentra superior a los genitales. La diferencia radica en la distancia entre ellos: en las hembras se encuentra separado de la vulva únicamente por 1 centímetro. Comparando esta cifra con la de los machos—adultos y crías—, siempre será menor.

Muy cercana al ano se encuentra una pequeña ranura vertical, la cual da lugar a la vulva. En algunas ocasiones, el mismo pelo llega a obstruirla, lo que puede causar algunas confusiones a la hora de identificar el sexo de los gatos.

Un gato burmés sentado.

Consejos para el manejo de tu gato en la exploración

Cuando decidas realizar una exploración de los genitales de tu gato para conocer su sexo, ya sea macho o hembra, te recomendamos hacer lo siguiente:

  • Comienza por hacer sentir cómoda a tu mascota. Utiliza refuerzos positivos, como caricias y buenas palabras.
  • Con delicadeza, levanta la cola del felino y observa sus genitales. Este movimiento podría molestarlo y hacer que se sienta en la necesidad de escapar, así que ten cuidado con posibles arañazos y mordidas. Algunos ejemplares, al momento de acariciar su lomo, suelen levantar la cola por si solos. Aprovecha esta situación y observa rápidamente la zona genital.
  • En el caso de gatos bebés, trata de ser breve y no alejes a la cría demasiado del nido o de donde se encuentre su madre. Un largo manejo o un procedimiento mal hecho podría causarles estrés a hembra e hijo por igual.

¿Se puede identificar el sexo de los gatos basándose en su tamaño y el color del pelo?

La respuesta a esta pregunta es que sí. Normalmente, los gatos machos suelen tener un mayor tamaño y complexión al de las hembras. Si bien esta característica suele darse en muchas especies, siempre puede haber algunas excepciones por diversos factores.

Ahora bien, estamos seguros de que te parecerá muy interesante saber que, efectivamente, el color del pelo puede ayudar al tutor a identificar el sexo de los gatos. ¿Cómo es esto posible?

En la actualidad, existe una gran variedad en los colores presentes en el pelo de los felinos, todos como resultado del cruzamiento que se ha dado entre distintas razas. Los caracteres fenotípicos de los gatos —características físicas externas— son regidos por sus genes y la combinación de los alelos, heredados del padre y la madre.

Machos y hembras pueden tener un manto de un solo color o una mezcla de 2, pero son únicamente las gatas aquellas que presentan una combinación de 3 colorescarey o calicó—. Esta característica se da por la herencia ligada al cromosoma ‘x’ dominante.

Los alelos que dominan el color rojo y negro —en gatos tricolor— se encuentran en este cromosoma, determinante del sexo femenino. Las hembras poseen 2 cromosomas ‘x’, los machos tienen uno ‘x’ y otro ‘y’. Por ello, la presencia de 3 colores en los machos no se presentará, a menos que se diera alguna alteración genética poco usual.

Curiosidades entre el sexo de los gatos

Cada uno de los animales de la Tierra tiene ciertas características que lo hace particularmente especial entre el resto. Los gatos no son la excepción; ellos cuentan con una anatomía reproductiva muy interesante, que cumple determinadas funciones durante la cópula.

Por ejemplo, cabe destacar que el pene de los machos es algo atípico. Dentro de él se encuentra un hueso conocido como ‘peneano’, que les ayuda a realizar la penetración aún en ausencia de una erección. Además, su glande se encuentra lleno de pequeñas espículas o espinas que aparecen cuando el animal logra alcanzar la madurez sexual.

Una vez que ya sepas identificar el sexo de los gatos y distingas a un macho de la hembra, podrías observar este rasgo tan peculiar. La razón por la cual el gato presenta esta anatomía tiene sus razones. A continuación, te compartimos las principales:

  • Las espinas del pene de los gatos ayudan a retirar el semen dejado en el canal vaginal por otros gatos. Durante la etapa reproductiva, la gata suele ser muy activa sexualmente, por ello, lo más probable es que ya haya sido montada por otros machos que se encuentren cerca.
  • Durante la monta, estas espículas de queratina rozan las paredes vaginales de la hembra, estimulando la liberación de hormonas y la maduración de los óvulos. Es un hecho que las gatas pueden llegar a sentir dolor durante el acto sexual, sin embargo, logran alcanzar el orgasmo rápidamente y acortar la duración de la cópula.
  • Las espículas permiten que el macho tenga un mayor anclaje a la hembra, lo cual permite que la reproducción se dé exitosamente.
Identificar el sexo de los gatos puede ser difícil.

Interesante, ¿verdad? Ahora que ya eres un experto en identificar el sexo de los gatos, te invitamos a compartir esta información para que todos tengan las herramientas y puedan distinguir si en casa tienen a un macho o una hembra. No dudes que la respuesta pueda llegar a sorprender hasta a los tutores más experimentados.

Te podría interesar...
¿Cómo son los gatos carey?
Mis AnimalesLeerlo en Mis Animales
¿Cómo son los gatos carey?

Los gatos carey son unos hermosos felinos de tres colores distribuidos de una particular manera sobre su manto... ¡Podrías adoptar a uno de un refugio!