La cogujada común: características, hábitat y alimentación

Los miembros del género «Galerida» son aves medianas, de cantos melodiosos y aspecto similar. Sin embargo, presentan características distinguibles entre ellos. ¡Conoce aquí a una de estas especies!
La cogujada común: características, hábitat y alimentación
Georgelin Espinoza Medina

Escrito y verificado por la bióloga Georgelin Espinoza Medina.

Última actualización: 23 julio, 2023

Las cogujadas son un grupo de aves que deben su nombre a una característica especial: un penacho de plumas que adorna la parte superior de la cabeza, a modo de copete. Habitan en Europa, Asia y África, donde deleitan con sus cantos melodiosos. En la actualidad, existen 7 ejemplares de aspecto semejante. Entre ellas, tenemos a la cogujada común o Galerida cristata, de distribución muy amplia.

Pertenece al orden de los paseriformes o pájaros cantores y a la familia Alaudidae, con alrededor de 21 géneros y 98 especies, donde se incluyen las alondras y calandrias. En las próximas líneas te presentamos una ficha descriptiva de las características, el estilo de vida y el estado de conservación de esta ave. También te ofrecemos algunos rasgos que la diferencian de la cogujada montesina.

Hábitat de la cogujada común

Este pájaro tiene un rango de distribución extenso, debido a que puede encontrarse en zonas templadas y cálidas de Europa, Asia y África. Con respecto a su hábitat, prefiere los lugares secos con poca cobertura vegetal:

  • estepas,
  • llanuras,
  • paisajes semidesérticos.

Además, se adapta a otros sitios rurales o suburbanos, como los campos de cultivos de secano. Su límite superior de altitud son los 3200 metros. Sin embargo, le gusta estar en rangos más bajos.

En un estudio sobre el oeste de Polonia —divulgado en la revista Bird Study— se destaca la preferencia de tierras agrícolas, como hábitats para este tipo de ave. Entre ellos, se encuentran los sitios de ensilaje y los cultivos de cereales.

Características de Galerida cristata

Cogujada común sobre el suelo.
La cogujada común destaca por su cresta y su plumaje de color pardo claro. Crédito: Zeynel Cebeci/Wikimedia Commons.

Esta ave alcanza una longitud de 18 centímetros y una envergadura de 29 a 38 centímetros. Según los datos de la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife), presenta las siguientes características:

  • cuerpo un poco rechoncho,
  • cabeza grande,
  • pico largo y algo curvo,
  • cola corta.

Tiene un plumaje de tonalidades pardas en la parte superior, mientras que la inferior es más clara, de color crema. Del mismo modo, posee un diseño peculiar, a modo de rayas oscuras, tanto en su cuerpo como en su cara.

Estos patrones y combinaciones cromáticas ofrecen cierta protección a esta ave, de costumbres terrestres, debido a que le permiten confundirse con el suelo.

Como hemos mencionado, el aspecto más llamativo es su cresta, que le da una apariencia elegante. Además, se trata de la característica que le brinda el nombre al género Galerida y la distingue de otras aves, carentes de este adorno.

El canto

Los aláudidos se caracterizan por sus sonidos melodiosos y complejos, por lo que esta especie no es la excepción. Las vocalizaciones son variables, unas suaves y largas, similares a una flauta y otras más cortas. Sus cantos pueden ser un poco estridentes.



Diferencias entre la cogujada común y montesina

La cogujada común y la montesina (Galerida theklae) se distinguen muy bien de otros miembros de su familia (Alaudidae). No obstante, diferenciarlas entre sí, puede ser una tarea bastante complicada, incluso para los expertos. Esto se debe a que son muy similares, en cuanto a su aspecto. A pesar de ello, existen algunas discrepancias entre estas dos galeridas. Estas son las siguientes:

  • Pico: el de la cogujada común es un poco más largo y curvado, mientras el de la montesina es más recto y puntiagudo.
  • Cresta: la de la cogujada montesina es más corta y tupida. Por su parte, la de la común es algo más larga y puntiaguda.
  • Diseño del rayado del pecho: más intenso en la montesina y difuso en G. cristata.
  • Color de las plumas supra caudales: poseen un tono gris o pardo-rojizo, lo que ofrece un mayor contraste con el obispillo y la cola más parda grisácea en la montesina. Por otro lado, en la común no son tan notables las diferencias cromáticas en esta parte del cuerpo.
  • Preferencia de lugar para posarse: mientras la especie común suele pasar mayor tiempo en el suelo, a la montesina le gustan más las plantas.
  • Hábitat: G. crestata se ubica en sitios con mayores pastos, cultivos y asociados a la presencia del ser humano; mientras que G. theklae prefiere zonas más arbustivas, lejos del hombre.
  • Canto: aunque las melodías de ambas especies se asemejan, las de la común presentan sonidos más variados, agudos, con pausas más cortas y estridentes. Los de la montesina suelen ser más melodiosos.

¿Qué come?

Las cogujadas son aves omnívoras, por lo que pueden consumir tanto material vegetal, como animales (invertebrados). En el primer caso, se trata de los siguientes:

  • semillas de plantas,
  • hojas,
  • brotes verdes.

Una publicación de la revista Zoology in the Middle East, del año 2005, se refiere a la alimentación de la cogujada común, durante el otoño en Irán. En sus líneas se precisa que esta especie incluye en su dieta los siguientes insectos:

  • coleópteros (escarabajos),
  • ortópteros (saltamontes y grillos),
  • formícidos (hormigas).

Reproducción

La cogujada común es una especie monógama, que puede presentar dos temporadas de reproducción al año. El nido se construye en una depresión en el suelo, bien tapado con un arbusto o al aire libre. Los materiales utilizados incluyen pasto o cualquier otro tipo de componente vegetal:

  • fragmentos de musgo,
  • hierba seca,
  • hojas,
  • palitos.

Es preciso indicar que los espacios mencionados no son los únicos elegidos por esta ave para las puestas, que suelen ser de 3 a 5 huevos. En este sentido, además de los hábitats naturales, esta Galerida puede anidar cerca de los asentamientos humanos.

De hecho, en el capítulo Green Roofs–Urban Habitats for Ground-Nesting Birds and Plants, perteneciente al libro Urban Biodiversity and Design, sus autores hacen referencia al caso de Suiza, donde varias especies —como la cogujada común— han hecho sus nidos en los tejados.

Las aves que anidan en el suelo parecen haberse adaptado a reproducirse en techos planos extensos, en lugar de áreas agrícolas.

~ Nathalie Baumann y Friederike Kasten ~


Estado de conservación

Galerida cristata no se encuentra amenazada de extinción. La Unión Internacional de Conservación para la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés) la clasifica como «preocupación menor» a nivel global y en Europa. Este reporte se fundamenta en la distribución amplia del ejemplar.

Sin embargo, su población se encuentra en estado decreciente —aunque no en cifras alarmantes—, por la disminución de los individuos en los últimos años. Las amenazas principales son las siguientes:

  • prácticas de agricultura y fertilización;
  • uso de pesticidas;
  • urbanización, acompañada de prácticas de forestación;
  • cambio climático.

Cresta para distinguirse y colores para camuflarse

La cogujada común es un pájaro de tonos pocos llamativos, pero que le sirven para camuflarse en el suelo. Asimismo, tiene una cresta que adorna su cabeza y por la que puede distinguirse con facilidad de otras especies. Te invitamos a seguir conociendo a los aláudidos, que aunque similares, poseen aspectos diferentes e interesantes en su vida.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.