Clasificación de los animales invertebrados

La división entre vertebrados e invertebrados parece tener su origen en la biología de Aristóteles. En sus observaciones, este autor ya diferenciaba entre Enaima (vertebrados) y Anaima (invertebrados), pues reconocía que existían diferencias significativas entre ellos.
Clasificación de los animales invertebrados
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 25 marzo, 2022

Los animales invertebrados conforman un grupo extenso con una clasificación diversa, pues abarcan tanto organismos marinos como terrestres. A pesar de que parezca lo contrario, las vértebras resultan ser un rasgo poco necesario para algunas especies, por lo que se han diversificado y conquistado gran parte del mundo.

La increíble cantidad de invertebrados que existe en la actualidad, son producto de billones de años de evolución. Además, al igual que ocurre con otros grupos, el mar es el sitio que contiene mayor abundancia de este tipo de animales. Aunque se parezcan, no todos son similares, por lo que se subdividen en varios tipos. Sigue leyendo para conocer cuál es la clasificación de los animales invertebrados.

¿Cómo surgieron los invertebrados?

Como bien se sabe en la actualidad, la vida tiene sus orígenes dentro de las profundas masas de agua en el mar. Aunque en un inicio aparecieron células pequeñas e individuales, con el tiempo estas se fueron uniendo para formar seres vivos más complejos. Esto ocasionó que aparecieran organismos similares a medusas o esponjas, los cuales fueron los primeros invertebrados en la tierra.

Dicho proceso tomó lugar hace unos 3700 millones de años aproximadamente. Gracias a que el mar presenta una gran diversidad de hábitats, las especies comenzaron a diversificarse y dieron como resultado la abundancia actual de invertebrados.

¿Cómo se clasifican los invertebrados?

Un gusano marino con la capacidad de producir luz.

Un invertebrado se define como aquel organismo que no presenta columna vertebral. Como te podrás dar cuenta, este concepto es demasiado ambiguo, pues lejos de ser una forma que sirva para clasificar a las especies, parece más bien una característica física. En otras palabras, los invertebrados son aquellos seres que no forman parte de los vertebrados.

El problema con este concepto es la cantidad de grupos que abarca, pues al ser poco específico se pueden agrupar especies de artrópodos con eumetazoarios. Dicha situación no sirve muy bien dentro de la taxonomía, por lo que en general se usa el término invertebrados como una característica. Algo similar ocurre con los conceptos de eucariotas y procariotas, los cuales suelen ser usados como un rasgo más del organismo.

A pesar de esto, como la definición de los invertebrados es bastante clara, se puede utilizar su característica principal para la clasificación de las especies. De esta forma, tenemos a un grupo diverso compuesto de seres vivos tanto terrestres como acuáticos. Entre los más conocidos se encuentran los siguientes grupos:

  • Moluscos
  • Platelmintos
  • Equinodermos
  • Poríferos
  • Artrópodos
  • Crustáceos
  • Anélidos
  • Nematodos
  • Cnidarios

Moluscos

Un mejillón cebra pegado a una hoja.

Los moluscos son quizá los invertebrados más conocidos por contener a caracoles, almejas, pulpos, calamares y babosas. Entre las características más conocidas se encuentra la peculiar concha, que es visible en la mayor parte de los ejemplares. En general, se estima que la cantidad de especies que tiene este grupo es cercana a las 110 000, las cuales están divididas en varios subgrupos.

  • Solenogastros: son moluscos con forma de gusano que no tienen una concha aparente. La apariencia de estos ejemplares suele ser un poco más ancha que larga, pues sus tallas no suelen superar los 30 milímetros de longitud. Se les puede encontrar alimentándose encima de algunos cnidarios o cerca del lecho marino. Antes se agrupaban junto con caudofoveata dentro de los aplacóforos.
  • Poliplacóforos: como su nombre lo dice, el cuerpo de estos individuos está conformado por varias placas que le permiten tener ciertos movimientos. La especie más representativa son los quitones, la cual también es conocida como cucaracha de mar o cochinillas de mar, por su enorme parecido con estos insectos.
  • Gasterópodos: este es el grupo más grande que existe de moluscos, pues su diversidad abarca cuerpos de agua dulce y de agua salada, además de hábitats terrestres. El rasgo más distintivo es su caparazón retorcido con diversos patrones y colores. Algunos ejemplares son los caracoles, las babosas, las lapas y las liebres de mar.
  • Cefalópodos: estos moluscos son mejor conocidos como pulpos, calamares, nautilos y sepias. Reciben su nombre por la típica región cefálica (cabeza) que es distinguible a simple vista, además de los numerosos tentáculos (pies) que proyectan.
  • Caudofoveados: son ejemplares parecidos a gusanos que viven en túneles dentro del lecho marino. La cabeza de estos organismos es poco desarrollada, pero presenta una estructura bucal conocida como rádula que también se encuentra en los caracoles. Antes formaban parte de los aplacóforos.
  • Monoplacóforos: este grupo se encuentra conformado por especies que viven a grandes profundidades (abisales). La apariencia de estos organismos está conformada por una sola concha, que resguarda en la parte hueca todos los órganos y estructuras alimentarias, un mecanismo similar al de los gasterópodos.
  • Escafópodos: son conocidos como las conchas colmillo o colmillos de elefantes por su característico caparazón tubular. En general, el tubo que conforma su concha tiene una apertura en ambos lados, por lo que el ejemplar se resguarda en la parte media de esta estructura.
  • Bivalvos: son quizá el grupo más popular de los moluscos, pues varias especies forman parte de platillos típicos cerca de las costas. La apariencia externa está conformada por dos conchas unidas entre sí por una especie de bisagra, con lo que en su interior se encuentran todos los órganos del individuo. Algunos ejemplares conocidos son las almejas, las ostras y los mejillones.

Platelmintos

Platelmintos

Este tipo de invertebrados se caracterizan por presentar un cuerpo aplanado, lo que los ha llevado a ser conocidos como gusanos planos. Por lo común, la mayoría de los ejemplares que conforman este grupo son parásitos, por lo que su tamaño puede variar desde unos micrones hasta metros. Debido a la gran diversificación del grupo, en la actualidad existe una subdivisión que los clasifica por sus características comunes.

  • Monogeneos: el grupo se conforma de organismos ectoparásitos, que se anclan en las escamas y la piel de algunos peces. Una enfermedad frecuente ocasionada por un representante de los momogeneos es la girodactilosis, que afecta la piel de los peces descamándola y causando escozor.
  • Trematodos: son mejor conocidos como duelas, los cuales son ejemplares parásitos de diferentes vertebrados e invertebrados. El tamaño de los trematodos es de apenas unos cuantos centímetros, pero los órganos de adhesión que presentan les permiten “pegarse” a sus hospederos para alimentarse. Para el hombre, una duela con importancia médica es Fasciola hepática, la cual es responsable de provocar la fascioliasis.
  • Cestodos: este grupo está conformado en su mayoría por parásitos internos de diversos vertebrados. Entre los representantes más comunes se encuentran las solitarias (taenia), las cuales tienen la capacidad de anclarse al tubo digestivo. Para lograrlo, hacen uso de su escolex, el cual es una especie de anillo con ganchos y ventosas.
  • Turbelarios: mejor conocidos como planarias, son ejemplares que viven en ambientes húmedos o acuáticos, en donde se alimentan de la materia orgánica en descomposición. La apariencia de estos organismos es similar al de una gelatina alargada, que se desplaza casi como cualquier babosa o caracol.

Equinodermos

Uno de los animales que no tienen cerebro.

Los equinodermos se distinguen de otros invertebrados gracias a su esqueleto calcáreo, pues esto les permite mantener una estructura fuerte mientras se desplaza. Dentro de sus características más remarcables, se encuentra su fabuloso sistema vascular, el cual usa una serie de conductos para circular sus nutrientes con el agua. Al igual que con los otros grupos, los equinodermos tienen varias subclasificaciones.

  • Pelmatozoos: son ejemplares inmóviles que parecen plantas en el sustrato, de forma coloquial son conocidos como lirios de mar.
  • Concentricicloideos: mejor conocidas como margaritas de mar. La forma de estos organismos es circular, lo cual le da una apariencia similar al de una concha.
  • Ofiuroideos: la apariencia de estos organismos se asemeja mucho a la de las estrellas de mar, solo que más esbeltos y con puntas alargadas.
  • Holoturoideos: se les suele conocer como pepinos de mar por su característica forma tubular. Aunque no parecen tener nada en común con otros equinodermos, las características internas y los tentáculos son la razón por la que se agrupan con ellos.
  • Asteroideos: en este grupo se reúnen las famosas estrellas del mar que tienen 5 brazos o más. Por lo común, sus cuerpos son bastante duros y solo se mueven por medio de sus pies ambulacrales.
  • Equinoideos: también son ejemplares muy bien reconocidos por la sociedad. Estos organismos se caracterizan por presentar una forma globosa con picos, por esta razón se les denomina erizos de mar.

Poríferos

Esponjas marinas: animales o plantas

Los poríferos o mejor conocidos como esponjas de mar, son ejemplares que se encuentran acoplados a los fondos marinos. De hecho, la mayoría de estos organismos presentan formas tubulares que se alargan conforme crecen. Asimismo, se alimentan por medio de filtración, por lo que el interior de su cuerpo crea canales para que pase el agua y puedan nutrirse. Los tipos de poríferos que existen son los siguientes.

  • Hexactinélidas: son mejor conocidas como esponjas vítreas por su aspecto similar al de un vidrio. La composición de su cuerpo se basa en espículas silíceas que son las responsables de su apariencia frágil.
  • Demosponjas: a este grupo pertenece la mayor parte de las esponjas marinas. En general, su cuerpo está compuesto de espongina,  la cual es una proteína que les da una enorme flexibilidad.
  • Calcáreas: los ejemplares de este grupo son las únicas que presentan espículas de carbonato de calcio cristalizado, por lo que sus cuerpos son más duros y ásperos.

Artrópodos

¿Conoces los tipos de cangrejos ermitaños?

Los artrópodos presentan un exoesqueleto de quitina que les permite moverse y protegerse del medio. Esto les otorga una gran capacidad de resistencia a diversos ambientes, por lo que han conquistado medios acuáticos y terrestres. De hecho, este grupo es considerado el más diverso entre los animales, pues casi el 76 % de las especies conocidas pertenecen a los artrópodos.

El rasgo particular de estos organismos es la presencia de apéndices articulados, los cuales se mueven de una forma similar a una grúa. Dentro de esta clasificación de invertebrados podemos encontrar a los siguientes 4 grupos.

  • Crustáceos: son organismos que se caracterizan por ser en su mayoría acuáticos. A pesar de que tienen una gran diversidad de formas, todos presentan una larva nauplio en su ciclo de vida. Además, gran parte de los ejemplares suelen ser de importancia comercial, puesto que son usados como alimento. Algunos ejemplos son las langostas, cangrejos, langostinos, camarones y percebes.
  • Quelicerados: entre los ejemplares más representativos se encuentran las cacerolita de mar, las arañas, escorpiones y los solífugos. El rasgo distintivo del grupo son los quelíceros, los cuales son una especie de pinzas que se encuentran cerca de su boca y los ayudan a alimentarse.
  • Miriápodos: estos organismos tienen una forma parecida a la de un gusano, con la particularidad de que presentan varias extremidades a lo largo de su cuerpo. Esta ha sido la razón por la que de manera coloquial se les conozca como ciempiés o milpiés.
  • Hexápodos: como su nombre lo indica, a este grupo pertenecen todos aquellos artrópodos que presenten 6 extremidades. Por lo común, estos ejemplares también son denominados insectos de manera coloquial, aunque el término suele abarcar otro tipo de artrópodos. Algunos representantes de los hexápodos son los grillos, las abejas, las moscas, los colémbolos, las mariposas y los escarabajos.

Anélidos

Sanguijuela medicina (Hirudo medicinalis)

El grupo de los anélidos es reconocido por su forma tubular y alargada, la cual está compuesta de pequeños anillos que le permiten moverse. Por lo regular, son bastante abundantes en el mar, pero también se les puede encontrar en la tierra o agua dulce. De hecho, existe una gran diversidad de ejemplares, por lo que se suelen dividir en 3 tipos principales.

  • Poliquetos: el cuerpo de estos organismos está cubierto por un gran número de pelos. En general, los oligoquetos son casi exclusivos del ambiente marino, por lo que habitan los fondos del mar en donde se alimentan de sedimento. Los representantes de este grupo son la arenícola marina, los nereis y los gusanos de tubo gigante.
  • Hirudíneos: la mayoría de estos invertebrados se encuentran en cuerpos de agua dulce, en donde se puede alimentar de otras especies por vía parásita o depredándolas. Los ejemplares más conocidos son las sanguijuelas hematófagas.
  • Oligoquetos: su forma es un poco similar al de los poliquetos, solo que los pelos de su cuerpo son muy reducidos o están ausentes. Entre los organismos más conocidos se encuentra la lombriz de tierra.

Nematodos

Los nematodos son también conocidos como gusanos redondos o cilíndricos, pues su cuerpo es un poco más circular que el de otros organismos vermiformes. Por lo general, las especies del grupo pueden ser de vida acuática, de hábitos terrestres o de vida parásita. Asimismo, pueden utilizar como hospederos a plantas y animales, por lo que su diversidad es gigantesca. Aun así, se pueden reconocer a dos subgrupos principales.

  • Adenophorea: no presentan fasmidios, los cuales son órganos sensoriales en forma de bolsas con funciones reproductivas. Sin embargo, presentan anfidios especializados, que son otros órganos sensoriales del tipo quimiorreceptor. Los integrantes de este grupo suelen ser en su mayoría de vida libre y acuáticas, pero también presentan especies parásitas como Trichuris trichiura.
  • Scernentea: estos ejemplares presentan tanto fasmidios como anfidios. La mayor parte de sus integrantes son parásitos de animales o plantas. Entre los organismos más representativos esta Ascaris lumbricoides, la cual es la especie que ocasiona la ascariasis en el humano.

Cnidarios

Una medusa grande en el mar.

Los cnidarios son invertebrados “simples” en apariencia, pero complejos en cuanto a su biología. El nombre de estos organismos hace referencia al rasgo diagnóstico del grupo, el cual es la presencia de células urticantes denominadas cnidoblastos. Dichas estructuras inyectan ciertos tóxicos en su víctima, los cuales pueden llegar a ser mortales. Estos animales se dividen en 4 tipos distintos.

  • Escifozoos: a este grupo pertenecen la mayoría de las especies denominadas medusas, pues esta forma es la que predomina en los ejemplares. Por lo común, son individuos alargados con forma de sombrilla, cuyos tentáculos se dirigen hacia abajo. Algunos representantes conocidos son la medusa melena de león y la medusa invertida.
  • Antozoos: la fase predominante de los antozoos es el pólipo, la cual suele tener una forma de copa pegada al sustrato con los tentáculos hacia arriba. Los organismos más reconocidos del grupo son las anémonas y los corales, los cuales pueden conformar colonias o microambientes como los arrecifes de coral.
  • Hidrozoos: este grupo lo conforman varias especies marinas y de agua dulce. Por lo común, se les suele encontrar en forma de pólipo, aunque también tienen formas de medusa como los escifozoos. Aunado a ello, algunos organismos son coloniales, por lo que su forma de medusa es un poco diferente a las normales.
  • Cubozoos: suelen ser llamadas medusas cuadradas, pues la forma de su sombrilla tiene 4 esquinas bien definidas. Debido a estas 4 estructuras que funcionan como una varilla, la forma de la medusa parece similar a la de un cubo. En este grupo se encuentran las medusas denominadas avispas del mar.

¿Estos son todos los invertebrados?

Como te podrás dar cuenta, la clasificación de los invertebrados es bastante larga. Sin embargo, los ejemplos anteriores pertenecen a los organismos más conocidos. Por esta razón, los increíbles ctenóforos o los curiosos placozoos, se han dejado fuera de la lista por cuestiones de espacio.

La cantidad de organismos que abarcan la clasificación de los invertebrados ocasiona que sea complejo hablar de todos. De hecho, a pesar de que se conoce bastante sobre ellos, es probable que en un futuro se descubran aún más especies. Esto se debe a que muchos sitios como el fondo marino, no han sido explorados por completo, lo que deja la posibilidad de encontrarse con otros tipos increíbles de invertebrados.

Te podría interesar...
Cognición en invertebrados: todo lo que debes saber
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Cognición en invertebrados: todo lo que debes saber

Los invertebrados son más inteligentes de lo que parece. Aquí encontrarás los mayores descubrimientos en cuanto a cognición en invertebrados.



  • Gofas, S., Salas, C., & Moreno, D. (2011). Moluscos marinos de Andalucía (Vol. 2). Málaga: Universidad de Málaga, Servicio de Publicaciones e Intercambio Científico.
  • García, E. N. (2003). Moluscos continentales de México: dulceacuícolas. Revista de Biología Tropical, 51(3), 495-505.
  • García-Prieto, L., Mendoza-Garfias, B., & Pérez-Ponce de León, G. (2014). Biodiversidad de Platyhelminthes parásitos en México. Revista mexicana de biodiversidad, 85, S164-S170.
  • Martínez Sánchez, R., Domenech Cañete, I., Millán Marcelo, J. C., & Pino Santos, A. (2012). Fascioliasis, revisión clínico-epidemiológica y diagnóstico. Revista cubana de Higiene y Epidemiología, 50(1), 88-96.
  • Brusca, R. C. & Brusca, G. J. 2005. Invertebrados. 2ª edición. 1005 págs. McGraw-Hill Interamericana de España, S. A. U., Madrid