El ciclo de vida de los hámsters

Estos roedores, durante sus tres escasos años de vida, desde su nacimiento hasta la vejez, pasando por la crianza, la edad adulta y el apareamiento, son capaces de reproducirse varias veces

Estos pequeños roedores convertidos en mascotas pueden vivir aproximadamente tres años, y en ese tiempo reproducirse en varias ocasiones. En este artículo te contaremos cómo es el ciclo de vida de los hámsters.

Ciclo de vida de los hámsters

De las casi 20 especies de cricetinos –su nombre oficial– solo un puñado de ellas son aptas como mascotas por ser fáciles de criar en cautividad. Todas poseen una ‘bolsa expansible’ llamada abazón en el interior de la boca, donde acumulan alimento e incluso las hembras colocan a las crías en situaciones de peligro.

El ciclo de vida de estos animales es:

1. Nacimiento

Cuando llegan al mundo, los hámsters pesan entre dos y tres gramos, son sordos y ciegos y su cuerpo está completamente desnudo (sin pelos); pero sí tienen, entonces, unos grandes dientes característicos de la especie.

Cómo mejorar la jaula de tu hámster

Es clave que durante la primera semana después del parto –como mínimo– la hembra no sea molestada ni ‘visitada’ siquiera por el macho.

 Ante la primera señal de peligro en este periodo su primera reacción será engullir a las crías en los abazones e ingerirlos.

2. Crianza

Los hámsters ‘bebé’ crecen muy rápido. A la primera semana ya comen alimentos sólidos –por ello es que tienen dientes desde que nacen– y siguen consumiendo leche materna hasta el mes de vida.

Hámsters comiendo

A los 12 días abren los ojos y salen de la cueva o nido construido por la madre; poco tiempo después, ya son independientes y se los puede separar de la progenitora.

3. Edad adulta

Diferenciar entre machos y hembras es muy sencillo: los primeros tienen testículos grandes y notorios que se hacen visibles a partir de la cuarta semana de vida, cuando comienzan la madurez sexual.

Es necesario separarlos por sexos o incluso colocarlos en hábitats diferenciados para que vivan solos, y así evitar las peleas o la proliferación excesiva. Algunos dueños de hámsters forman parejas para ‘perpetuar’ la especie.

Razas de hámster

En cuanto a sus hábitos, como la mayoría de los roedores, son más bien nocturnos o crepusculares: pasarán una buena parte del día durmiendo y se despertarán cuando baje el sol. Cuando están en cautiverio pueden entretenerse con juguetes, túneles o las típicas ruedas de ejercicio.

4. Apareamiento

Como podemos ver, el ciclo de la vida de los hámsters es bastante ‘veloz’, ya que a los tres meses ya están en condiciones de reproducirse; incluso hay hembras que son fértiles mucho antes. El ciclo estral o celo dura unos cuatro días y tras la cópula nocturna que dura una media hora, las hembras se alejan de sus ‘parejas’.

La gestación también es corta: unos 16 días y durante esa etapa la hembra es muy sensible, así que debe comer de forma variada. También es aconsejable que cuente con diferentes materiales –palitos de madera, serrín, alfalfa, etc– para que pueda armar el nido y dar a luz entre cinco y nueve crías.

A los pocos días de dejar de amamantar a sus cachorros, la madre entra en celo nuevamente; en el caso de que se reproduzca ciclo tras ciclo tendrá un parto cada dos meses.

5. Vejez

Ya que el ciclo de vida de los hámsters es muy corto, la vejez comienza cuando el roedor tiene un año. A partir de ese momento son más propensos a sufrir enfermedades –si son tratadas a tiempo se pueden curar– y por eso es fundamental llevarle al veterinario periódicamente.

Comportamiento de los hámsteres

Las patologías más frecuentes son las úlceras en estómago, el cáncer y los problemas hepáticos. La principal causa de muerte es la amiloidosis, una condición que afecta a muchos órganos al mismo tiempo.

¿Cuánto vive un hámster?

Esta es una pregunta muy habitual entre aquellos que desean adoptar un roedor como mascota. Todo depende de la raza a la que pertenezca, así como también de los cuidados que reciba, pero en general son los siguientes:

  • Hámster dorado o sirio: entre dos y tres años
  • Hámster ruso: dos años
  • Hámster chino: tres años
  • Hámster de Roborovski: tres años
  • Hámster de Campbell: entre un año y medio y dos años y medio
Te puede gustar