Características del ciervo rojo

Virginia Duque Mirón · 4 noviembre, 2018
Conoce todas las características de esta especie de ciervo. Un ejemplar magnífico que habita en gran mayoría en Europa.

Los ciervos no son animales con los que solamos estar muy familiarizados, pero hay muchas diversas especies que merece la pena conocer Una de ellas es el ciervo rojo, un animal majestuoso y único, con características asombrosas. Te contamos todo sobre él.

El ciervo rojo

Su nombre más común es ciervo europeo por encontrarse mayor parte de su hábitat en este continente, aunque tiene muchas subespecies extendidas a lo largo y ancho del mundo. Su nombre como ciervo rojo proviene del color rojizo que toma su pelaje cuando tiene lugar la temporada de verano.

Características del ciervo rojo

El ciervo rojo presenta dimorfismo sexual, ya que los machos son más grandes que las hembras pudiendo llegar a pesar el doble que estas. Pues bien, mientras que una macho puede alcanzar los dos metros y medio de longitud y pesar hasta 240 kilos de peso, las hembras rara vez alcanzan los dos metros ni los 170 kilos.

Características de los ciervos rojos.

Su altura va desde los 95 centímetros hasta los 130. Su mayor fuerte, sin duda, son sus músculos en las patas traseras que incluso les permiten ponerse de pie apoyándose en estas. Este es un gesto dominante que intimida a otros ciervos con el fin de hacerles ver que está en su territorio, o puede ser un gesto tan inocente como para hacerlo al buscar comida.

¿Qué otro aspecto podemos destacar del ciervo rojo? Sus astas, las cuales son prominentes y pueden llegar a medir hasta 1,15 metros de altura y pesar hasta cinco kilos. Cuanto mayor sean estas, mayor es la edad del ciervo.

También hay una marcada diferencia entre las dimensiones de las astas de los machos y las de las hembras. Una curiosidad de esta parte del cuerpo del ciervo rojo es que crecen velozmente, tanto así que, en un día, pueden aumentar 2,5 centímetros.

 Se cree que este es un mecanismo de defensa contra el calor, o que quizá tan solo sea un efecto causado por el efecto del sol sobre este. Hay zonas en las que este varía, como por ejemplo la parte interior de las extremidades, la entrepierna, la cara y el cuello, donde se podrán ver tonos blancos y grises.

Hábitat

Como dijimos antes, aunque se cree que la mayor concentración se encuentra en Europa, por ser el lugar en el que se originó, hay varios subespecies que se extienden a lo largo del planeta, en lugares como Asia Central o el Norte de África.

También se ven algunos ejemplares en las islas británicas, Cerdeña y en América, como al oeste de Estados Unidos y al sur de Canadá.

Por otro lado del planeta se ven en China, Bulgaria, Turquía, Alemania, Austria, Noruega, Ucrania, Pakistán o Polonia. Se cree que tuvo cabida en México, Líbano y Albania, pero que ya está extinto.

Hábitat del ciervo rojo.

También hubo una introducción de esta especie en Argentina, Portugal, Australia y Nueva Zelanda, donde hoy día aún podemos ver algunos ejemplares.

Con respecto a los escenarios en los que vive, estos tienen que ver con praderas, bosques, prados, pastizales o zonas montañosas, en los cuales muestra una gran capacidad de adaptación a terrenos elevados de hasta 2500 metros.

En ellos puede encontrar lo necesario para vivir, ya que es un animal herbívoro rumiante. Hierbas, juncias y algunos tipos de vegetación leñosa son parte de su dieta.

Comportamiento del ciervo rojo

Es una especie sociable y aunque no viven en manadas sí que se relacionan a diario entre ellos. A veces hacen grupos de más de 400, lo cual crea una defensa impenetrable para sus depredadores.

Aunque pueden ser grupos mixtos, en ocasiones puede haber varias hembras con un solo macho, formando una especie de harén.

No es agresivo, sino apacible y calmado y se relaciona de manera pacífica con otros animales. Aunque eso sí, es territorial y ‘sacará las garras’ si lo cree necesario.

Y como característica, está considerado el cérvido más ruidoso del mundo emitiendo todo tipo de gruñidos y rugidos. ¿Qué te ha parecido conocer más sobre el ciervo rojo?

  1. Skog A, Zachos FE, Rueness EK, Feulner PGD, Mysterud A, Langvatn R, et al. Phylogeography of red deer (Cervus elaphus) in Europe. J Biogeogr. 2009;
  2. Li C, Suttie JM, Clark DE. Morphological observation of antler regeneration in red deer (Cervus elaphus). J Morphol. 2004;