Beneficios de abrazar a tu mascota: ¿es bueno para tu salud?

María Eugenia Thomas · 21 marzo, 2019
Abrazar a tu mascota puede darte grandes beneficios, pero ¿y si ellos no son receptivos a los abrazos? Si tu mascota no quiere ser abrazada, aún puedes lograr efectos positivos simplemente acariciando, rascando y hablando

Recientemente, muchos dueños de mascotas han escuchado que los investigadores determinaron que es mejor no abrazar a tu mascota. Si bien puede ser cierto que a algunos perros no les gusta que los abracen, siempre es importante leer el lenguaje corporal de tu mascota, pues a muchos otros si les encanta que los abracen.

Además, puedes obtener algunos beneficios significativos y sorprendentes al abrazar a tu mascota. Aquí hay algunos de los efectos más emocionantes que ocurren cuando repartes abrazos.

Efectos sorprendentes de abrazar a tu mascota

El acto de abrazar a tu mascota es muy relajante, no solo para la mente, sino también para el cuerpo. Durante un abrazo, la frecuencia cardíaca se reduce y el cerebro libera oxitocina. Esto sucede en humanos y perros, y tiene un impacto muy significativo en el cuerpo.

Cuando las reacciones al estrés son calmadas por la disminución del ritmo cardíaco y la oleada de hormonas de ‘sentirse bien’, el cuerpo no está trabajando en exceso y ayuda a reducir malestares físicos como el dolor o la fatiga.

El abrazo le da a ambas partes un sentido de pertenencia

Una cosa que los abrazos hacen tanto para las mascotas como para las personas es ofrecerles la sensación de estar conectados con la otra parte. Como animales, las mascotas a menudo confían en el tacto para comunicar un sentido de pertenencia y satisfacción. Los humanos somos iguales en muchos aspectos.

Por ejemplo, estudios científicos prueban que los bebés que tienen mucho contacto piel con piel con su madre en su primer año tienen menos probabilidades de desarrollar trastornos del sueño, cólicos e incluso pueden tener menos probabilidades de contraer resfriados o fiebre.

Abrazar a un gato

Todo esto se debe a la forma profunda en que nos hace sentir como si estuviéramos en el lugar al que pertenecemos. Ha habido muchas historias de perros de refugio que tenían miedo de los humanos, hasta que las personas pacientes usaron el toque suave para enseñar al perro a confiar en ellos lentamente.

Abrazar a tu mascota crea un mayor sentido de autoestima y amor

No es un secreto que los humanos usan los abrazos como una forma de expresar conexión, afecto y amor. Recibir muchos abrazos puede hacernos sentir más seguros y dignos de amor porque nos dice que hemos hecho algo para que otros quieran expresar afecto hacia nosotros.

Si bien las mascotas no se abrazan exactamente, reconocen el abrazo como una forma en que los humanos muestran afecto y aprobación. Cuando los abrazas, sienten la prisa por hacer algo que te hizo querer conectarte con ellos de inmediato.

Esto les da una sensación de seguridad en su amistad y un aumento de la confianza de que son buenos. Para una mascota, sentirse amada es una de las cuestiones críticas para darles una calidad de vida muy alta.

Abrazar a tu mascota puede ayudar a desaprender malos hábitos

Otra forma en que abrazar a tu mascota puede ofrecer beneficios sorprendentes es que puede ayudarle a desaprender algunos malos hábitos. Por ejemplo, si un perro se ha alojado en un refugio, en la calle o en un hogar abusivo antes, es probable que tengan algunos hábitos dañinos.

Abrazo de persona a perro.

Pueden tener instintivamente accidentes por miedo o pueden volverse agresivos alrededor de las personas. Enseñarlos a que pueden confiar y abrazarlos podría ser una manera de ayudarlos a sentirse lo suficientemente seguros como para que dejen de destruir sus pertenencias por ansiedad.

Cómo tocar una mascota que no quiere abrazos

Al comienzo de este artículo mencionamos que a algunos perros realmente no les gusta que los abracen. Hay veterinarios y especialistas en comportamiento canino que han llegado a la conclusión de que abrazar puede hacer que un perro se sienta atrapado y ansioso.

Aprender a leer el lenguaje corporal de tu perro puede ayudarte a determinar si este quiere ser abrazado en un momento dado o no. Por ejemplo, si tu perro retira su cuerpo de tu pecho cuando está en un abrazo, o mantiene su cara alejada de la tuya, es probable que no quiera el abrazo.

Fíjate si hay señales como orejas que se sujetan de forma plana, que se alejan de ti cuando te acercas para un abrazo, o cualquier quejido o gruñido. Estas señales muestran que un perro no está interesado en ser sujetado en un abrazo, y eso está bien. Todavía puedes mostrar afecto a tu perro.

Si no estás seguro de que tu perro esté interesado en un abrazo, puedes brindarle muchos beneficios excelentes rascando su barriga o con una palmadita en la cabeza.

  • https://www.nytimes.com/2016/04/28/science/can-you-hug-your-dog-yes-but.html
  • https://company.justfoodfordogs.com/top-ten-reasons-why-you-should-hug-a-dog-today/