Arañas pirata: sobrevivir cazando a otras arañas

María Eugenia Thomas · 1 enero, 2019
El comportamiento depredador de su misma especie es lo que hace de las arañas pirata unos animales fascinantes

Muchas veces nos hemos topado con pequeñas y casi transparentes telas de araña en nuestro jardín y otros rincones de nuestra casa. Esas fabulosas obras de arte sirven a los arácnidos para cazar insectos. Tejer telarañas es la estrategia más efectiva para conseguir alimento para las arañas y sus crías, aunque las conocidas como arañas piratas no las hacen…

Las telarañas son tan efectivas que las arañas tejedoras de las ciudades son de los animales que más éxito tienen en la lucha por sobrevivir en las grandes urbes. Existen cerca de 3 000 especies distintas distribuidas en casi todas las ciudades del mundo.

Pero realizar una tela de araña pegajosa, multiforme y resistente es una tarea bastante sofisticada. El tejido requiere una serie de maniobras precisas que no todas las arañas son capaces o están dispuestas a hacer. Y es que, ¿por qué gastar tiempo y energía haciendo una red propia cuando se puede invadir la de otra araña, robar sus presas y devorar a su arquitecto?

Existe un grupo clandestino conocido como arañas pirata que han adoptado este método siniestro para obtener alimento. Sobra decir que sus estrategias de caza se han catalogado como unas de las más destacadas del reino animal.

¿Por qué las arañas pirata no tejen sus propias redes?

Las arañas pirata pertenecen al grupo de arañas tejedoras de las grandes ciudades. Esas mismas que tejen las inconfundibles redes circulares que existen en casi cualquier hogar. Sin embargo, las arañas pirata no hacen redes. De hecho, se ha llegado a la conclusión de que estas arañas han perdido la habilidad de tejer.

A pesar de no tejer sus propias redes, las arañas pirata aún son capaces de producir seda. Con esta seda construyen sacos para sus huevos y para envolver a sus presas. Sin embargo, las arañas pirata son anatómicamente incompetentes para esta tarea.

Arañas: imitación

Las espitas son los agujeros dispensadores de seda que poseen las arañas. La cantidad de espitas de las arañas pirata es muy pequeña en relación a la cantidad de otros arácnidos tejedores. Esta cualidad hace que las arañas pirata sean incapaces de hilar una red.

Por tal razón, las arañas pirata invaden las redes de otras arañas tocando suavemente los hilos para llamar la atención del anfitrión. Una vez que el arácnido anfitrión se ha acercado lo suficiente, la pirata ejecuta su siniestro plan.

Utiliza sus enormes patas delanteras para encerrar a su presa. Estas patas tienen una serie de espinas que utilizan para atrapar al anfitrión. La presa es atrapada dentro de una suerte de canasta, muy parecida a una prisión. Una vez allí, la araña pirata clava sus colmillos en la presa e inyecta un poderoso veneno que la inmoviliza.

La perfección de una estrategia imitadora

Los hábitos de las arañas pirata causan mucha intriga entre los especialistas. Los entomólogos que estudian este tipo de arácnidos infieren que la estrategia de tocar los hilos de la red de la araña anfitriona imita las vibraciones que causa un insecto atrapado. De ahí que el nombre de su familia sea Mimetidae o imitadora.

La araña anfitriona también reacciona a las vibraciones de otros tipos de arañas invasoras. Así, se crea una especie de danza por las que las arañas se acercan y alejan lentamente señalándose entre sí. Por lo general, la más pequeña se rinde y se va.

Las arañas pirata envían este tipo de señal engañosa a la anfitriona. Simulan ser una invasora pequeña renuente a huir. Este comportamiento atrae a la residente, que se acerca cada vez más. Cuando la anfitriona está al alcance, la araña pirata ataca.

Mimetidae

Otro aspecto que causa admiración entre los especialistas es la evolución que ha tenido el veneno de las arañas pirata. Este veneno es extremadamente tóxico para otras arañas, incluidas las de su propia especie. Pero no ocurre así con otros animales.

Cuando una araña ha sido mordida por una pirata, deja de moverse inmediatamente. Sin embargo, otros insectos como la mosca de la fruta luchan por liberarse durante varios minutos.

Cazadoras con un lado amable

Existen muchos tipos de arácnidos, y no todos son peligrosos. Algunas de estas especies pueden incluso tenerse en un ambiente controlado dentro de nuestros hogares, como un terrario.

Aunque no lo parezca, las arañas no son animales despiadados, sobre todo si se trata de sus propias crías. El cuidado materno es algo relativamente común en la mayoría de las especies. Algunas regurgitan el alimento a sus pequeñas y otras más sacrificadas permiten que se deleiten con su cadáver.

Este tipo de cuidados maternos también se han visto entre las arañas pirata. Las piratas cuidan y protegen sus huevos y crías con especial dedicación. Si la red se mueve o sienten algún peligro, crean una bola con ellos y se los llevan lejos de la amenaza.

En la actualidad se han clasificado formalmente más de 160 especies de arañas pirata. Además, estas arañas se encuentran geográficamente en todos los continentes, con excepción de la Antártida.

http://spiderbytes.org/2015/10/26/pirate-spiders/ http://www.arachne.org.au/01_cms/details.asp?ID=1945