Araña bananera: hábitat y características

Francisco María García · 27 septiembre, 2018
Conocida como araña seda de oro por el color de la telaraña que teje, esta resulta muy atractiva para los insectos de los que se alimenta

La Phoneutria nigriventer, más conocida como araña bananera, es uno de los arácnidos más tóxicos del mundo. Fue descubierta por primera vez en Brasil, pero se encuentra también en otras regiones cálidas de Sudamérica y del mundo.

Existen dos teorías acerca del origen de su nombre. La primera es que este animal suele vivir en las plantaciones de plátano y la segunda es que la tela que produce es de color dorado, parecido al de esa fruta. Esta característica también hace que se la conozca como araña seda de oro.

A continuación, algunos elementos para conocer mejor a esta peligrosa araña.

Principales características de la araña bananera

Aunque suele ser bastante grande, el tamaño de la araña bananera varía en función del lugar donde se encuentre. El macho puede medir alrededor de cuatro o cinco centímetros; la hembra puede llegar a los seis o siete centímetros. Su peso es de alrededor de 100 gramos.

El color de este impresionante insecto también puede variar. Suelen ser verdes, amarillas y rojas, con rayas blancas en las patas y manchas blancas en el abdomen. Pero también hay algunas que son marrón y negro, y que se confunden fácilmente con su entorno. Tiene seis ojos y sus patas son peludas, gruesas y muy resistentes.

La araña bananera teje una tela muy particular, diferente a la de las otras arañas. Se trata de una seda de color dorado, muy atractiva para los pequeños insectos de los que se alimenta: principalmente mariposas, polillas, moscas y saltamontes.

En algunas ocasiones la araña bananera puede ser carnívora y consumir lagartos pequeños o ratones. Para cazarlos los muerde y los neutraliza con su veneno.

Araña errante brasileña: características

Cómo se reproduce la araña bananera

Una vez que la hembra ha terminado su primera muda de piel, se inicia el proceso de apareamiento. El macho empieza entonces sus rituales para cortejarla. Debe hacer grandes esfuerzos para mantenerla feliz y complacerla. Si no lo hace, o si la hembra se disgusta, lo matará y se lo comerá.

Una vez que la hembra lo acepta, el macho suelta su esperma y ella lo coloca en su cuerpo. La hembra morirá 27 días más tarde tras producir una gran cantidad de huevos, cerca de 1 000.

Sin embargo, al morir la madre, las crías quedarán solas y deberán sobrevivir por sus propios medios, de forma instintiva. Es por esta razón que la tasa de supervivencia de este animal es bastante baja.

Una araña muy venenosa

La araña bananera pasa la mayor parte del día escondida debajo de los troncos de los árboles o en rincones oscuros y, una vez que llega la noche, sale de su refugio para cazar. Cuando está lista para morder e inyectar su veneno a una víctima adopta una posición muy particular e intimidante levantando sus patas delanteras.

El veneno de la araña bananera es una mezcla de toxinas, proteínas y péptidos. Los primeros síntomas tras la picadura de este animal a un ser humano son ardor, hinchazón y sudoración. Después de aproximadamente media hora la presión sanguínea suele caer, lo que provoca mareos e hipotermia.

En los hombres la picadura de esta araña puede provocar una erección prolongada y dolorosa. Aunque existen casos letales aislados, la mayoría de las mordidas de esta araña no son mortales, pero sí requieren cuidado. Los accidentes ocurren en las plantaciones bananeras, cuando los campesinos van a realizar la cosecha.

Araña bananera: hábitat

¿Dónde vive la araña bananera?

La araña bananera se encuentra en climas cálidos de todo el mundo. Habita principalmente en Sudamérica: Brasil, Colombia, Perú, Argentina y Paraguay. También se la encuentra en Costa Rica y en algunas zonas de Estados Unidos. En Australia y Madagascar también se han reportado poblaciones importantes.

La razón por la que este animal se ha podido encontrar en otras latitudes es que viaja de polizón en las embarcaciones que se trasladan por el mundo.Esta araña es conocida también como la araña errante. Esto se debe a que nunca se queda quieta en un lugar por mucho tiempo.

Se trata de una araña nómada, que se desplaza con una gran velocidad de un lugar a otro, siempre con la intención de cazar su alimento. Suele encontrarse sus telarañas con facilidad entre plantas y flores.