Los 12 animales más peligrosos de Asia

2 agosto, 2021
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Sara González Juárez
Los animales más peligrosos de Asia son muchos y mortíferos. Aquí tienes algunos ejemplos representativos de las armas presentes en el mundo animal.

Adentrarse en territorios desconocidos es tan emocionante como arriesgado. Si algún día decides visitar esta región, debes tener cuidado con los animales más peligrosos de Asia, cuyas armas de defensa y caza son tan eficientes como terroríficas.

En este artículo, te presentamos a los animales que no querrías encontrarte en una expedición dentro de los hábitats más profundos en junglas y bosques asiáticos. No pierdas ojo, pues aunque son seres vivos mortíferos, no por ello dejan de ser interesantes.

Los 12 animales más peligrosos de Asia

Asia es el continente más grande y poblado de la Tierra, con cerca de 45 millones de kilómetros cuadrados de extensión. Este lugar no solo es importante para la sociedad humana, pues en él se encuentran 17 de los 36 núcleos de biodiversidad global. Con estos datos en mente, te presentamos algunos animales asiáticos que destacan por su letalidad.

1. Dragón de Komodo (Varanus komodoensis)

El dragón de Komodo es el lagarto más grande del mundo. Puede alcanzar los 3 metros de largo y hasta 160 kilogramos de peso. También es un reptil muy rápido, pues llega una velocidad de carrera de hasta 25 kilómetros por hora.

La boca de un dragón de Komodo segrega un veneno hemotóxico que produce gangrena y hemorragia continuas. Unido a las bacterias que alberga (ya que puede comer carne en descomposición), esto provoca en su víctima una debilitación progresiva por infección y desangramiento. Por eso, el dragón solo tiene que darle un rápido mordisco a su presa y luego seguirla hasta el lugar de su muerte.

Uno de los animales más peligrosos de Asia.

2. Las rayas torpedo

Las rayas eléctricas de la familia Torpenidae tienen una habilidad única: pueden generar descargas eléctricas de hasta 200 voltios de potencial. Aunque son peces cartilaginosos apacibles, su electricidad les sirve tanto para defenderse como para cazar, por lo que molestarlas puede terminar en un desagradable accidente.

3. Escorpión arábigo de cola gorda (Androctonus crassicauda)

Este escorpión es uno de los animales más peligrosos de Asia, pues su veneno neurotóxico daña el sistema nervioso, paralizando progresivamente el cuerpo hasta causar un fallo respiratorio que desemboca en una muerte temprana. No obstante, no temas: es fácil encontrar el antídoto para su picadura.

Este escorpión inocula el veneno con un poderoso aguijón, más gordo y grande que el de la mayoría.

Un androctonus.

4. Rinoceronte indio (Rhinoceros unicornis)

El gran tamaño de este mamífero lo convierte en el quinto animal terrestre más grande del mundo. Su carácter es bastante temperamental, pues ante la más mínima amenaza, el rinoceronte indio sabe que es imparable en una carga y la utiliza para defenderse.

La creencia de que su cuerno tiene propiedades medicinales y su carácter irritable han colocado al rinoceronte indio en el punto de mira de muchos humanos, llevándolo hasta un claro estado de vulnerabilidad.

Uno de los animales más peligrosos de Asia.

5. Tiburón toro (Carcharhinus leucas)

A pesar de que no se trata de un animal agresivo, la presencia de este pez cartilaginoso en aguas bajas de las costas ha causado varios accidentes con bañistas y pescadores. Normalmente, los mordiscos que da no son más que una forma de inspeccionar nuevos objetos, pero son fácilmente malinterpretables como agresiones gratuitas. 

Uno de los animales más peligrosos de Asia.

6. El elefante asiático (Elephas maximus)

Aunque los elefantes son seres sensibles y profundos, su gran tamaño y su fuerza pueden causar accidentes con el humano. Especialmente en explotaciones como medio de transporte o animal de carga, el cambio de comportamiento en el periodo de must (aumento de testosterona en los machos) y la protección de las crías suelen dar lugar a agresiones.

Un elefante asiático.

7. Cocodrilo persa (Crocodylus palutris)

Asia es el hogar de muchos tipos de cocodrilos, como el gavial o el cocodrilo de agua salada. La mordida de estos reptiles es potente (ejercen una presión de unos 1700 kilogramos con sus huesos mandibulares) e increíblemente rápida, por lo que hay que andarse con ojo cerca de las orillas de los ríos donde acechan los cocodrilos persas.

8. Avispón gigante asiático (Vespa mandarinia)

El veneno de este insecto himenóptero puede ser mortal si se producen varias picaduras a la vez en el mismo ser humano (en Nagano, Japón, ha llegado a ser un verdadero problema). Los avispones gigantes asiáticos portan aguijones que inoculan un cóctel de sustancias citotóxicas y neurotóxicas. Estas provocan daño tisular y un gran dolor.

Un avispón gigante asiático.

9. King cobra (Ophiophagus hannah)

Dotada de un potente veneno neurotóxico y un temperamento agresivo, esta serpiente es una de las llamadas Cuatro Grandes. Al ser una serpiente ofiófaga (es decir, que se alimenta de otras serpientes), necesita poder matar a sus presas antes de que le hagan daño: de ahí la letalidad de su veneno y su carácter peligroso. Las toxinas inoculadas con una sola mordida pueden matar a 20 personas.

Una cobra real erguida.

10. Perezoso (Melursus ursinus)

¿Te sorprende ver al perezoso entre los animales más peligrosos de Asia? A pesar de permanecer la mayor parte del día dormido, cuando huye este mamífero puede llegar a alcanzar los 40 kilómetros por hora, por lo que no es nada lento.

Su fama de dócil y poco inteligente ha causado más de una muerte. Si se les molesta, estos animales se defienden con ganas. Para espantar a sus depredadores, tienen unas poderosas garras en forma de hoz que atraviesan la carne fácilmente.

Uno de los animales más peligrosos de Asia.

11. Tigre de Bengala (Panthera tigris tigris)

El tigre de Bengala es el depredador más alto de la cadena alimentaria y, por tanto, uno de los animales más peligrosos de Asia. Puede llegar a medir hasta 3,2 metros de largo y pesar más de 230 kilos. Esto último, unido a sus armas naturales (garras y colmillos), obvia que es imposible escapar de él si quiere cazarte.

El humano, sin embargo, no está en su dieta, aunque durante mucho tiempo se dijo que sí como excusa para matar de forma descontrolada a estos majestuosos felinos.

Un tigre de bengala en la nieve.

12. León asiático (Panthera leo persica)

El león asiático es más pequeño que el africano y su melena es más corta. Al igual que el tigre, es un cazador oportunista dotado de verdaderas armas mortíferas para asegurarse las presas. Es mejor no molestarlo, mucho menos si se trata de una hembra con sus crías.

Un león asiático en estado crítico.

Los animales más peligrosos de Asia parecen estar esperando entre los arbustos para causar una desgracia al ser humano. Sin embargo, no hay que olvidar que la vida silvestre es dura: estos seres vivos tienen que poder cazar y defenderse. Puesto que muchos humanos ya no tenemos la necesidad de compartir hábitat con ellos, la mejor forma de evitar desgracias es dejarles vivir en paz.

  • Varanus komodoensis (Komodo Dragon). (s. f.). Animal Diversity Web. Recuperado 28 de julio de 2021, de https://animaldiversity.org/accounts/Varanus_komodoensis/
  • Ellis, S. & Talukdar, B. 2019. Rhinoceros unicornisThe IUCN Red List of Threatened Species 2019: e.T19496A18494149. https://dx.doi.org/10.2305/IUCN.UK.2019-3.RLTS.T19496A18494149.en. Downloaded on 27 July 2021.