6 animales que se alimentan de hormigas que no conocías

25 Enero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Silvia Conde
Estos son algunos de los animales que se alimentan de hormigas y termitas de forma habitual. Esta estrategia está muy poco extendida en la naturaleza, pues las hormigas son tóxicas.

Existen muchos animales insectívoros en nuestro planeta y dentro de este grupo algunos son más selectivos que otros con su dieta. En este caso, vamos a presentarse algunos animales que se alimentan de hormigas, o llamados de otra manera, seres vivos mirmecófagos.

No solo el oso hormiguero es conocido por comer hormigas. Otros muchos más animales, desde insectos a otros mamíferos— como el fascinante numbat— pueden alimentarse de estos invertebrados. ¿Cuántos de ellos puedes citar?

¿Qué es la mirmecofagia?

Mirmecofagia significa comer hormigas, aunque este término también está extendido a los animales comedores de termitas. En esta categoría entran muchos seres vivos distintos, unos con dietas más generalistas, otros más específicas, pero podemos encontrar insectos, aves, reptiles, anfibios y, por supuesto, mamíferos.

Todos estos animales presentan distintas adaptaciones —apéndices especializados, estrategias de caza e inmunidad a toxinas, entre otros— que les permiten adquirir y digerir hormigas fácilmente.

Insectos y arañas que se alimentan de hormigas

A continuación, te presentamos algunas especies que basan su alimentación en el consumo de hormigas. No te las pierdas.

Hormigas

Si clasificamos a las hormigas por sus preferencias alimentarias encontramos: omnívoras, micófagas o cultivadoras de hongos, granívoras y depredadoras. Muchas hormigas son depredadoras, incluso se utilizan algunas especies como controladoras de plagas de otros insectos, entre ellos, las termitas.

Existen hormigas que se alimentan de hormigas.

Arañas

Algunas especies de arañas están muy especializadas en la caza de hormigas. Entre las arañas saltarinas que llevan a cabo esta estrategia vital podemos encontrar especies como Anasaitis canosa, que desarrolla una técnica muy especial para cazar hormigas.

Cuando localiza una presa, este arácnido alinea su cuerpo entero de forma que mira directamente a la hormiga. A continuación, se mueve realizando un arco hasta que la hormiga queda frente a ella.

Una vez alineada, la araña salta y pica a la hormiga en el dorso de la cabeza o tórax. Aunque este tipo de arácnidos se alimentan también de otros insectos, comer hormigas supone varias ventajas: son numerosas y hay poca competencia de otros depredadores.

Otras especies presentan un aspecto muy parecido a una hormiga, lo que les ayuda a pasar desapercibidas ante otros depredadores y presas.

Un saltícido con las patas en alto.

Aves que comen hormigas

​Las hormigas forman parte de la dieta de muchas aves paseriformes. Para algunas especies, es un alimento más que suelen incluir en su alimentación. Por otro lado, otras siguen una dieta estricta de hormigas e incluso existen grupos de aves que se ayudan de la presencia de las hormigas para devorar los insectos que huyen de ellas.

Algunos de estos ejemplos los encontramos en los pájaros hormigueros, los túrdidos, papamoscas, cardenales, los cucos, críalos, algunas aves trepadoras y otros muchos ejemplos más.

Lo que no vas a creer es que también hay aves que utilizan las hormigas para extraer el ácido fórmico que contienen. Tras ello, lo restriegan por sus plumas y actúa como un insecticida, fungicida, bactericida y garrapaticida natural.

Los papamoscas se alimentan de hormigas.

Reptiles y anfibios comedores de hormigas

La dieta de muchos anfibios y reptiles incluyen hormigas, entre ellos encontramos lagartos, lagartijas, ranas, sapos y otros muchos herpetos. Estos insectos son fáciles de cazar, algo muy positivo para algunas ranas y sapos, vertebrados lentos y torpes.

Los lagartos cornudos son unos de los grandes comedores de hormigas. En estado salvaje se encuentran en las cercanías de los hormigueros donde capturan las hormigas que pasan cerca. Suelen cubrirse de arena, dejando expuesta únicamente su cabeza, lo que le permite esconderse de posibles depredadores y esperar a sus presas.

Usualmente estos reptiles se encuentran en las vecindades de hormigueros, en donde esperan por las hormigas que pasan cerca.

Un lagarto cornudo.

Mamíferos mirmecófagos

Entre los mamíferos, las especies mirmecófagas han desarrollado una serie de adaptaciones especializadas en la captura de hormigas y termitas. Entre ellas, encontramos las siguientes:

  • Hocico muy alargado.
  • Lengua cilíndrica, delgada y pegajosa, que presenta grandes glándulas salivales.
  • No tienen dientes, pues su dieta es a base de presas blandas.
  • Garras fuertes, con las que excavan en los hormigueros y termiteros.

El numbat

El numbat es uno de los mamíferos que se alimentan de hormigas. Se trata de una especie de marsupial de la familia Myrmecobiidae, que solo se encuentra en algunas zonas del continente australiano. Además, se considera un animal amenazado según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN).

Este mamífero se alimenta casi exclusivamente de termitas, que caza a través de los troncos o túneles subterráneos que irrumpe con su larga y pegajosa lengua. Este tipo de dieta exige un alto grado de especialización.

El numbat es uno de los animales que se alimentan de hormigas.

El oso hormiguero

El oso hormiguero vive en América central y Sudamérica y solo existen dos familias dentro de su taxón. Ambas tienen una larga lengua que puede alcanzar los 60 centímetros, con la que se alimentan en los hormigueros y termiteros. A pesar de su nombre, no tienen ninguna relación con los osos.

Este mamífero es capaz de engullir unas 35 000 hormigas cada día, gracias a los rápidos movimientos de su lengua especializada. Los osos sacan y meten la lengua en un único hormiguero hasta 160 veces por minuto para contraatacar con las dolorosas picaduras de las hormigas.

Un oso hormiguero caminando.

Como habrás podido observar, existen muchísimos animales que se alimentan de hormigas, si bien muy pocos se han especializado exclusivamente en su consumo. En la naturaleza, el aprovechamiento de recursos reina por encima de todo lo demás.

  • Ali, Salim (1936) Do birds employ ants to rid themselves of ectoparasites? Journ. Bombay Nat. Hist. Soc., 38(3):628-631.
  • Reiss, K. Z. (2001). Using phylogenies to study convergence: the case of the ant-eating mammals. American Zoologist, 41(3), 507-525.