Alimentación de la comadreja

La alimentación de la comadreja es estrictamente carnívora. Se trata de un animal muy importante en la cadena trófica de su hábitat y aquí puedes aprender más sobre este aspecto de su biología. No te lo pierdas.
Alimentación de la comadreja
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 26 noviembre, 2021

Este pequeño pero feroz mustélido se distrubuye por el Hemisferio Norte, en especial por el sur de España, el norte de África, Estados Unidos y Canadá. Que no te engañe su adorable aspecto: la alimentación de la comadreja conlleva unas técnicas de caza infalibles y una agresividad muy marcada.

En este artículo encontrarás información especializada precisamente sobre los hábitos alimenticios de la comadreja. No te pierdas ni un detalle, pues conocer cada aspecto de este pequeño mustélido vale la pena.

Características de la comadreja

La comadreja (Mustela nivalis) es el representante más pequeño de la familia de los mustélidos. Su cuerpo, como el de todos sus parientes, es largo, tubular y flexible. La cabeza es aplanada, de hocico corto, con orejas redondeadas y planas y un cuello largo y esbelto.

Su pelaje es marrón, pero las poblaciones que habitan más al norte cambian su pelo en invierno por uno blanco níveo. Así se mimetizan mejor con el paisaje nevado. 

Existen unas 10 subespecies de comadreja reconocidas. No obstante, son indistinguibles a nivel físico y solo se diferencian por su ubicación geográfica. Debido a que los límites de los territorios no están bien definidos, la comunidad científica aún no se pone de acuerdo con la división de las subespecies dentro de este taxón.

¿Qué comen las comadrejas?

Las comadrejas ocupan madrigueras abandonadas para refugiarse y mantienen una área de territorio alrededor de ellas. En este espacio cazan y se reproducen cuando llega la época de cría. Prefieren zonas con gran densidad de arbustos y hierbas altas para poder ocultarse de sus depredadores y acechar a sus presas.

El aparato digestivo de la comadreja

Antes de entrar de lleno en la alimentación de comadreja propiamente dicha, es útil conocer las características de su aparato digestivo. La digestión comienza en la boca: este mustélido cuenta con 34 dientes que siguen la fórmula dentaria de 3/3 incisivos, 1/1 caninos, 3/3 premolares y 1/2 molares.

El resto de su aparato digestivo se caracteriza por la gran longitud de su intestino delgado, órgano en el que se absorben las grasas y las proteínas. El colon, no obstante, es mucho más corto en comparación y carece de ciego, de forma que estos mamíferos no pueden extraer casi ninguna energía de la materia vegetal.

Puesto que este mamífero traga trozos grandes de comida sin masticar, la digestión en el estómago es larga, pues necesita grandes cantidades de ácidos gástricos para descomponerse. Después, el bolo alimenticio avanza por el resto del aparato digestivo hasta excretarse en forma de heces.

Alimentación de la comadreja

Como habrás podido deducir de los párrafos anteriores, la comadreja es un animal carnívoro. La base de su alimentación son los pequeños roedores, de los que se nutre de manera exclusiva si hay abundancia suficiente en el ecosistema.

La comadreja tiene un metabolismo muy rápido, por lo que es capaz de consumir el 50 % de su peso corporal en carne todos los días.

En el caso de que los pequeños roedores escaseen, la comadreja es capaz de alimentarse de todo pequeño animal que tenga a su alcance. En un estudio realizado en el Parque Natural das Serras de Aire e Candeeiros (Portugal) se registraron las presas habituales que conforman la alimentación de la comadreja, dando lugar a datos bastante ilustrativos. Te mostramos algunos de ellos:

  • Pequeños roedores (60,6 %): ratones y ratas.
  • Conejos (14,2 %).
  • Musarañas y topos (3,9 %).
  • Pequeñas aves (7,1 %): gorriones, palomas, petirrojos, codornices y otras especies de tamaño similar.
  • Reptiles (5,5 %): lagartijas, lagartos e incluso pequeñas serpientes.
  • Anfibios (4,7 %): sapos, ranas, salamandras y renacuajos.
  • Frutos y semillas (4,4 %).
  • Carroña: de forma muy ocasional y solo cuando no hay alimento vivo disponible.

Una comadreja adulta mide alrededor de 30 centímetros de la cabeza a la cola (las hembras unos 20). Muchas de sus presas son más grandes que ella, pero su tamaño no supone un problema para cazarlas. Si quieres saber cómo lo hace, echa un vistazo al siguiente apartado.

Técnicas de caza de la comadreja

La alimentación de la comadreja depende exclusivamente de la eficacia de su caza, por lo que ha desarrollado un enorme desempeño a la hora de depredar. Es un animal escurridizo que avanza dando saltos entre la maleza, aunque también es buen escalador y nadador.

Muchas veces, la comadreja atrapa a sus presas dentro de su propia madriguera, ya que es capaz de introducirse por aberturas de hasta 2,5 centímetros de diámetro.

Su vista y su olfato están muy desarrollados, lo que les permite a estos animales detectar a las presas con facilidad. Se aproximan con gran sigilo hacia ellas hasta que las pueden emboscar. Su técnica consiste en atrapar a la víctima por la nuca con un rápido mordisco, partiendo la columna vertebral y dándole muerte al instante.

En ocasiones se ve a las comadrejas ejecutar una serie de movimientos erráticos delante de sus presas, lo que se conoce como “el baile de la guerra”. No se sabe la función exacta de este comportamiento, pero se piensa que sirve para confundir a las víctimas antes de cazarlas.

La comadreja pertenece a la fauna autóctona de varios países, por lo que su tenencia en cautividad está prohibida en muchos de ellos, como España. En la actualidad, Mustela nivalis se encuentra en un estado de conservación de preocupación menor (LC).

Su importancia como controladora de poblaciones de pequeños animales y como presa para depredadores más grandes hace necesaria la preservación de esta especie, así como la de su hábitat. No se puede prescindir de la comadreja si se quieren mantener los ecosistemas boscosos europeos en buen estado.

Te podría interesar...
10 reptiles que no debes tener (si eres principiante)
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
10 reptiles que no debes tener (si eres principiante)

Los reptiles necesitan ambientes muy específicos, por lo que no todos son fáciles de cuidar. Conoce aquí algunos que deberías evitar.



  • Fragoso, S., Santos-Reis, M. (2000). Utilização dos recursos troficos pela doninha no Parque Natural das Serras de Aire e Candeeiros. Revista de Biologia, 18 (1-4): 23-32.
  • Palazón, S., & Salvador Milla, A. (2017). Comadreja–Mustela nivalis (Linnaeus, 1761).
  • Mustela nivalis (least weasel). (s. f.). Animal Diversity Web. Recuperado 24 de noviembre de 2021, de https://animaldiversity.org/accounts/Mustela_nivalis/
  • Ibérica, F. (2011, 27 agosto). Comadreja (Mustela nivalis). Fauna Ibérica. Recuperado 24 de noviembre de 2021, de https://www.faunaiberica.org/comadreja
  • McDonald, R.A., Abramov, A.V., Stubbe, M., Herrero, J., Maran, T., Tikhonov, A., Cavallini, P., Kranz, A., Giannatos, G., Kry�tufek, B. & Reid, F. 2019. Mustela nivalis (amended version of 2016 assessment). The IUCN Red List of Threatened Species 2019: e.T70207409A147993366. https://dx.doi.org/10.2305/IUCN.UK.2016-1.RLTS.T70207409A147993366.en. Downloaded on 24 November 2021.