8 canciones sobre perros que no conocías

Francisco María García 5 julio, 2018
Los canes, dado su comportamiento y carácter, forman parte de las creaciones musicales de reconocidos artistas

Con su sencilla e incondicional forma de ser y de amar, los perros nos inspiran diariamente. Por ello, los mejores amigos del hombre no podrían estar ausentes en las creaciones artísticas. Muchos cantantes y cantautores dedicaron composiciones especiales a los canes que marcaron su vida.

Las mejores canciones sobre perros que no conocías

Martha My Dear – The Beatles/Paul McCartney

Martha My Dear es un tema que se integra en el histórico disco de Los Beatles, llamado White Album, lanzado en 1968. Los aficionados a la música recuerdan que la canción es una composición integral de Paul MacCartney; pero pocos saben que está compuesta en homenaje a su perra Martha, de raza bobtail.

Hay quien interpreta este tema como una canción de amor a una mujer. No obstante, la letra habla realmente del precioso vínculo del artista de Liverpool con su mejor amiga, Martha.

I Love my Dog – Cat Stevens

Cat Stevens es más conocido por las nuevas generaciones como Yusuf Islam. El artista británico ha compuesto un gran abanico de canciones propias, con mensajes muy particulares. Pero en I love my dog, Cat declara de forma simple y directa el amor por el mejor amigo que ha tenido en su infancia.

Esta canción se encuentra en el primer single lanzado por Cat, en 1966, con melodía inspirada en una canción de Yusef Lateef.  Hasta el día de hoy, es una de las canciones sobre perros más tiernas y reconocidas de la historia de la música.

Canal de música para perros

Seamus – Pink Floyd/ David Gilmour

Seamus era la adorada mascota de Steve Marriot, que era un gran amigo de David Gilmour. Al parecer, el artista quedó tan encantado con el perro que le compuso una canción especial, llamada Seamus. Pero la historia no termina ahí, pues Gilmour también ha incluido los gruñidos del mismísimo Seamus en su composición.

El resultado quedó inmortalizado en Meddle, el histórico álbum de Pink Floyd lanzado por 1971. Se trata de un blues muy original con la inédita participación del precioso collie de nombre Seamus. Desafortunadamente, la canción ha recibido durísimas críticas de la industria musical.

Bron Yr-Aur stomp – Led Zeppelin/Robert Plant

En el histórico álbum Led Zeppelin III, lanzado en 1970, Robert Plant interpreta y dedica esta canción a su perro Strider. En su letra, el artista británico relata algunos hermosos momentos compartidos con su compañero. Y afirma que esta relación es una amistad pura que nadie podría reemplazar.

Otra curiosidad es que el nombre Strider es una referencia a Aragorn, uno de los principales personajes de la saga El señor de los anillos. Un pequeño detalle que nos muestra que Plant posiblemente es un fanático de la creación de Tolkien.

Laika – Mecano/Nacho Cano

La inolvidable historia de la perra Laika, el primer ser vivo enviado al espacio, es homenajeada en esta canción de Mecano. Nacho Cano la compone en la década de los 80, con la perra como un ejemplo de valentía y, a la vez, de vulnerabilidad.

Laika, la perra que fue al espacio

Old King – Neil Young

Old King es una hermosa canción country/folk que Neil Young ha compuesto para su perro Elvis. Tras el fallecimiento de su mejor amigo, el artista le dedica esta hermosa letra recordando los mejores momentos compartidos.  Un dato interesante es que Young estaba tan ligado a Elvis que solía llevarlo a todas sus giras por el mundo.

Púter – Andrés Lewin

Quizás desconocido por muchos, Lewin es un brillante cantautor argentino que nos ha brindado bellísimas composiciones originales. En Púter, el artista nos habla de la compleja dualidad hombre/animal en una letra simple y muy delicada.

La canción está en el álbum póstumo de Andrés Lewis, llamado La tristeza de la Vía Láctea, lanzado en marzo de 2016. Desafortunadamente, el artista había fallecido dos meses antes de ver su obra recibir excelentes críticas.

Sometimes I don’t mind – The Suicide Machines

En su tercer álbum de estudio, lanzado en el 2000, The Suicide Machine nos presenta esta canción dedicada a un perro boston terrier. Su letra relata algunas de sus peripecias, las cuales seguramente todos nosotros vivimos con nuestras mascotas cada día. Pero, como dice la propia canción, simplemente no podemos enfadarnos con semejante ternura.

Además, el perrito boston terrier también ha participado de la grabación de esta canción. Al final de la versión original, escuchamos al can expresarse en pleno ritmo de punk pop.

Te puede gustar